-   En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, a los treinta días del mes de noviembre de 2020, a la hora 13 y 44:

 

Sr. Presidente (Massa).- Con la presencia de 129 señores diputados y señoras diputadas de manera presencial y remota, queda abierta la sesión especial conforme el requerimiento efectuado por los señores diputados y las señoras diputadas en número reglamentario.

          Tiene la palabra el señor diputado Casaretto, por Entre Ríos.

 

                                                                                                                 - 1 -            

moción de orden

Sr. Casaretto.- Señor presidente: solicito que el cuerpo pase a un cuarto intermedio de 15 minutos en las bancas.

 

Sr. Presidente (Massa).- Se va a votar la moción de orden formulada por el señor diputado Casaretto.

-   - Resulta afirmativa.

Sr. Presidente (Massa).- Invito a la Honorable Cámara a pasar a un breve cuarto intermedio de quince minutos en las bancas.

-   Se pasa a cuarto intermedio a la hora 13 y 45.

 

-   A la hora 14 y 1:

 

Sr. Presidente (Massa).- Continúa la sesión.

 

                                                                                                             - 2 -    

izamiento de la bandera nacional

Sr. Presidente (Massa).- Invito al señor diputado por el distrito electoral de Buenos Aires, don Nicolás Rodríguez Saa a izar la bandera nacional en el mástil del recinto.

-   Puestos de pie los señores diputados y el público presente, el señor diputado don Nicolás Rodríguez Saa procede a izar la bandera nacional en el mástil del recinto. (Aplausos.)

 

                                                                                                             - 3 -    

himno nacional argentino

Sr. Presidente (Massa).- Invito a las señoras y a los señores legisladores y al público presente a entonar las estrofas del Himno Nacional Argentino, que será  interpretado por la orquesta estable de Radio Reconquista, conformada por jóvenes del barrio de Villa Hidalgo de José León Suárez, provincia de Buenos Aires, a propuesta de la señora diputada nacional Claudia Bernazza.

-   Puestos de pie, los señores diputados y el público presente entonan las estrofas del Himno Nacional Argentino. (Aplausos.)

                                                                                                             - 4 -    

convocatoria a sesión especial

Sr. Presidente (Massa).- Por Secretaría se dará lectura de la resolución dispuesta por esta Presidencia, convocando a la sesión especial.

 

Sr. Secretario (Cergnul).- Dice así:

          “Buenos Aires 27 de noviembre de 2020.

          “Visto la presentación efectuada por el diputado Máximo Carlos Kirchner y otras diputadas y diputados, por la que se solicita la realización de una sesión especial para el día 30 de noviembre de 2020 a las 13 y 30 horas a fin de considerar diversos expedientes.

          “Y considerando los artículos 14, 35 y 36 del Reglamento de la Honorable Cámara, el presidente de la Honorable Cámara de Diputados de la Nación

          “Resuelve:

          “Artículo 1°.- Citar a las diputadas y los diputados para el día 30 de noviembre de 2020 a las 13 y 30 horas a fin de considerar los siguientes expedientes.

1)                                      Orden del Día 297. De ley. Promoción del uso de cisternas de doble descarga en instalaciones sanitarias públicas y privadas (expediente 366-D.-2020)

2)                                      Orden del Día 334. De Ley. Convenio de transferencia progresiva a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires de facultades y funciones de seguridad en todas las materias no federales ejercidas en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, celebrado entre el Estado Nacional y el gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires el 5 de enero de 2016. Aprobación. (Expediente 89-S.- 2020)

3)                                      Orden del Día 285. De ley. Acceso y navegación gratuita por servicios de Internet a través de dispositivos móviles a las plataformas educativas estatales con fines pedagógicos del sistema educativo nacional en todos sus niveles y modalidades. Garantización. (Expedientes 2199-D.-2020, 2849-D.-2020, 3205-D.-2020, 3345-D.-2020, 4867-D.-2020 y 5275-D.-2020)

4)                                      Orden del Día 333. De Ley. Ley de financiamiento del Sistema Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación (expedientes 3416-D.-2020 y 3598-D.-2020.

          “El artículo segundo es de forma”.

 

                                                                                                                 - 5 -            

MOCIÓN DE ORDEN

Sr. Presidente (Massa).- Tiene la palabra la señora diputada Moreau, por Buenos Aires.

 

Sra. Moreau.- Señor presidente: solicito que se altere el orden de tratamiento y en lugar del que figura en primer término, luego de los homenajes, las cuestiones de privilegio y las mociones de apartamiento del reglamento, que serán muchísimos, se considere el expediente contenido en el Orden del Día 334, en función de que es el tema que insumirá más tiempo de debate.

          Esta posibilidad está contemplada en el artículo 127, inciso 7 del reglamento. Además, su artículo 129 también dispone que puede hacerse por simple mayoría.

 

Sr. Presidente (Massa).- Señora diputada Moreau: ¿solicita que la moción sea votada en forma nominal o por signos?

 

Sra. Moreau.- Solicito que la votación se realice en forma nominal, señor presidente.

 

Sr. Presidente (Massa).- Tiene la palabra la señora diputada Lospennato, por Buenos Aires.  

 

Sra. Lospennato.- Señor presidente: no entiendo qué es lo que está pidiendo la señora diputada Moreau. Hizo referencia al artículo 127, inciso 7, que refiere a que se aplace la consideración de un asunto pendiente por tiempo determinado. No hay aquí ningún asunto pendiente. Lo que hay es un orden del día de una sesión especial, que no puede ser alterado salvo que nos apartemos de las prescripciones del reglamento, para lo cual se necesitan las tres cuartas partes de los votos que se emitan.

          No tenemos ningún problema en que se someta a votación esa moción, pero entendemos que el inciso 7 del artículo 127 no es aplicable en este caso.

 

Sr. Presidente (Massa).- Tiene la palabra la señora diputada Moreau, por Buenos Aires.

 

Sra. Moreau.- Señor presidente: el reglamento es claro al establecer en el artículo 127 que es moción de orden toda proposición que tenga alguno de los siguientes objetos, y en el punto 7 consigna: “Que se aplace la consideración de un asunto pendiente por tiempo determinado”.

          Nos parece que lo que estamos proponiendo se puede hacer, pero evidentemente no tienen ánimo de colaborar con el comienzo de la sesión.

 

Sr. Presidente (Massa).- Señora diputada Moreau: ¿usted está pidiendo que se aplace el primer punto del temario?

- Se interrumpe el audio.

 

Sr. Presidente (Massa).- Tiene la palabra la señora diputada Lospennato.

 

Sra. Lospennato.- Señor presidente: el artículo 170 del reglamento establece que “Los asuntos se discutirán en el orden en que figuren impresos en el orden del día”, que en este caso sería el plan de labor confeccionado en la reunión de la Comisión de Labor Parlamentaria, según el pedido del diputado Máximo Kirchner y otros firmantes. No se puede aplazar; no es un asunto pendiente. Eso solamente se podría lograr si consiguen los tres cuartos necesarios para aprobar la moción de apartamiento del reglamento.

 

Sr. Presidente (Massa).- Tiene la palabra la señora diputada Moreau.

 

Sra. Moreau.- Señor presidente: entonces voy a pedir a la señora diputada preopinante que los dieciocho pedidos de apartamiento de las prescripciones del reglamento que tienen pensado plantear se voten por signos y no en forma nominal.

 

Sr. Presidente (Massa).- Tiene la palabra la señora diputada Lospennato.

 

Sra. Lospennato.- Señor presidente: pido disculpas por el hecho de que tenga que escuchar esta conversación dos veces, porque esto lo votamos en la Comisión de Labor Parlamentaria. En efecto, ya nos hicieron esa propuesta y dijimos que el reglamento habilita la votación en forma nominal cuando diez diputados lo solicitan, y en este caso los 115 diputados de Juntos por el Cambio solicitamos que cada uno de los apartamientos del reglamento se vote en forma nominal.

 

                                                                                                                 - 6 -            

MOCIÓN DE ORDEN Y DE TRATAMIENTO SOBRE TABLAS

Sr. Presidente (Massa).- Se informa que en la reunión de la Comisión de Labor Parlamentaria se acordó incluir, al final del temario, el tratamiento de los siguientes asuntos: el proyecto de ley de la señora diputada Sapag contenido en el expediente 37-D.-2020, por el que se declara el 30 de noviembre de cada año como Día Nacional de la Trashumancia –Orden del Día 286-; el proyecto de ley de la señora diputada Sapag contenido en el expediente 42-D.-2020, por el que se declara como patrimonio cultural inmaterial de la Nación Argentina la historia, presencia y práctica de las cantoras campesinas del norte de la provincia del Neuquén ‑Orden del Día 328-; el proyecto de declaración del señor diputado Di Giacomo y otros señores diputados contenido en el expediente 6.289-D.-2020, por el que se declara de interés de la Honorable Cámara la iniciativa de rendir homenaje al personal sanitario argentino, difundiendo en las redes sociales la imagen de un barbijo blanco y celeste, a realizarse el 3 de diciembre de 2020, en coincidencia con la celebración del Día del Médico, y el proyecto de ley de la señora diputada Ávila, contenido en el expediente 5.943-D.-2020, por el que se expresa la adhesión a la rememoración del primer izamiento de la bandera nacional argentina en las Islas Malvinas, conmemorado el 6 de noviembre de cada año.

          La Presidencia aclara que para la inclusión de estos asuntos corresponde que la Cámara se aparte de las prescripciones del reglamento.

          Informo que se votará por signos y que se requieren las tres cuartas partes de los votos que se emitan.

 

Sra. Lospennato.- Pido la palabra.

 

Sr. Presidente (Massa).- Tiene la palabra la señora diputada Lospennato.

 

Sra. Lospennato.- Señor presidente: la vez anterior nosotros prestamos acuerdo para que se trate el proyecto de ley de la señora diputada Ávila, pero usted está sometiendo a votación una gran cantidad de expedientes para los cuales no dimos nuestro acuerdo.

          Si quieren votar la propuesta respecto del expediente en cuestión, que se refiere al izamiento de la bandera argentina en las Islas Malvinas, y al que nosotros nos comprometimos a acompañar, tienen el consentimiento de nuestro interbloque para tratarlo.

 

Sr. Presidente (Massa).- Es el que acabo de leer, señora diputada.

 

Sra. Lospennato.- Pero también leyó otros expedientes, señor presidente.

 

Sr. Presidente (Massa).- Los otros expedientes son los que fueron planteados en la reunión de la Comisión de Labor Parlamentaria por la señora diputada Sapag y el señor diputado Di Giacomo, con los cuales ustedes acordaron.

 

Sra. Lospennato.- Esos tres expedientes sí, pero nosotros también planteamos un proyecto que cuenta con dictamen de comisión, cuyo autor es el señor diputado Riccardo y que se encontraba en las mismas condiciones. Si le parece, señor presidente, podemos preguntar si hay acuerdo en acompañar ese proyecto.

 

Sr. Presidente (Massa).- Tiene la palabra la señora diputada Moreau.

 

Sra. Moreau.- Señor presidente: en la reunión de la Comisión de Labor Parlamentaria entendimos que el acuerdo alcanzaba a los proyectos pedidos por los señores diputados Di Giacomo, Sapag, Riccardo y Ávila. Habíamos acordado tratar esos cuatro asuntos.

 

Sr. Presidente (Massa).- Tiene la palabra la señora diputada Austin, por Córdoba.

 

Sra. Austin.- Señor presidente: tal como lo señalamos en la reunión de la Comisión de Labor Parlamentaria, estamos pidiendo la incorporación de un proyecto que ya cuenta con Orden del Día, con el número 48. Se trata de una iniciativa del diputado Riccardo sobre otorgamiento de un reconocimiento público por parte de la Cámara, “Doctor Bernardo Alberto Houssay”, al doctor Juan Martín Maldacena. De modo que cuenta con dictamen de las comisiones respectivas.

 

Sr. Presidente (Massa).- Desde la Secretaría Parlamentaria me informan que finalmente lo pasaron al listado de apartamientos del reglamento. Por eso, no se incorporó al temario.

          De todos modos, si la señora diputada formula la propuesta concreta, se incorporaría al listado y se votaría en forma conjunta la inclusión de los dos proyectos de la señora diputada Sapag, el del diputado Di Giacomo, el de la diputada Ávila y el del diputado Riccardo.

 

Sra. Austin.- Correcto, señor presidente.

          En consecuencia, solicito la incorporación en el temario del proyecto de resolución del señor diputado Riccardo, contenido en el expediente 7-D-2020, por el que se otorga el reconocimiento público de la Honorable Cámara de Diputados de la Nación a la excelencia científica “Doctor Bernardo Alfredo Houssay”, año 2020, al físico argentino doctor Juan Martín Maldacena, Orden del Día 48.

 

Sr. Presidente (Massa).- Con la incorporación solicitada por la señora diputada Austin, a efectos de incluir los cinco proyectos mencionados, corresponde que la Cámara se aparte de las prescripciones del reglamento.

          Se va a votar. Se requieren las tres cuartas partes de los votos que se emitan.

- Resulta afirmativa.

 

Sr. Presidente (Massa).- Queda aprobada la moción.

          La Presidencia recuerda que los cinco temas se incorporarían al final del temario de esta sesión.

          Se va a votar si se aprueba el tratamiento sobre tablas de los proyectos enunciados. Se requieren las dos terceras partes de los votos que se emitan.

-Resulta afirmativa.

 

Sr. Presidente (Massa).- Queda aprobada la moción y, en consecuencia, se incorpora la consideración de los asuntos enunciados al final del temario de la presente sesión.

 

                                                                                                                 - 7 -            

homenajeS

                                                                                                                   I  

A la memoria de Diego Armando Maradona

Sr. Presidente (Massa).- Para un homenaje tiene la palabra el señor diputado Gioja, por San Juan.

 

Sr. Gioja.- Señor presidente: en estos últimos días los argentinos hemos estado tristes y conmovidos porque nos dejó un gran deportista, un gran futbolista y un gran argentino, como fue Diego Armando Maradona.

          Así como se ha hecho en muchos lugares del país y en el resto del mundo, queríamos rendirle un merecidísimo homenaje, que tiene que ver con el hecho de que tal vez haya sido el personaje que mejor lució la camiseta celeste y blanca, y nos hizo sentir orgullosos de que así lo hiciera, porque con la camiseta celeste y blanca nos reivindicó a los argentinos jugando bien al fútbol. Este, que es el deporte popular más importante no solo en la Argentina, sino en el mundo, fue expresado por Diego con gran vehemencia, claridad y jerarquía.

          Creo que rendirle un homenaje en este recinto es más que justo y, diría, hasta necesario, porque nosotros representamos al pueblo y el pueblo está triste por la desaparición física de Maradona. Sabemos que se fue y también que ya no estará presente físicamente; pero, sí estará su espíritu. Sí permanecerán aquel gol de cabeza‑mano a los ingleses y la “apilada”, también en ese partido, que nos reivindicaron y significaron cuatro, cinco o diez barcos menos en la increíble guerra de Malvinas que le tocó soportar y llevar adelante a la Argentina. Creo que nos reivindicó a todos.

          Junto con una treintena de diputados propusimos que, como parte del homenaje a Diego, esta Cámara sancionase un proyecto de ley para declarar Día Nacional del Fútbol el 30 de octubre, fecha de nacimiento de Diego Armando Maradona. Como se recordará, el 30 de octubre pasado había cumplido 60 años. Lamentablemente, no hubo tiempo ni acuerdo y no fue posible. Quiera Dios que podamos hacerlo más adelante, ya que tengo entendido que se quiere hacer lo mismo a nivel mundial. Con el nacimiento de Diego Maradona en Villa Fiorito, provincia de Buenos Aires, nació también un orgullo, una jerarquización para los argentinos por tener un jugador como él.

          Tal vez, compañeros y compañeras se explayen más. Yo, simplemente, quiero transmitir esta propuesta y pedir a los diputados y a las diputadas que piensen en la posibilidad de que se sancione ese proyecto. De esa manera, en un homenaje sencillo y austero, pero bien sentido, de este cuerpo, la fecha en que Diego vino al mundo sería declarada Día Nacional del Fútbol.

          Diego Maradona: descansa en paz. Toda nuestra solidaridad a la familia del más grande jugador de la historia del fútbol no ya de la Argentina, sino del mundo. (Aplausos.)

 

Sr. Presidente (Massa).- Tiene la palabra el señor diputado Leito, por Tucumán.

 

Sr. Leito.- Señor presidente: acabamos de vivir uno de los momentos más tristes de la historia de los argentinos: la partida casi inesperada de Diego Maradona.

          Las reacciones por su muerte fueron una muestra de lo que significó para nuestro pueblo, para el resto del mundo, para el ambiente del fútbol y para el deporte en general.

          Maradona trascendió a todos. Tuvo una carrera deportiva extraordinaria; su fútbol y su carisma lo convirtieron en un ídolo para los argentinos y las argentinas. Fue reconocido unánimemente como el mejor jugador de la historia.

          Maradona posicionó a la Argentina en el mundo. Fue nuestro embajador deportivo y dio un apellido a nuestro país; eso durará por siempre. Cuando mencionamos “Argentina” en cualquier parte, siempre sigue la palabra “Maradona”. Sus gambetas y goles fueron, para muchos, la única alegría; particularmente, para los sectores más excluidos.

          Diego fue siempre consecuente con sus ideas. Él, que nació en la pobreza y triunfó en la vida, pudo haberse congraciado con los más poderosos; pero, eligió enfrentarlos porque prefirió ser amado por los suyos.

          Hijo de trabajadores, fue humilde; fue amor por su pueblo, alegría infinita y felicidad. Fue la encarnación de la conciencia de clase. Esa es la significancia de Maradona, lo que él representó en el fútbol y en la vida.

          Fue líder entre los líderes, un hombre que comprometió toda su vida con la causa del pueblo. Nunca se escondió; siempre defendió los intereses de los más necesitados, de los más humildes, y acudió en su ayuda.

          Diego abrazó la causa del movimiento nacional y popular porque comprendía, por su origen, que el peronismo es el único movimiento político que pudo transformar la vida de quienes más necesitan. El pueblo nunca olvida a quien no lo traiciona.

          Gracias, Diego, por tu fútbol y por tu vida. Hiciste inmensamente felices a millones de argentinos y, desde el mundo entero, absolutamente a todos. Supiste patear y acariciar la pelota como nadie jamás.

          En estos momentos difíciles, queremos acompañar a la familia por su irreparable pérdida.

          Te vamos a recordar y estarás en nuestros corazones por siempre. Gracias, compañero Diego.

 

Sr. Presidente (Massa).- Tiene la palabra el señor diputado Rodríguez Saa, por Buenos Aires.

 

Sr. Rodríguez Saa.- Señor presidente: este homenaje es el que nadie hubiera querido hacer nunca.

          Diego Armando Maradona merece, como mínimo, respeto porque lo está llorando no ya nuestro pueblo, sino el mundo. Merece respeto y lo mereció siempre. Él acostumbraba a decir que no quería ser ejemplo; pero, terminó siéndolo sin darse cuenta.

          Diego, un argentino nacido en Villa Fiorito, Lomas de Zamora, soñó como soñamos muchos y cambió el paradigma. ¿Qué nos enseñaron tantos años de historia y la dictadura que tuvimos de por medio? Que los sueños de los humildes no se podían cumplir o, como decían algunos, que las universidades no eran para los pobres. Pero con Diego, cuando vestía la “10” con su pecho inflado y sus puños, corríamos cuarenta millones de argentinos. Sobre todo, los más humildes, que sacaban esa fuerza cuando se levantaban a las 4 de la mañana para tomar el tren o el “bondi” para ir a laburar. Diego nos enseñó que los sueños se pueden cumplir.

          Diego Armando Maradona trascendió nuestras fronteras. No debe dolernos que haya dejado de ser argentino, que haya pasado a pertenecer al mundo, porque, a su vez, el mundo pasó a tener un poco de nosotros, de nuestra bandera, de nuestro celeste y blanco. Pasó a tener un poco de la irreverencia de aquel hombre que no se arrodilló ante nadie, que vivió como quiso, que nos dio y a quien todos le debemos. Fue nuestro único acreedor, pero nunca nos cobró esa deuda.

          Haber vivido la experiencia histórica del velatorio de Diego Armando Maradona, al que asistieron un millón y medio de personas, haber visto sus rostros y el agradecimiento del pueblo argentino hacia él, como dirigentes nos deja una enseñanza: más allá del partido político del que vengamos, el pueblo no falla a quien le da y es leal con quien le da alegría. Sepamos que hay sectores de la sociedad, como los que Diego tocó, representó y empujó hacia adelante, que no se olvidarán si nosotros tomamos decisiones a favor de ellos, y seguramente nos lo agradecerán de por vida. Fue toda una experiencia.

          Quiero hablar de la coherencia de Diego Armando Maradona. Tuve el placer de conocerlo en vida y les aseguro que le gustaba comer osobuco y guiso, a veces dormir en San Miguel, en Barrio Obligado, con calles de tierra, levantarse e ir a comprar al mercadito y tomar unos mates con un canillita de un puesto de diarios. Hay fotos de eso, porque donde iba había una cámara. Diego es coherencia, es conciencia y orgullo de dónde salió. Quizás eso a muchos argentinos o argentinas les pesaba.

          Sus hijas han ido a un colegio en Belgrano porque él se lo ganó con sus piernas y tuvo una casa en Parque Chas. A muchos les molestó que accediera a los privilegios de algunos, pero él lo logró por sus dotes, y sus hijas fueron a ese colegio por sus dotes también. Sin embargo, algunos decían: ¿Qué hacen estas chicas acá, en un colegio de Belgrano, si el padre es villero? Hoy, el mundo lo reconoce; todos lo reconocemos.

          Por último, señor presidente, quiero acordarme del Diego humano, que para mí fue mucho mejor que el Diego futbolista. Los que lo conocimos y tuvimos la suerte de que su luz pasara por nuestras vidas sabemos de esa calidez humana y lo sensible que era. Quiero acordarme también de esa mamá que cuando hacía frío, allá en Fiorito, en esa casa con piso de tierra, donde no había para que todos comieran, le mentía, engañaba a Diego y le decía: “Yo ya comí Dieguito, repártanse la comida entre ustedes”.

          Señor presidente, quiero terminar mi homenaje a Diego Armando Maradona con una charla que lo describe en su máximo esplendor, en el momento más alto de su carrera, acordándose de esa mamá que pasaba hambre para que ellos pudieran comer.

-   El señor diputado Rodríguez Saa acerca al micrófono un audio, que resulta inaudible.  

 

Sr. Rodríguez Saa.- Muchas gracias, señor presidente. (Aplausos.)

 

Sr. Presidente (Massa).- Tiene la palabra la señora diputada Hernández, por Chubut.

 

Sra. Hernández.- Discúlpeme la emoción, señor presidente.

          No quería dejar pasar esta sesión sin rendir mi homenaje a Diego Armando Maradona, quien días atrás nos dejó físicamente. Digo “físicamente” porque creo que, en los argentinos y las argentinas, en los ciudadanos y las ciudadanas del mundo, va a dejar siempre su camino, su huella.

          No soy futbolera, no pertenezco a ningún club de fútbol, pero cada partido en que la selección argentina jugó en un mundial lo vi desde el principio al fin, grité sus goles y lloré sus derrotas. Eso fue por orgullo a la camiseta, por orgullo a la celeste y blanca. Ese fue el orgullo que me hizo sentir “el Diego”; me contagió el orgullo que él llevaba a cada lugar del mundo donde iba con la camiseta celeste y blanca, la de nuestro país, la de cada argentino y argentina. Ese pibe de Fiorito, que pasó hambre y frío, que llegó a lo más alto que puede llegar un futbolista, siempre lo hizo siendo él.

          Digo esto porque vi muchos homenajes en estos días hablando de cómo era como jugador, como argentino, como pibe, como Diego, como “Pelusa”, etcétera. Vi muchos homenajes, vi mucha gente llorando, vi un pueblo en la calle llorando “al Diego” y también ‑por suerte, minoritariamente‑ vi a un grupo de personas, que lo defenestraba, lo agredía y lo insultaba, justamente por ser quién era; porque él fue la rendija del sistema, él se enfrentó al poder, y nunca le perdonaron que llegara hasta dónde llegó, siendo un pibe de Fiorito, pobre, humilde. No le perdonaron que se abrazara con Fidel, con Evo, con Chávez, con Lula, ni que amara y respetara a Néstor y a Cristina. No le perdonaron que quisiera acompañar las luchas de las Madres de Plaza de Mayo. No se lo perdonaron, porque era ese pibe, el que tenía que hacer goles y que le hizo ganar mucha plata al poder. Ahí sí era el gran futbolista, pero en el resto, no. No le perdonaron que fuera tan peronista y luchara por los que menos tienen; que volviera al barrio, hiciera ollas populares, etcétera.

          Hay un grupo minúsculo de personas que se mete en vidas ajenas, en camas ajenas, en narices ajenas; un grupo de personas que también ensucia sus narices detrás de los muros de sus mansiones, pero nadie los ve, nadie los conoce y nadie sabe quiénes son.

          “El Diego” va a seguir siendo “el Diego”, el grande, el que todos queremos, el que sabemos cómo era, el que respetábamos, y respetamos, amábamos, y amamos, porque era un gran argentino, un gran futbolista, un grande, lo que muchos no pueden decir.

          Por eso, mi respeto desde acá; los que quedamos, los argentinos y las argentinas, los ciudadanos y las ciudadanas del mundo, le rendimos nuestro homenaje, porque creo que Diego, a pesar de que le pesa a muchos y a muchas, a pesar de que no le perdonan ser quién fue, dejó huellas. Eso es lo que muchos, seguramente, no van a hacer.

 

Sr. Presidente (Massa).- Tiene la palabra el señor diputado Medina, por Buenos Aires.

 

Sr. Medina.-  Señor presidente: en primer lugar, quiero saludar a la familia de Diego Armando Maradona, a sus hermanas, a sus hermanos, a sus hijas, y a sus hijos.

          “Pelusa”, como le gustaba que le dijeran ‑su mamá lo llamaba así‑, no nació en Fiorito sino en el Hospital Evita de Lanús. En Fiorito transcurrió su infancia, cuando su familia vino de Corrientes a buscar un mejor futuro a la provincia de Buenos Aires.

          Maradona fue el mejor jugador de fútbol de la historia, según mi parecer, y como bien dijo un diputado preopinante nunca buscó ser un ejemplo. Personalmente, como todo adolescente o niño, cuando lo veía tocar una pelota me emocionaba; yo era medio burro y nunca pude hacer ni un poquito de lo que él hacía. Pero cuando fui creciendo advertí que la Argentina no lo cuidaba, que los argentinos no lo cuidábamos. Maradona nunca pudo enfrentar sus demonios acá y tuvo que exiliarse a Cuba para enfrentarlos.

          A Maradona le exigimos más de lo que se debe a un jugador de fútbol, incluso hasta en sus últimos días. La sociedad le exigió que sin poder caminar saliera a festejar su cumpleaños número sesenta. Los argentinos teníamos miedo de que se enojara y por eso no le decíamos nada. Ayer escuché a Guillermo Cóppola decir una frase que Maradona odiaba: “Cuídate, Diego”. Qué lástima que no nos hayamos animado, como sociedad, a exigirle que se cuidara, y le hayamos exigido que nos diera más alegrías sin entender lo que le pasaba. En el fondo, repito, era un hombre de carne y hueso, que salió de Villa Fiorito y, como él dijo un millón de veces, le pegaron una patada en el traste y lo pusieron en la cima del mundo.

          Pasan los días y a muchos les sigue doliendo, pero a los que más les va a doler es a sus hijos, a sus hermanas. Y sin hacer interpretaciones de lo que ellos puedan desear, como gente de bien que son, creo que lo mejor que los dirigentes podemos hacer es incentivar a nuestra sociedad a que cuidemos a los futuros Maradona; que a aquellos que triunfan, no les exijamos más de lo que les tenemos que exigir, y no politicemos esas figuras públicas que son exitosas en el deporte.

          A Maradona no le pudimos brindar un homenaje como se merecía: haber tenido un velatorio que recorriera el mundo por el respeto que nos merece su figura deportiva; pero eso ya será historia.

          En este homenaje, deseo que podamos aprender y que cuidemos a los futuros Maradona ‑gracias a Dios, la Argentina puede tener grandes jugadores de fútbol, grandes deportistas‑; que no tengamos miedo de decir “cuidate” a aquellos que no puedan enfrentar a sus demonios, y que no tengan que irse del país a cuidarse a otro lado.

          Ojalá su familia pueda pasar este momento de la mejor manera. Ojalá que se deje de politizar la figura de Diego Armando Maradona. Ojalá que cada vez que lo nombremos, Diego siga arrancándonos una sonrisa, una alegría; que pueda descansar en paz y que pueda reencontrarse allá arriba con doña Tota y con don Diego, que en el fondo eran lo que más lo movieron toda la vida: sus grandes ejemplos. Que descanse en paz Diego Armando Maradona. (Aplausos.)

 

Sr. Presidente (Massa).- Tiene la palabra la señora diputada Ocaña, por Buenos Aires.

 

Sra. Ocaña.- Señor Presidente: creo que, para todos, este año 2020 será inolvidable por todo lo que hemos vivido, pero también será inolvidable para todos los argentinos por la pérdida de Maradona, al que todos creíamos, en cierta forma, inmortal. Ese Diego que nos llenaba con sus gambetas, con sus habilidades en las canchas de fútbol.

          Los argentinos nacemos futboleros pasionales, fervientes, y nadie tiene dudas de que Diego, por sus habilidades, nos dio a conocer como argentinos en el mundo. Todos quienes hemos tenido la suerte de viajar, cuando nos preguntaban de dónde éramos, decíamos de Argentina, y como sinónimo nos decían Maradona. Más allá de otros íconos argentinos como el tango o el dulce de leche, la Argentina era conocida por Maradona. Esto lo hemos podido comprobar también en los últimos días, con el recuerdo no solo de los futboleros sino con la conmoción que causó la noticia de su muerte.

          No quiero hablar de aspectos personales de Diego. No quiero entrar en las cuestiones de sus convicciones políticas ni de sus problemas con las adicciones. Como él decía, la pelota no se mancha, y creo que aquella es una parte del Diego de la que no quiero hablar.

          Este homenaje tiene que ver con el hito que significa Diego Armando Maradona en la vida de todos nosotros. Así como él, nací en 1960. Pertenezco a esa generación y tuve la suerte de verlo jugar al fútbol. La verdad es que no solamente a mí sino a millones de personas nos cambió la vida y nos dio mucha felicidad en ese mundial del 86. Allí él, que había salido de Villa Fiorito, de un barrio muy humilde, llegó a la cima de la popularidad mundial; se convirtió en Dios para todo el mundo. En definitiva, todos habíamos padecido una guerra inútil, donde se perdieron muchas vidas de argentinos, y ese día sentimos que pudimos ganarla en un gol. Como parte de esa generación, no voy a olvidar esa sensación, como tampoco olvidaré jamás las veces que vi jugar a Maradona.

          Como dije anteriormente, a Diego hoy lo llora todo el mundo, y aun en el final, Diego demostró algo que nos dio a los argentinos durante toda su vida: nos unió, en este caso, en el dolor, como antes nos había unido en la alegría.

          Que en paz descanse, Diego Armando Maradona. Un saludo muy grande a toda su familia y a todos sus amigos. (Aplausos.)

 

Sr. Presidente (Massa).- Tiene la palabra el señor diputado Yacobitti, por la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. 

 

Sr. Yacobitti.- Señor Presidente: para todos los de mi generación, era una idea fantástica saber que jugaba Maradona; era fantástico saber que existía alguien que, cuando las cosas eran difíciles, todos podíamos depositar en él la responsabilidad.

          Si miramos hacia atrás, quizás eso fue un error. Como argentinos, le tiramos encima demasiadas responsabilidades a Diego Armando Maradona, pero su condición de líder, su carisma y su genialidad nos hacía cometer ese error.

          Particularmente, nací y viví muchos años en Lomas de Zamora. Durante el mundial del 86, con un grupo de amigos, con los vecinos del barrio, fuimos hasta Villa Fiorito, donde Diego había pasado su infancia, donde jugaba al fútbol, y ahí nos quedamos festejando ese gol magnífico a los ingleses.

          ¿Qué decir de Maradona? Me parece que los argentinos debemos hacernos cargo de que tuvimos a alguien reconocido en el mundo, alguien por quien se nos caían las lágrimas cuando abríamos las páginas de Internet y veíamos lo que decían en el mundo de Diego Armando Maradona.

          Por supuesto, no comparto ninguno de los intentos de politización, si Maradona era o no peronista. Para mí, Maradona era de todos, porque Maradona era argentino y era, principalmente ‑por lo menos como lo veo yo‑, un mérito al esfuerzo. Era el ejemplo de quien se esfuerza, de quien no baja los brazos por tener condiciones adversas y apuesta al trabajo, a la dedicación, independientemente del talento. No sé si hubo otros que tuvieran igual o mayor talento que Maradona; lo que sí sé es que hubo pocas personas que, con unas dificultades tan grandes, hayan apostado al esfuerzo, al trabajo, al mérito.

          Porque Maradona fue eso: un argentino que no se conformó con lo que le había tocado, y que decidió dar pelea en lo que sentía, en lo que creía que era bueno. Y por supuesto, nos llenó de orgullo a todos. Después, creo que también debemos hacer un mea culpa de cuánto le pedimos a Maradona; porque cuando uno ve un genio de ese estilo, con esa grandeza, siempre tiende a pensar que puede solucionar problemas que no le corresponden.

          Me parece que Maradona debe ser algo que una a los argentinos. Maradona debe ser el ejemplo de un líder positivo que comete errores, como los cometemos todos, pero yo lo recuerdo a Maradona por lo que Maradona hizo en mi vida, en la vida de mi familia en esta última época, cuando iba a dirigir a Gimnasia y Esgrima de La Plata, más allá de que yo sea de Boca, y hasta el último momento me dio alegrías.

          Me parece que valía la pena recordarlo porque Maradona merece el respeto de esta Cámara y de la Argentina. Por supuesto, debemos tratar de meternos lo menos posible con el dolor de su familia, que deseo que se reponga lo antes posible. Desde ya, todo el respeto a Diego Armando Maradona.

 

Sr. Presidente (Massa).- Para el mismo homenaje, tiene la palabra el señor diputado Asseff, por Buenos Aires.

 

Sr. Asseff.- Señor presidente: vengo a rendir homenaje al mejor Diego Armando Maradona, al que tenía tres enormes virtudes: ser humano de notable sensibilidad; argentino cabal y de corazón, y astro del fútbol.

           Sensible, porque era capaz de llorar como lo hacen los hombres de verdad, porque a pesar de su vida transgresora, era familiero; porque lo adornó una de las mejores virtudes: que se puede tener amor por sus semejantes, amor que se inspiró siempre en un gran amor y respeto por sus padres. De ese amor parten todos los demás.

          Ciudadano, porque su orgullo de pertenencia y su sentido de la identidad fueron notables. Basta rememorar su  furibundia cuando en el estadio olímpico de Roma, en el mundial de 1990, en el juego final contra Alemania, los tifosi abuchearon el Himno Nacional Argentino y Maradona no disimuló su inmenso enfado. Le salió del alma. No sé si me salgo del libreto convencional si digo que ese Maradona me conmueve aún más que el de las gambetas en el campo de cualquier estadio.

          Astro del fútbol, porque fue eso: un artista con la pelota. Como decía ese gran crítico y comentarista de este deporte, Enzo Ardigó, Maradona tenía ese don mágico que le permitía hacer del juego un poema.

          Es y será inolvidable ese especialísimo gol a los ingleses en el estadio Azteca en 1986, belleza estética y satisfacción entrañable para todos los argentinos, buena parte de todos los iberoamericanos y ‑por qué no decirlo‑ de todo el planeta.

          Algunos pocos menosprecian al fútbol porque presuntamente el protagonista es el pie, pero la historia de ese juego ha probado lo contrario: el gran actor es la cabeza, que es la que dirige a los pies. En fútbol tiene cabeza y pies; pies y cabeza. Maradona lo probó como nadie en la contemporaneidad.

          Me quedo con el buen Maradona. Mi club estuvo a un tris de ficharlo, pero se fue a las filas de nuestro rival de todos los tiempos. Estaba escrito y así fue, pero Maradona no trascendió con la 10 de ninguno de nuestros equipos. Su memorable paso por las canchas fue, es y será el haber sido el 10 de la albiceleste campeona mundial en 1986, y también estuvo a un gol de repetir el título en 1990.

          La pelota no se mancha, dijo el artista de fútbol. El Himno tampoco. A ese Maradona le rindo homenaje. Que Dios lo tenga en su gloria. Seguro que lo ha perdonado. Nuestro pueblo lo tiene en su corazón.

          Estoy seguro de que sus hijas y su compañera de la vida lo interpretaron cabalmente a Diego cuando decidieron que su velorio no debía dar lugar a la utilización sectaria. Las felicito a las tres.

          Diego Armando Maradona: de mendigo a príncipe, rebelde y descarriado, pero pleno de amor, transgresor pero entrañable y bondadoso. Tomamos todo lo bueno tuyo y con eso nos quedamos. Te brindo mi homenaje por todo lo virtuoso que nos diste. ¡Adiós, Diego Armando Maradona!

 

Sr. Presidente (Massa).- Para el mismo homenaje, tiene la palabra el señor diputado Ramón, por Mendoza.

-   Luego de unos instantes:

Sr. Presidente (Massa).- No encontrándose presente el señor diputado Ramón, tiene la palabra el señor diputado Di Giácomo, por Río Negro.

 

Sr. Di Giácomo.- Señor presidente: por supuesto que cuando uno se pone a hablar de Diego Armando Maradona puede escuchar una y mil veces las mismas palabras. Tampoco va a dejar de emocionarse y nunca va a dejar de pensar y sentir los momentos que –como los que fuimos de su generación‑ vivió al verlo en persona.

          Fue tal la forma de idolatrarlo que hasta nos generaba recuerdos falsos, como los que yo descubrí días atrás. Recuerdo que en la cancha de Vélez le metió un gol de tiro libre al ángulo del arco de Chilavert, pero resulta que el otro día vi nuevamente la jugada y no lo había metido, sino que justamente lo había atajado el arquero. Pero lo tenía en mi cabeza como un gol. Este era el Diego que recordábamos: el de sus actitudes quijotescas, rebeldes y revolucionarias.

-   Ocupa la Presidencia de la Honorable Cámara la señora presidenta de la Comisión de Legislación General, diputada Cecilia Moreau.

 

Sr. Di Giácomo.- Este homenaje quiero hacérselo al Diego y a esos cientos de miles de argentinos -padres, madres e hijos‑ que fueron a despedir a su ídolo y que lamentablemente no lograron hacerlo de la forma que hubieran querido hacerlo.

          ¿Por qué no pudieron hacerlo? Y acá es donde yo quiero que este homenaje de la clase política no sólo sea al pasado sino al presente y futuro.

          ¿Quiénes impidieron la fiesta? Más allá de las vergonzosas echadas de culpa de uno y otro sector acerca de que si uno reprimió cuando no debía y otro dejó pasar a la gente cuando no debía, la realidad es que quienes arruinaron la fiesta fueron las barras bravas del fútbol. Ellas, que durante mucho tiempo se alimentaron de la picaresca del choripán, del estacionamiento y de lo que te sacaban en un partido, son la mafia. Hoy las barras bravas del fútbol son el narcotráfico. Ellas impidieron que los padres y las madres comunes pudieran llegar a la Casa Rosada para despedir como corresponde a su ídolo.

          La policía no tuvo ningún problema en pegarle a un pobre pibe que venían en bicicleta, pero arrugó cuando llegó la barra de Gimnasia: los dejó pasar. Esas mismas barras de Almirante Brown, de Los Andes y de Boca saltaron las rejas y rompieron todo. Esas son las barras bravas.

          Maradona mismo dijo en el autorreportaje que se hizo en su programa que si no hubiera sido por la cocaína habría podido hacer mucho más. Esas mismas barras bravas hoy están infiltradas en nuestra sociedad y tienen los favores de la política y del sindicalismo.

          ¿Cuándo vamos a ponernos los pantalones largos y ver que, así como sucedió en México, en Bolivia, en Colombia y en tanto países, también nuestro país está siendo infiltrado por estas barras que hoy, por ejemplo, no dejan que vaya el pueblo a la cancha de fútbol? Recordemos que antes del Covid-19 no podíamos ir a las canchas de fútbol por el accionar de las barras bravas.

          Desde la política de una vez por todas tenemos que decir que no tenemos que darles lugar. Los integrantes de las barras bravas no puede ser empleados jerárquicos de esta casa ni de la Legislatura porteña, ni pueden acompañar -como lo hacen‑ a algunos sindicalistas.

          Si tomamos esa actitud, será el mejor homenaje que le vamos a hacer al Diego y a los futuros Diegos, como decía hoy un colega preopinante. De lo contrario, el destino de los pobres que triunfan a través de su actitud y del deporte siempre va a estar atado a que sean aprovechados por todos aquellos que hoy hacen dinero y fortuna con el narcotráfico.

          Si decimos que no a las drogas y a las barras estaremos homenajeando profundamente a nuestro querido Diego. Por supuesto, deseo que descanse en paz, porque él no tuvo defectos. Lo único que Maradona no pudo gambetear fue justamente a la droga, y fue porque no pudo, no porque fuera malo.

          Seguirá siendo un ídolo para todos, pero no debemos tomar livianamente algunas situaciones -que lamentablemente tenemos que tolerar- ya que así como cientos de miles de padres y madres no pudieron entrar a la Casa Rosada, en las primeras horas de la noche teníamos a un mafioso delincuente en su interior rindiéndole homenaje. Digamos “basta” a todas estas cuestiones. Así le haremos un tributo al futuro de Maradona y de nuestros niños. (Aplausos.) 

 

Sra. Presidenta (Moreau).- Para el mismo homenaje, tiene la palabra el señor diputado Ramón, por Mendoza.

 

Sr. Ramón.- Señor presidente: en lo personal, al día de hoy no logro superar el nudo que sentí cuando nos enteramos de su fallecimiento.

          Este homenaje tiene una dirección. Durante muchos años me tocó ser entrenador en un club, por iniciativa personal y de manera amateur, de chicos de 14 años hasta la primera división, de un deporte que nació del fútbol: el rugby. Un chico, en algún lugar de Inglaterra, estaba jugando al fútbol con una pelota que era redonda, pero en determinado momento del juego se le ocurrió tomarla con la mano y así comenzó ese deporte que tuve la suerte de jugar y también de ser entrenador. Gracias a esto entendí de qué tratan los valores del deporte.

          Cuando hablamos de Maradona, y veo esa camiseta puesta en el estrado de la Presidencia y lo que ocurrió a partir del día de su fallecimiento, me doy cuenta de que ese hombre, que nació en un lugar donde se vivía la postergación de las posesiones individuales, familiares y de la sociedad, era muy grande. Ese hombre aprendió que en el deporte se podía construir una vida distinta y mejor, sumado a sus condiciones personales, que realmente eran muy buenas. ¡Cuántas alegrías nos dio Maradona!

          Pero lo que más me llamó la atención, practicando y entrenando otro deporte que aparenta ser muy distinto del fútbol, pero que nace de él, es que aprendió tres valores del deporte que logró comunicar. El primero de ellos fue el del relacionamiento. ¡Vaya si aprendió a relacionarse el hombre! No hubo persona, ni baldosa que uno levantara, ni hasta animal en el mundo que no supiera quién era Maradona. Él aprendió a relacionarse, porque uno no solamente se relaciona cuando se ve cara a cara con otra persona; se relaciona con los gestos, con las actitudes y con la manera de ver la vida.

          Lo segundo que Maradona nos enseñó a todos es ese valor que nos lleva a una mejor vida, mejorando física y mentalmente, es decir, la voluntad. Mientras fue jugador, el hombre puso todo lo que tenía de sí y se lo mostraba con su rostro al mundo entero. Esto fue lo que lo ayudó a relacionarse; fue lo que enseñó a miles y miles de personas a lo largo de todo el mundo, ya fuera que practicaran el fútbol, el hockey o cualquier deporte colectivo o individual.

          Y el tercer valor que Maradona logró transmitir es el de la diversión, porque el deporte está hecho para divertirse.

          Fíjense que si uno lo analiza, podemos hablar y hacer miles de homenajes a Maradona, pero si hubo tres cosas que lo caracterizaron es que él supo que en el deporte, para el deporte y para la vida, lo importante es aprender a relacionarse con todos, con los amigos, con los que uno se junta y con los que uno tiene enfrente. Aprendió a reconocer ‑algo que lo hizo grande en la vida‑ que enfrente existía otra persona que incluso pensaba distinto que él o que jugaba mejor o peor. Él reconocía al que estaba enfrente. Esta es la base del relacionamiento. ¡Cuánto tenemos que aprender nosotros de este valor fundamental para hacer política!

          El mejoramiento físico y mental sirve para todo aquello que necesitamos para vivir mejor en la vida. En cuanto a divertirse, es aprender a hacer las cosas con pasión y con el corazón. Y la verdad es que él ha sido un verdadero ejemplo de eso.

          Vaya este homenaje para Diego Armando Maradona. (Aplausos.)

 

                                                                                                  - 8 -                                           

A la memoria de los pastores evangélicos fallecidos por Covid-19

 

Sra. Presidenta (Moreau).- Para rendir un homenaje a la memoria de los pastores evangélicos fallecidos por Covid-19, tiene la palabra la señora diputada Rezinovsky, por la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

 

Sra. Rezinovsky.- Señora presidenta: adhiero a los homenajes realizados al mejor futbolista de la historia Argentina.

          Voy a leer un listado de nombres de las personas a las que quiero homenajear en esta sesión. Ellas son Esteban Puente, de Buenos Aires; René Zanetti, de Córdoba; Hugo Stefanini, de Malvinas Argentinas; David Visconti, de Laferrere; Ramón Núñez, de José C. Paz; Delia de Esquivel, de Brandsen; Normando Flores, de San Pedro, Jujuy; Mauricio Lestani, de Tigre; María Luisa Cubas de Leiva, de San Miguel, Buenos Aires; Leoncio López, de González Catán; Julio Robles, de Neuquén; Graciela de Godoy, de Merlo; Alberto Darling, de Ciudad de Buenos Aires; Yolanda Nievas de Montaña, de Ensenada; Ismael Meza, de Ciudad de Buenos Aires; Mario Vargas, de Salta; Carmen Daconte, de Ciudad de Buenos Aires; Luis Anastassi, de Cipolletti; Alberto De Luca, de Ciudad de Buenos Aires; Ramón Mansilla, de Jujuy; Hilda Chávez de Morales, de General Fernández Oro, Río Negro; Oscar Alderete, de Rosario de la Frontera, Salta; Mirta Bonis de Soto, de Mar del Plata; Marcelina de Presentado, de Moreno; Guillermo Contreras y Luis Gerbán, de Tucumán; César García, de Castelar; Elisa Romero, de Lomas de Zamora; Lidio Díaz y Primitiva Méndez de Díaz, de Ingeniero Jacobacci; Hugo Álvarez, de Zárate; Julio Eduardo Lanas, de San Martín, San Juan; Walter Silvero, de Ushuaia; Roberto Padilla, de Rosario; Julio Tálamo y “Negrita” Moreno de Tálamo ‑familia amiga mi familia‑, de La Rioja; Alejandro Santostasi ‑pastor de mi Iglesia‑, de Ciudad de Buenos Aires; José María Silvestri, de Rosario, y Miguel Ángel Pereda, de La Matanza.

          Mientras preparaba este discurso, lamentablemente fallecieron Laureano Rivas, de Tucumán, y Roxana Helú y Sergio Díaz, de Corrientes.

          Estos nombres no son tan reconocidos como el de Maradona, pero representan a cientos de hombres y mujeres de fe que fallecieron este año durante la pandemia. Quizás para ustedes estos nombres no signifiquen nada, pero para sus comunidades y las ciudades en las que vivían, sí; todos ellos son pastores y pastoras que, sirviendo al prójimo y estando cerca del necesitado, se contagiaron de Covid y murieron.

          Estos nombres, para la comunidad evangélica de todo el país, para los vecinos de las iglesias que presidían, para los habitantes de las ciudades en donde tenían sus iglesias y para cada una de aquellas personas que los conocieron, significan la pérdida de una persona de bien que impactó en sus vidas.

          La tarea que realizan las iglesias evangélicas desde hace más de un siglo en nuestro país es noble, desinteresada e impacta en los sectores más vulnerables de la sociedad. Hoy no hay un asentamiento o un barrio de emergencia que no tenga una iglesia cerca en la que se brinde el servicio de comedor o merendero, o un ropero para abrigar a quién más lo necesita, o una persona que acompaña en los momentos más difíciles.

          Durante estos meses de cuarentena, las iglesias estuvieron cerradas, pero el servicio estuvo más abierto que nunca. A través de un trabajo en conjunto entre ACIERA, Cáritas, AMIA, el Banco de Alimentos, la comunidad de jesuitas, el SIAS, el aporte de empresas, de famosos y de ciudadanos, se logró llegar con alimentos y elementos de limpieza a más de un millón de familias con el proyecto Seamos Uno. Además, cada iglesia, desde las más chiquititas hasta las más grandes, ayudó en su ciudad acercándose a quienes más lo necesitan.

          Historias hay miles, pero en este momento me voy a permitir hablar de lo que hizo la Iglesia en la que yo participo, que se llama Catedral de la Fe y está en la Ciudad de Buenos Aires. Más de cien voluntarios salieron, en las noches más frías de invierno, a llevar abrigo y alimento caliente a la gente en situación de calle. Asimismo, reforzamos esta asistencia con un comedor que brinda semana a semana más de doscientas viandas para las personas que viven en las inmediaciones de Flores; se asistió a mujeres embarazadas en situación de vulnerabilidad, con ropa de bebé, leche, alimentos, asistencia social y contención; se asistió a las mujeres y a las fuerzas de seguridad higienizando las unidades móviles y los destacamentos; se entregaron más de un millar de kits con elementos de higiene para las personas que daban positivo en los hospitales de la ciudad y se acompañó al personal médico que tanto trabajo y energía puso todo este tiempo.

          Me imagino que se preguntarán por qué les cuento todo esto. Lo hago porque el trabajo que realizan las iglesias evangélicas no es solo en esta pandemia, sino que lo vienen haciendo desde hace décadas, trabajando desde el anonimato y sin exigir nada a cambio. Las iglesias cubren los baches y llegan a los lugares que el Estado no llega o llega tarde. Ya sea con el gobierno anterior, con este o con los que vengan ‑porque los gobiernos pasan‑, la Iglesia sigue trabajando para quienes más lo necesitan.

          Por eso mi homenaje a estos pastores y pastoras, pero también a cada uno de los cristianos que en la pandemia decidieron ser solidarios y abocarse a acompañar y ayudar a quienes peor la están pasando, a pesar de que muchas veces ellos mismos no están atravesando un buen momento económico.

 

Sra. Presidenta (Moreau).- Con las palabras vertidas por los señores diputados, quedan rendidos los homenajes de la Honorable Cámara. (Aplausos.)

 

                                                                                                             - 9 -    

cuestión de prIvilegio

Sra. Presidenta (Moreau).- Para una cuestión de privilegio, tiene la palabra el señor diputado del Caño, por Buenos Aires.

 

Sr. del Caño.- Señora presidenta: planteo esta cuestión de privilegio porque una vez más desde el Poder Ejecutivo, a cargo del presidente Alberto Fernández, del Frente de Todos, se envía un proyecto sobre movilidad jubilatoria, es decir, una norma para ajustar a los jubilados y a las jubiladas.

          No es la primera vez que esto sucede. En los últimos años de nuestra historia hemos visto cómo gobierno tras gobierno, más allá de los colores políticos, siempre se ha tomado como variable de ajuste a los jubilados y las jubiladas.

          Recuerdo lo que ocurrió en 2017, cuando el gobierno de Mauricio Macri avanzó con la reforma previsional y con el cambio de la movilidad jubilatoria. En aquel momento nos opusimos claramente, ya que esa fórmula planteaba un empalme en virtud del cual se robaba un trimestre a los jubilados y las jubiladas. Como ustedes recordarán, del 14 por ciento que debían cobrar, cobraron el 5 por ciento en ese pago que realizó el gobierno de Macri.

          Esa fórmula buscaba perjudicar a los jubilados, pero ‑como sabemos‑ a Macri le salió el tiro por la culata: se disparó la inflación. Ese año, por primera vez, iba a haber una recomposición de lo que perdieron los jubilados y jubiladas bajo el gobierno de Macri, que fue alrededor del 20 por ciento. Entonces, les robaron el 20 por ciento a los jubilados y las jubiladas.

          Pero resulta que en diciembre, apenas asume el gobierno Alberto Fernández, este plantea la suspensión de la fórmula de Macri y desengancha los aumentos jubilatorios de la inflación, cosa que por primera vez ‑insisto‑ iba a permitir recuperar un poquito lo que habían perdido las jubiladas y los jubilados.

          El actual gobierno, con ese raro criterio de solidaridad, decidió que el jubilado que cobraba 20.000 pesos tenía que ser solidario con el que cobraba aún menos ‑como si los que cobran 20.000 pesos de jubilación fueran privilegiados‑ y dijo: “No; vamos a dar aumentos por decreto”.

          Ahora hay un fallo de inconstitucionalidad de esos aumentos por decreto, que se extendieron más allá de lo que se votó en este Congreso ‑por supuesto, con nuestra oposición‑, ya que esa suspensión de la movilidad por decreto se extendió seis meses más.

          Ahora, esta nueva movilidad quiere profundizar el robo ‑porque ha habido un aumento inferior al que hubieran tenido con la fórmula macrista‑ de entre el 7 y el 18 por ciento aproximadamente, según las escalas de las jubilaciones. O sea, se pagó menos. El gobierno ahorró ‑como le gusta decir al ministro Guzmán‑ 75.000 millones de pesos. Por supuesto, eso es para pagar la deuda y no para beneficiar a las mayorías populares. Ese dinero es para pagar la deuda. No es casual que esta fórmula se anunciara minutos antes de la llegada de la última misión del Fondo Monetario Internacional.

          Pero fíjese, señora presidenta, que además de ser una fórmula que quiere desenganchar el aumento jubilatorio de la inflación, tomando un porcentaje del índice de aumento de salarios y un porcentaje vinculado a la recaudación, se le pone un tope: no puede ser más del 3 por ciento de la recaudación. Pero no hay piso. Es decir que si la fórmula da por debajo de la inflación, los jubilados son los que pagan los platos rotos.

          Además, les van a robar un trimestre, como hizo Macri, porque ‑y esto lo dijo la ANSeS‑ ese aumento vergonzoso del 5 por ciento ‑en el caso de la AUH, por ejemplo, es de 177 pesos en el mes de diciembre‑ se va a descontar de lo que dé la cuenta ‑insisto en que esto es muy importante‑ entre julio y diciembre de 2020. Esa cuenta es con la que se paga en el mes de marzo. Esa cuenta de esos meses, lo que se pagó en diciembre, si lo vemos con la fórmula anterior, tiene que ver con el segundo trimestre de este año, o sea, de abril a junio.

          Entonces, señora presidenta, ¿cómo puede ser que les vayan a sacar un trimestre cuando además ese aumento del 5 por ciento es una miseria en jubilaciones de 19.000 pesos? Por supuesto que no alcanza, ya que la canasta básica de un jubilado, según lo que estima la Secretaría de Tercera Edad de la Ciudad de Buenos Aires, está en alrededor de 50.000 pesos.

          Por lo tanto, señora presidenta, esto lo vamos a plantear fuertemente…

 

Sra. Presidenta (Moreau).- Ha concluido su tiempo, señor diputado.

 

Sr. del Caño.- Ya voy terminando, señora presidenta.

          Ahora ingresó por el Senado. Desde ya, desde el Frente de Izquierda vamos a convocar a una audiencia pública para el próximo miércoles a todas las organizaciones de jubiladas y jubilados, y a todos los sectores de trabajadoras y trabajadores para movilizarse contra esta nueva reforma previsional por medio de la cual quieren seguir robando a las jubiladas y los jubilados.

          Por eso, quería plantear esta cuestión de privilegio, porque realmente nos sentimos agraviados en nuestra representación de millones y millones de adultos mayores que trabajaron toda su vida y cuyos ingresos son ajustados permanentemente por todos los gobiernos. Y ahora, una vez más, se les quiere robar con esta fórmula jubilatoria enviada por el Poder Ejecutivo.

 

Sra. Presidenta (Moreau).- Le reitero que ha concluido su tiempo, señor diputado.

 

Sr. del Caño.- Ya termino, señora presidenta.

          Por último, quiero decir que la comisión no recibió a ninguna organización de jubilados y jubiladas; no escuchó ni a una.

 

Sra. Presidenta (Moreau).- La cuestión de privilegio será girada a la Comisión de Asuntos Constitucionales.

 

                                                                                                           - 10 -  

cuestión de prvilegio

Sra. Presidenta (Moreau).- Para una cuestión de privilegio, tiene la palabra la señora diputada Lospennato, por Buenos Aires.

 

Sra. Lospennato.- Señora presidenta: vengo a plantear esta cuestión de privilegio entendiendo que el funcionamiento irregular de la Cámara de Diputados atenta contra el debate democrático que tenemos que darnos en este cuerpo.

          Nosotros hemos acordado un procedimiento de trabajo que ha sido renovado en reiteradas oportunidades y que vence en el día de hoy. Me refiero al protocolo de trabajo remoto para que este Congreso, durante la vigencia del ASPO, pudiera seguir trabajando de una manera que no es la que prevén nuestro reglamento y nuestra Constitución Nacional, que entienden que la Cámara se reúne y forma cuerpo en este recinto.

          Pero también entendíamos que había una excepcionalidad, y por eso condicionamos la vigencia de ese protocolo a la duración del ASPO. Afortunadamente, hace menos de cuarenta y ocho horas el presidente de la Nación ha dicho que no existe el ASPO en todo el país. Esto es muy bueno, no solamente en materia sanitaria sino también en materia de recuperación del debate democrático.

          Sin embargo, la sesión del día de hoy, realizada todavía bajo el protocolo de sesiones remotas, en su convocatoria claramente incumplió una de las condiciones que nuestro interbloque fijó para su renovación, que tenía que ver con la posibilidad de que los temas relevantes fueran tratados de manera presencial.

          Eso consta en el acta de Labor Parlamentaria que firmaron la totalidad de los presidentes de bloque. Allí se habilitó, con fecha 8 de septiembre de este año, que cuando un bloque así lo solicitara, la sesión tenía que ser de manera presencial. En su inciso 4 se señala que los bloques tenían que hacer ese pedido con siete días de anticipación, ‑es decir, una semana como mínimo‑, pero esto resulta imposible si un viernes, después de cerrada la Mesa de Entradas de la Cámara ‑irregularidad que seguramente también tendrá que ser luego investigada‑, se convoca para el lunes a las 13.

          Esto, además de ser irregular, es profundamente antifederal, porque daría la sensación de que todos los diputados vivieran a pocos kilómetros de la ciudad de Buenos Aires y de que contaran con las facilidades que todos sabemos que no tienen hoy ‑producto de la pandemia‑, ya que todavía no se ha restituido la regularidad de los vuelos para poder viajar en menos de doce horas hábiles a cumplir con su función.

          Entonces, se vulnera dos veces este Parlamento: primero, porque no se cumple el protocolo; pero, además, por una regla que siempre existió en este Congreso, que consiste en citar a las sesiones con tiempo suficiente para que un diputado, desde Tierra del Fuego hasta Jujuy, tenga las posibilidades de venir a representar al pueblo que lo eligió. (Aplausos.)

          Lamentablemente, esta es una vulneración más a este Congreso de todas las que sufrimos este año. Por eso, no puedo terminar este discurso sin hacer mención a que está finalizando el año y sin embargo no se cumplió con la obligación constitucional del jefe de Gabinete de venir alternativamente a cada Cámara una vez por mes.  Solamente en una ocasión contamos con la presencia del jefe de Gabinete en este recinto, una figura que la Constitución de 1994 incorporó como nexo entre el Poder Ejecutivo y el Poder Legislativo. Además, es el único funcionario que está sujeto a una moción de censura de este Congreso.

          Es una pieza vital para que la comunicación entre el Ejecutivo y el Legislativo sea fluida y para que los proyectos de gobierno que corresponden al Poder Ejecutivo tengan las leyes que necesitan desde este Congreso, pero también para que los legisladores ‑sobre todo de la oposición‑ podamos conocer cómo está administrando el Poder Ejecutivo el mandato que la ciudadanía le confirió.

          No hemos podido ejercer esa función de control; no nos han aprobado un solo pedido de informes en ninguna de las comisiones de esta Cámara; no ha venido el jefe de Gabinete en todo el año. (Aplausos.)  Nos hicieron enviar más de mil quinientas preguntas para la última vez que dijeron que iba a venir, y sin embargo no solamente no las respondieron, sino que tampoco vino.

          No se está vulnerando a un bloque político; se están vulnerando los derechos de los millones de ciudadanos que nos eligieron ‑a ustedes y a nosotros‑ para representarlos. Se está vulnerando la Constitución Nacional.

          Volvamos a la normalidad. Por suerte, volveremos a las sesiones presenciales, a dar los debates cara a cara, como la sociedad quiere y nosotros se lo debemos. (Aplausos.)

 

Sra. Presidenta (Moreau).- La cuestión de privilegio planteada pasará a la Comisión de Asuntos Constitucionales.

 

                                                                                                           - 11 -  

CUESTIÓN DE PRIVILEGIO

 

Sra. Presidenta (Moreau).- Para una cuestión de privilegio, tiene la palabra el señor diputado López, por la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

 

Sr. López.- Señora presidenta: la cuestión de privilegio que formulo va en el mismo sentido que la planteada por la señora diputada Lospennato.

Para nosotros, volver a la normalidad no es una opción; es un mandato constitucional.  Nosotros estamos acá por elección popular y tenemos una representación que debemos ejercer. Ustedes –y, por supuesto, la realidad, al principio‑ nos pusieron muchas condiciones para ejercerla.

Nuestros fueros no son para no ir presos, sino para que los oficialismos de turno, cuando se vuelven autoritarios, no nos impidan ejercer nuestro rol y nuestra representación. Y desde hace tiempo estamos teniendo demasiadas dificultades para eso.

Como decía la diputada Lospennato, el 8 de septiembre, por consenso, cada uno de los presidentes de bloque de esta Cámara renovó el protocolo que tanto costó acordar. Las renovaciones costaron mucho; por ejemplo, costaron que vengamos acá tal vez para ustedes a hacer un show, porque cada vez que decimos que queremos el tiempo reglamentario del que disponemos para hablar, nos dicen que venimos a hacer show. Pero no es así: nosotros venimos a deliberar. Ese es el mandato constitucional que ustedes todo el tiempo intentan cercenarnos.  

El artículo 22 de nuestra Constitución dice que el pueblo no delibera ni gobierna sino a través de sus representantes. En la facultad de deliberar que tenemos estamos ejerciendo ni más ni menos que la democracia.  El Ejecutivo gobierna, primordialmente, y nosotros deliberamos, principalmente.  Es nuestro derecho y nuestra obligación que queremos ejercer bien.  Para eso están las cuestiones de privilegio individuales y colectivas, porque ‑como se dijo‑ a las 20 y 54 del día viernes ustedes citaron a esta sesión para hoy, lunes a las 13 y 30.

 ¿Cómo se les ocurre que podemos deliberar de esa manera?  ¿Por qué todo el tiempo quieren bajar la calidad del debate? ¿A qué tienen miedo? ¿A esto? ¿A lo que les pueda decir yo, a lo que les puedan decir mis compañeros? ¿En serio?  ¿En serio se les ocurre que no corresponde discutir más, hablar más, fundamentar, que eso es show? ¡No, es democracia!

Además, les aseguro que resulta difícil ‑por lo menos a mí me cuesta bastante, y no creo que sea por capacidad o incapacidad‑ desarrollar una idea en dos o tres minutos, como lo propusieron a lo largo de nueve meses. Es vergonzoso que tengamos que hacer eso todo el tiempo. Y es vergonzoso que ustedes vengan acá ahora a querer debatir la coparticipación federal para la Ciudad de Buenos Aires de cualquier manera.

Parece una excepción que hoy estemos pudiendo plantear varias cuestiones de privilegio.  Insisto en que la calidad del debate merece que lo hagamos, merece que podamos discutir todos, que podamos debatir en otro contexto, no el último día de sesiones ordinarias, un 30 de noviembre, horas antes de vencer el protocolo.

No tengo miedo de convertirme en calabaza ni de que lo haga este Congreso a partir de las doce de la noche.  Vamos a dar el debate hasta la hora que tenga que ser, pero ustedes deben tener alguna regla de convivencia.

Cuando empezó este gobierno, sabíamos que las reglas de convivencia iban a ser difíciles, que sostener la relación con ustedes sería demasiado complicado.  

Durante la última sesión ocurrió algo grotesco, a mi modo de ver, que para algunos tal vez pasó desapercibido. Un diputado, que ahora no está, actuó como soldado del bloque del Frente de Todos diciéndonos ‑cínicamente, exagerando, de una manera sobreactuada‑ que no se podía ser ambientalista y de Juntos por el Cambio.   Me voy a eximir de contestar ese nivel de cinismo; pero, sin estridencias, con tranquilidad, les digo con total convicción que cada vez dudo más de que se pueda ser político y del Frente de Todos.  Cada vez dudo más de que se pueda ser político, parlamentario y del Frente de Todos, que se pueda ser democrático y del Frente de Todos. (Aplausos.) ¡Lo dudo sinceramente, lo tengo que dudar! (Aplausos.) ¡Ustedes son un ejército de soldados obedientes, de soldados sumisos que no se le atreven a una persona: Cristina Fernández de Kirchner!  ¡El Frente de Todos no se le atreve! (Aplausos.)  ¡Ni ustedes, ni Sergio Massa, ni nadie! Lamento mucho tener que nombrarlos.

Hoy hay una buena noticia, que a algunos de ustedes los debe poner muy incómodos: la Ley del Arrepentido es constitucional. (Aplausos.) ¡Lo dijo la Cámara Federal de Casación Penal! Los juicios van a seguir. ¡Usted votó ese proyecto, señora presidenta, como también lo hizo el presidente de la Cámara!

 Ustedes, arteramente, ya no van por el jefe de Gobierno de la Ciudad. ¡Van por la ciudad entera, por sus habitantes!  ¡Los que votaron la Ley del Arrepentido, los que la propusieron, como la diputada Camaño y el diputado Massa, algún día también sufrirán la venganza de Cristina Fernández de Kirchner, que hoy va por nosotros, los ciudadanos de la ciudad, y después va a ir por todos los que le molestan! (Aplausos.)

 

Sra. Presidenta (Moreau).- La cuestión de privilegio planteada pasará a la Comisión de Asuntos Constitucionales.

 

                                                                                                           - 12 -  

cuestión de privilegio

 

Sra. Presidenta (Moreau).- Para una cuestión de privilegio, tiene la palabra el señor diputado Wolff, por Buenos Aires.

          Diputado Wolff: usted tiene tres cuestiones de privilegio para plantear. Si no le parece mal, le propongo unificarlas, aunque sean de temas distintos, y hablar una sola vez.

 

Sr. Wolff.- No, señora presidenta, voy a hablar tres veces, si me permite.

 

Sra. Presidenta (Moreau).- Perfecto, señor diputado.

 

Sr. Wolff.- La primera cuestión de privilegio es contra el presidente de esta Cámara.  

          Celebro que se haya expresado en primer lugar la diputada Lospennato al respecto.  Celebro también que lo haya hecho el diputado López.  Aprovecho para felicitar a ambos. Fue exquisito el discurso del diputado López.

          Si pudiéramos, todos los diputados deberíamos hacer uso de la palabra para plantear cuestiones de privilegio contra la Presidencia de la Cámara, que ha utilizado sistemáticamente esta pandemia para asegurarse el quórum automático.

          Han utilizado un flagelo que afecta al mundo y a la Argentina para lograr el quórum automático. En este sentido, quiero decir que lo primero que hacen los totalitarismos del mundo es suprimir los parlamentos.

          De esta manera se evade la responsabilidad de estar aquí, en Buenos Aires. Mientras están abiertos los casinos y los hipódromos y mientras los trabajadores esenciales -los que tienen que hacer el trabajo más arduo, como la policía y el personal de la salud pero también los que andan en bicicleta para abastecer las casas de familia- están yendo a trabajar, nosotros, los diputados de la Nación, nos escondemos en nuestras casas utilizando este show que tenemos acá -que por ahí la gente no ve y que aparentemente ha costado 9 millones de pesos, con una consultoría de la que aún no sabemos quién fue el destinatario- para tener vídeos y vernos las caras entre nosotros.

          El mundo ya ha abierto. La Ciudad Autónoma de Buenos Aires y el país ya han abierto y se están proyectando vacaciones en todas partes de la Argentina. Sin embargo, nosotros, sentados en nuestras casas, seguimos tocando los botoncitos.

          Quiero decir a la gente que nos está viendo que no crea que esto es para no gastar o para quedarnos en casa. Por el contrario, esto es para tener el quórum automático. Históricamente, la Cámara de Diputados de la Nación ha tenido una cantidad de miembros no presentes producto de que a veces un diputado se enferma o debe atender una cuestión personal, por ejemplo, como le ocurre a todo el mundo.

          Quiero decir a los que están escuchando que esto no es por un problema sanitario, sino por una cuestión vinculada con el logro del quórum en forma automática. Esto es por un tema de cooptar a una falsa oposición que fue votada para ejercer el contralor del poder de turno, respondiendo al espíritu republicano. Para eso nos han votado, es decir, para que vengamos y pidamos explicaciones, brindemos informes y denunciemos. (Aplausos.)

          De manera tal que esta cuestión de privilegio está en línea con lo que el señor diputado López ha planteado respecto de la Presidencia de la Nación, en el sentido de que le tiene miedo a Cristina Fernández de Kirchner.

          La Presidencia de la Nación dijo que iba a meter presos a los “ñoquis” de La Cámpora, pero sin embargo se asoció con ellos contratando este servicio de televisión privada para que podamos votar automáticamente a favor de la impunidad de Cristina Fernández de Kirchner. (Aplausos.)

          Por lo expuesto, solicito a la Presidencia de esta Honorable Cámara que termine de una vez por todas con esta pantomima, ya que nosotros no somos trabajadores de privilegio, sino esenciales, y ganamos muy bien. A pesar de lo que nuestro bloque solicitó al Poder Ejecutivo nacional, éste no le tocó el sueldo a ninguno de sus miembros o del sistema público argentino.

          Terminen con esta pantomima, con esta payasada, y abran el Congreso de la Nación, que es el lugar del pueblo por antonomasia. (Aplausos.)

 

Sra. Presidenta (Moreau).- La cuestión de privilegio planteada pasará a la Comisión de Asuntos Constitucionales.

 

                                                                                                           - 13 -  

Cuestión de privilegio.

Sra. Presidenta (Moreau).- Para otra cuestión de privilegio, tiene la palabra el señor diputado Wolff, por Buenos Aires.

 

Sr. Wolff.- Señora presidenta: la segunda cuestión de privilegio que voy a plantear está dirigida al señor jefe de Gabinete de Ministros. Se encuentra en línea con el show que hemos hecho.

          Esta cuarentena –que hoy es “cuareterna” porque es la más larga del mundo‑ nos ubicó como el segundo peor país del mundo en cuanto al manejo de la pandemia. La mayoría de nosotros no tenemos nada para festejar. Sin embargo, acá a veces veo que se abrazan. Pero lo cierto es que no tenemos nada para festejar. Después podremos ver quién tuvo la responsabilidad, pero la verdad es que la Argentina es el segundo país peor del mundo, sobre un total de 197 naciones, en lo relativo al manejo de la pandemia.

          Además, somos el cuarto país del mundo con mayor cantidad de muertos por millón de habitantes. Nos reíamos de Suecia, del País Vasco, de Finlandia, de Chile y de Paraguay, pero hoy el mundo llora por nosotros porque somos la cuarta nación del planeta con mayor número de fallecidos por millón de habitantes a raíz de esta pandemia. Además, somos el séptimo país en términos nominales.

          En medio de esta pandemia, que se utilizó como un instrumento para manejar la política a antojo, mientras se decretaron tres días de merecido duelo por el fallecimiento del ídolo de todos los argentinos, Diego Maradona, se aprovechó esa circunstancia para meter por la ventana varios proyectos de ley. Entre ellos deben mencionarse el que establece al nuevo juez que va a manejar las elecciones en la provincia de Buenos Aires -es decir, el doctor Ramos Padilla- y el que ingresó el viernes por la noche -como señalaron quienes me precedieron en el uso de la palabra-, que contiene una ley que es inconstitucional, sin que ninguno de nosotros pudiera leerlo.

          La verdad es que en medio de todo este usufructo de la pandemia muchos aprendimos a usar distintos instrumentos que nos han permitido mantenernos comunicados, como las plataformas Zoom, Webex –es la que utilizamos nosotros- y otras. Pero parecería que el señor jefe de Gabinete de Ministros no las conoce.

          El artículo 101 de la Constitución Nacional establece que este funcionario debe concurrir bimestralmente a esta Honorable Cámara. Por eso me gustaría que se dijera al señor jefe de Gabinete de Ministros, que se llena la boca en una actitud fascista y haciendo un “sommelierato” acerca de quién es argentino y quién es patria, que lea la Constitución Nacional, cuyo artículo 101 –reitero- establece que debe venir a esta Honorable Cámara a responder preguntas.

          Pero que se quede tranquilo el señor jefe de Gabinete de Ministros: nosotros no tiramos piedras. Usted, señora presidenta, fue testigo y partícipe de una sesión en la que muchos diputados fueron intimidados, pero nosotros no lo vamos a hacer.

          De manera tal que esta cuestión de privilegio está dirigida al señor jefe de Gabinete de Ministros, que no solo incumple con las disposiciones de la Constitución Nacional, sino que además se ríe de todos los argentinos ya que ni siquiera comparece a esta Cámara por ninguno de los medios tecnológicos que hoy disponemos.

 

Sra. Presidenta (Moreau).- La cuestión de privilegio planteada pasará a la Comisión de Asuntos Constitucionales.

 

                                                                                                           - 14 -  

Cuestión de privilegio.

 

Sra. Presidenta (Moreau).- Para otra cuestión de privilegio, tiene la palabra el señor diputado Wolff, por Buenos Aires.

 

Sr. Wolff.- Señora presidenta: quiero plantear una cuestión de privilegio dirigida a la Presidencia de la Nación.

          Todos hemos visto el papelón que hizo al organizar las exequias al ídolo de todo el pueblo argentino, Diego Armando Maradona. Pero partiendo de la base de que incluso hubiera tenido buena voluntad, me pregunto cómo ha logrado que algo que ha unido a la totalidad de los argentinos –de derecha, de izquierda, de River o de Boca- haya sido utilizado para generar una pelea entre la Presidencia de la Nación y el Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, mintiendo a la ciudadanía y diciéndole quién era responsable de garantizar la seguridad en la Casa Rosada. Todos los que hemos ido a la sede del Poder Ejecutivo sabemos que el responsable de la seguridad es el gobierno nacional.

          Además, la Presidencia de la Nación expuso a toda la ciudadanía argentina que estuvo presente en ese momento a una vulneración de las exigencias en materia sanitaria. Ya no se sabe si es ASPO o DISPO. Parecería que la Presidencia de la Nación tiene un sistema privado.

          Por eso, la cuestión de privilegio que estoy planteando está dirigida a quien se ha reído del pueblo argentino, permitiendo, por ejemplo, que se rompiera el busto de don Hipólito Yrigoyen. Parecería que esto está permitido y se admite esconderlo.

          También se ha permitido que “barras bravas” a los que la Justicia argentina les ha prohibido ingresar a los estadios entraran a la Casa Rosada. Al respecto, quiero decirles que la Casa de Gobierno no es solamente de ustedes, sino de todos los argentinos. Ustedes se han ganado la posibilidad de administrarla, pero lo hacen bastante mal a la hora de cuidar los símbolos patrios; me refiero no solo al busto de Hipólito Yrigoyen, sino también a la figura universal de Diego Armando Maradona.

          En ese sentido, no deberían echarle la culpa a su familia, a la Policía de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y a los argentinos que se acercaron a despedirlo.

          Hicieron uso de una pésima e hipócrita administración de la seguridad respecto de algo tan caro a los afectos de los argentinos como es un ídolo popular, la Casa Rosada y los símbolos que están en ella y deben cuidarse. (Aplausos.)   

 

Sra. Presidenta (Moreau).- La cuestión de privilegio planteada pasará a la Comisión de Asuntos Constitucionales.

          La Secretaría Parlamentaria me informa que desde el día viernes está colgado en la página de la Cámara el informe del jefe de Gabinete.

 

                                                                                                           - 15 -  

cuestión de privilegio

 

Sra. Presidenta (Moreau).- Para plantear una cuestión de privilegio, tiene la palabra el señor diputado Petri, por Mendoza.

 

Sr. Petri.- Señora presidenta: hoy vengo a plantear esta cuestión de privilegio en el mismo sentido que lo hacían los diputados Lospennato, López y Wolff. Claro está que no solo se está violando el artículo 22 de la Constitución Nacional por el cual, con exactitud lo mencionaba el diputado López, el pueblo no delibera ni gobierna sino a través de sus representantes, sino que también se está violando el artículo 1° de la Constitución Nacional, que adopta el sistema representativo.

          Mal podemos los legisladores nacionales, cualquiera sea el partido político al que pertenezcamos, ejercer la representación que por mandato popular se nos ha conferido cuando estamos en esta pantomima de sesiones virtuales, en donde además se violentan las propias disposiciones que se habían acordado entre los distintos bloques políticos el día 8 de septiembre. 

          En la República Argentina, el día 19 de marzo se decretó el aislamiento social, preventivo y obligatorio y a partir de allí la Cámara de Diputados adhirió. Recién tuvimos sesión el día 13 de mayo, producto de un protocolo virtual de sesiones remotas que se fue prorrogando. Pero el día 7 de septiembre se estableció con total claridad que cuando uno de los bloques políticos pedía la presencialidad, ésta debía otorgarse. Claro está, esa presencialidad debía solicitarse con siete días de antelación, algo que en este caso se ha vulnerado porque, sin lugar a dudas, este pedido de sesión especial ingresó el día viernes a las 20.

          El presidente de la Nación el día 27 de noviembre anunció que cesaba el ASPO y que lo único que continuaba en la República Argentina era el distanciamiento social hasta el 20 de diciembre. Hizo dos excepciones, pero debió haber hecho tres. Dijo que las excepciones estaban en las ciudades de Bariloche y de Puerto Deseado. Debió mencionar también que la manzana de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires que comprende las calles Entre Ríos, Rivadavia, Hipólito Yrigoyen y Combate de los Pozos también seguía en aislamiento porque el Congreso de la Nación sigue en cuarentena.

          Nuevamente hemos naturalizado la excepción como una forma de funcionamiento y algo anda mal cuando pasa esto.

          Algo anda mal en un país que ha salido del ASPO, que fue el fundamento por el cual el Congreso de la Nación consagró las sesiones virtuales, y al día de hoy seguimos manteniendo injustificadamente este sistema que va a contramano, como bien se dijo aquí, de nuestro reglamento.

          Algo anda mal en un país cuando habilita los casinos, pero no las escuelas, y que prioriza la timba y el juego por sobre la educación.

          Algo anda mal en un país, señora presidenta, cuando se prohíbe a millones de argentinos circular y se violan sus más elementales derechos, incluso se los priva de despedir a sus seres queridos. Hijos sin poder dar el último adiós a sus padres, familias impedidas de acompañarse en el dolor. Cuántas Solange en el país padecieron estas decisiones sin poder abrazarse a sus padres.

          Algo anda mal en un país, señora presidenta, que no se rebela contra un gobernador que impide a 7.500 formoseños varados en el límite de su provincia que ingresen, con la anuencia del gobierno nacional que no restablece la libre circulación en rutas nacionales. En esta cuarentena hemos sido testigos diariamente de la indolencia, de la falta de empatía y de la ausencia de sensibilidad del gobierno nacional con situaciones aberrantes como la de Abigail, en la que un padre se vio obligado a alzar en brazos a una hija para cruzar a su provincia después de recibir asistencia médica por su enfermedad. También está el caso del joven que murió ahogado tras un intento de entrar a nado a su provincia.

          ¿Sabe por qué pasa esto, señora presidenta? Cuando nos gobierna la excepción, la línea entre lo permitido y lo prohibido no la define la ley o la Constitución Nacional sino la arbitrariedad del gobernante. Los límites que se cruzan son derechos que se vulneran.  Son personas que sufren y en lugar de encontrar respuestas en el Estado, encuentran en él a su verdugo o su silencio.

          La pandemia nunca debió transformarse en la excusa perfecta para violar la Constitución sino para reafirmar su vigencia. Tenemos que abandonar este Estado de excepción y restablecer la plena vigencia del Estado de derecho. Ustedes tienen todo el poder para combatir la pandemia, pero lo tienen que hacer dentro de la Constitución y no fuera de ella. La mayoría confiere derechos, pero también confiere obligaciones. La mayoría no da derechos a violar la ley y escapar a la Constitución, sino que los obliga a cumplirla, garantizando el pleno funcionamiento de este Congreso como marcan la Constitución y el reglamento.

          La mayoría no es una patente de corso, la mayoría no absuelve judicialmente ni da derecho a indultarse con leyes como la de la reforma judicial, amnistiarse y consagrar impunidad. Tienen todo el derecho a conducir y gobernar, pero tienen la obligación de hacerlo sin trampas, sin buscar atajos y sin atropellar a las instituciones.

 

Sra. Presidenta (Moreau).-  Gracias, señor diputado. La cuestión de privilegio pasa a la Comisión de Asuntos Constitucionales.

          La Presidencia quiere informarle que si quiere venir, hay bancas disponibles de acuerdo con el protocolo sanitario que establece…

 

Sr. Petri.- El problema es cómo hacemos para llegar a Buenos Aires cuando se convoca un viernes a la noche.

 

Sr. Iglesias.- ¡Las cuestiones de privilegio no se contestan!

-   Varios señores diputados hablan a la vez.

 

                                                                                                           - 16 -  

cuestion de privilegio

 

Sra. Presidenta (Moreau).- Para una cuestión de privilegio, tiene la palabra el señor diputado Riccardo, por San Luis.

 

Sr. Riccardo.- Señora presidenta: quiero plantear una cuestión de privilegio contra la Presidencia de esta Cámara por la forma en que se resolvió el pedido de sesión especial presentado el viernes 27 de noviembre.

          Si hay tantos pedidos de cuestiones de privilegio sobre un tema es porque algo huele mal aquí, señora presidenta. Según nos enteramos el viernes, se cursó el pedido de sesión especial para considerar una serie de temas que son de gran importancia. Coincidimos en que el tema de la conectividad y de las plataformas educativas es de gran importancia y que el financiamiento del sistema nacional de ciencia y tecnología es de gran importancia. Ahora bien, no nos sorprende el oportunismo político de meter el zarpazo para quitarle a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires los fondos, debate político que daremos con toda la intensidad y la fuerza. No se puede aprovechar el ejercicio de la Presidencia de la Cámara para resolver este pedido. Seguramente con una consulta con todos los bloques políticos, y en particular con el interbloque al que pertenezco, se hubiera acordado razonablemente un mejor funcionamiento de la Cámara de Diputados para mayor credibilidad pública.

          Reitero que comunicar la citación al resto de los miembros de esta Cámara con medio día hábil de anticipación no es otra cosa que un claro cercenamiento a los derechos que tenemos como legisladores nacionales para el pleno ejercicio de nuestras funciones. Tan criticable es la forma en que actuó esta Presidencia que desnuda claramente el exceso de poder que se le está otorgando, favoreciendo sin dudas a su facción partidaria y desconociendo la buena voluntad que tienen los bloques políticos ‑y el nuestro particularmente- para jerarquizar el funcionamiento de esta Cámara con las sesiones presenciales, cuando las cuestiones fueran trascendentes.

          En este momento, todas las cuestiones que se proponen en esta Cámara se han convertido en trascendentes, como el caso de los proyectos que hemos mencionado. Ello habla de una falta total de voluntad para lograr los acuerdos mínimos, metodológicos y razonables para el buen funcionamiento de la Cámara de Diputados.

          Como dije en una nota que remití al señor presidente, su decisión habla a las claras de que no se tomaron en cuenta los problemas concretos que ocasiona la pandemia para la participación de los diputados. Muchísimos de nosotros estamos impedidos en estas condiciones imprevistas, como esta convocatoria, para llegar y hacernos presentes en la Cámara. Una simple consulta, como digo, hubiera permitido advertir la inoportunidad, la inconveniencia de esta decisión fáctica de hacer las cosas de esta forma, por los problemas que nosotros tenemos al estar en el interior.

          Imaginen los primeros meses de la pandemia en que los ciudadanos sanluiseños no podíamos salir de la provincia porque al volver se nos quería meter en un hotel estando sanos. O sea, la cárcel sanitaria de los sanos, algo que realmente es descabellado.

          Ahora que nos empezamos a dar cuenta de que esa no es la solución, resulta que el presidente de la Cámara nos llama de la noche a la mañana a participar de una sesión. Además, esta decisión me afecta en mi carácter de diputado por la provincia de San Luis, por ser autor de un proyecto y coautor de otro que hoy estarán en tratamiento, y por ser presidente de la Comisión de Ciencia y Tecnología, comisión cabecera que tiene que informar las iniciativas incluidas en el temario de esta sesión.

          Se lo hizo en forma fáctica, inconsulta y absolutamente reñida con el funcionamiento sensato y normal de la Cámara de Diputados de la Nación.

          El despacho consensuado que queremos considerar nos llevó muchísimos meses de trabajo. Hicimos muchos esfuerzos y mantuvimos reuniones informativas en las que participaron decenas de especialistas.

          Soy autor del proyecto cabecera, el cual se unió y confluyó de forma muy virtuosa con el proyecto de la diputada Bernazza, del Frente de Todos, recogiendo la experiencia legislativa del Senado y de esta Cámara. Claramente uno y otro proyecto exhiben una innumerable cantidad de firmas, lo que muestra la importancia que tienen para los legisladores tanto este tema, como los demás que están en tratamiento.

          Los hechos consumados, que son objeto de la cuestión de privilegio que estoy planteando ante esta Presidencia, van a impedirme cumplir con mi responsabilidad primaria de defender el asunto en el recinto como se debe, es decir, presencialmente y presentándolo ante los ciudadanos que nos votaron. Esto, con el agravante de que, si corta la comunicación, me será imposible cumplir mi función.

         

Sra. Presidenta (Moreau).- La Presidencia informa al señor diputado que su tiempo ha finalizado.

 

Sr. Riccardo.- Cierro señalando que no puede escapar al sentido común que la aspiración de los bloques es hacer las cosas como establece nuestro reglamento.

          Señora presidenta: el aislamiento preventivo ha quedado reducido a un par de ciudades del país y nada justifica mantener la situación planteada al inicio de la pandemia. Por eso, compartiendo el sentir de todos los diputados de mi bloque y de millones de argentinos y compatriotas, vuelvo a solicitar que se normalice el funcionamiento de la Cámara de Diputados y que, cumpliendo el reglamento, se convoque inmediatamente a sesiones presenciales.

          Espero que el presidente del cuerpo ejerza la función que le hemos otorgado con ecuanimidad, transparencia y criterio republicano, porque en esta oportunidad no lo hizo.

          Por lo expuesto, dejo planteada esta cuestión de privilegio.

 

Sra. Presidenta (Moreau).- La cuestión de privilegio pasa a la Comisión de Asuntos Constitucionales.

 

                                                                                                           - 17 -  

CUESTIÓN DE PRIVILEGIO

Sra. Presidenta (Moreau).- Para una cuestión de privilegio, tiene la palabra la señora diputada El Sukaria, por Córdoba.

          La diputada pidió referirse a dos cuestiones y no sé si las quiere unificar.

 

Sra. El Sukaria.- No, señora presidenta.

          La primera cuestión de privilegio se relaciona con las políticas de la tercera edad y, directamente, con la falta de atención o desatención absoluta del PAMI a las personas de la tercera edad, convirtiéndose prácticamente en una situación de abandono de nuestros adultos mayores.

          Señora presidenta: además de los augurios acerca de los aumentos que se pretenden dar a los jubilados, y que terminamos de conocer, sabemos que el gobierno lo hará en un plan de cuotas. Se trata de un 5 por ciento de anticipo que después se descontará de la nueva fórmula jubilatoria. Esto es una risa y es una barbaridad lo que están haciendo con nuestros adultos mayores ya que, en momentos de campaña, la primera promesa del actual presidente de la Nación fue devolver la dignidad a los jubilados. ¿De qué dignidad estamos hablando si les vamos a aumentar mediante una nueva fórmula jubilatoria que consiste en un plan de cuotas que no contemplará la inflación?

          El presidente de la Nación no tiene noción de lo que está haciendo con los adultos mayores y la directora ejecutiva del PAMI realmente debería rendir cuentas, como mínimo, ante la Justicia y ante todos nuestros adultos mayores.

          Voy a leer cuáles son las prestaciones que no se están cumpliendo, señora presidenta. Acerca del bolsón alimentario de 1.490 pesos para los jubilados, recién estamos pagando los correspondientes a marzo, abril y mayo, mientras estamos atravesando el último trimestre del año. Es decir que les estamos pagando bastante más tarde de lo que les corresponde.

          Por otro lado, las drogas oncológicas no llegan a nuestros adultos y habría que avisar que se trata de una política de salud. Entonces, pido que en medio de la pandemia nos acordemos de que los adultos mayores necesitan tener respuestas inmediatas acerca de sus tratamientos y no deben esperar los tiempos que tarda un expediente en el PAMI. Dicho sea de paso, las oficinas siguen cerradas, no atienden los teléfonos y los turnos médicos se otorgan a más de 45 días.

          También puedo referirme a la notable disminución de insumos para los diabéticos, además de los que no están llegando. Aclaro que antes había una cantidad que hoy no está disponible.

          Cabe mencionar que, como las farmacias no están recibiendo los montos adeudados por la obra social de PAMI, no están cubriendo los medicamentos de los jubilados. Esto provoca que los pobres, nuestros ancianos, vayan mendigando de una farmacia a otra hasta conseguir un medicamento. ¡A ver si podemos regularizar esta situación!

          Asimismo, no están cubiertas las prótesis ni la atención de las enfermedades cardiovasculares, ya que no se dan turnos. Entonces, las operaciones van pasando de un mes a otro. Nuestros jubilados no pueden esperar y necesitan que se les preste el tratamiento adecuado.

          Sin embargo, siguen con el relato de la política sanitaria. ¿Cuál es la política sanitaria que estamos dando a nuestros adultos mayores? Lo pregunto porque tenemos oficinas sin personal ni atención médica. Esto no solamente ocurre en el PAMI, sino también en la ANSES. Cuando los pobres abuelos necesitan algo de la ANSES, tampoco son atendidos porque las sucursales están cerradas. Los teléfonos de ANSES pasan de turnero en turnero, sumando que ni siquiera el Ministerio de Desarrollo Social está atendiendo en las provincias. Entonces, en el resto del país el “Estado presente” no está presente; solamente está presente en la provincia de Buenos Aires.

          Por lo expuesto, sería bueno que al hablar de federalismo en una sesión como la de hoy, contemplemos todas las políticas humanitarias, más allá de las políticas legítimas, como son la salud y la educación. (Aplausos.)

 

Sra. Presidenta (Moreau).- La cuestión de privilegio pasa a la Comisión de Asuntos Constitucionales.

 

                                                                                                           - 18 -  

CUESTIÓN DE PRIVILEGIO

Sra. Presidenta (Moreau).- Para una cuestión de privilegio, tiene la palabra la señora diputada El Sukaria.

 

Sra. El Sukaria.- Señora presidenta: la segunda cuestión de privilegio es contra el presidente de la Nación, el presidente de esta Cámara y la política general de este gobierno. ¿Por qué? Porque estamos cansados del relato, pero no solo los diputados aquí presentes, sino todo el pueblo de la Nación Argentina. Estamos realmente hartos del relato que nos quieren imponer.

          Si hay que recordar cuáles son los relatos a los que ustedes nos tienen acostumbrados, haremos uso de la palabra en cada sesión para que, mientras permanentemente ustedes construyen el mismo relato, de alguna manera el pueblo argentino, por intermedio nuestro, pueda decir todo lo que piensa mediante esta herramienta de comunicación. Ustedes necesitan construir este relato porque aman la grieta, necesitan que la sociedad argentina viva en esa grieta y, además, que esa grieta sea cada día más profunda.

          Señora presidenta: paso a relatar los hechos. Empezamos a encuarentenarnos con la condición de cuidar la salud. Pero, ese cuidado de la salud no les impidió avanzar sobre Vicentín. A pesar de que podrán decir que no fue así, los hechos hablan por sí solos y desde ese momento dejaron de cuidar la salud.

          Después nos manifestaron que la vacuna era la solución, que la Argentina iba a producirlas, que íbamos a tener la novedad y que íbamos a ser fantásticos. Pero resulta que terminamos entre los peores países del mundo en cantidad de contagios y muertes, la vacuna no llega, pero sí tapó el verdadero problema que discuten los argentinos, que es la inflación.

          Por otro lado, discutimos sobre el aborto. ¿Qué viene a tapar el aborto? ¿Cómo hablan del aborto si nos quieren imponer un debate exprés? Contemplan cuatro días para tratar de discutir los derechos de las mujeres. ¿De qué mujeres? Mientras tanto, ¿qué está pasando? Mientras no hay camas en los hospitales y los médicos se contagian de COVID-19, proponen un tratamiento exprés para un tema tan delicado para la sociedad argentina.

          ¿No están buscando aumentar la grieta? No les importa que se trate en diciembre ni durante las sesiones extraordinarias, ellos quieren continuar sin considerar el costo para la sociedad argentina. Ellos avanzan para tapar el desempleo y la pobreza, que es el verdadero problema de nuestro país.

-   Se interrumpe el audio.

Sra. El Sukaira.- ¿Ahora me escucha, señora presidenta?

 

Sra. Presidenta (Moreau).- Sí, señora diputada.

 

Sra. El Sukaira.- ¡Qué milagro! La tercera es la vencida.

          Les decía que la vergüenza es la pobreza. Les duele que se lo digamos y por eso, de alguna manera, inhabilitaron el uso de la palabra. Les guste o no les guste, no nos van a inhabilitar en el uso de la palabra.

          Mientras a Maradona lo sufríamos los argentinos y veíamos las imágenes con dolor de uno de aquellos astros que nos embanderó durante muchos años con sus triunfos deportivos, en el Senado de la Nación la verdadera estrategia de este gobierno avanzaba: la impunidad, que es lo que quería y quiere la vicepresidenta de la Nación. (Aplausos.)

          Señora presidenta: este gobierno ignora la necesidad de nuestro pueblo. Nuestro pueblo necesita seguridad, bajar la inflación, saber con certeza cómo vamos a atacar el desempleo y necesita saber con certeza que la educación nos va a nivelar, no que la educación nos va a encerrar y nos va a empobrecer intelectualmente.

          La incertidumbre de nuestro pueblo es pura responsabilidad del relato que construyen y con el que alimentan cada día la grieta a la que nos están llevando como país.  ¡Háganse cargo de esta responsabilidad! (Aplausos.)

          Para hacer uso de la memoria hice algo que nunca imaginé que iba a hacer: estampé en una remera ‑gracias a un amigo‑ la imagen de Abigail. Permítame que les muestre, señora presidenta. (Aplausos.)

          ¿Sabe por qué? Porque pasó hace menos de diez días y parece que ya nos olvidamos. ¿Por qué? Porque su relato mata todo el tiempo los verdaderos problemas de nuestro país, a Abigail y a todas las Abigail de nuestro país y los problemas reales. Sepan que no los dejamos solos, sepan que tendremos memoria, sepan que estamos con ellos. ¡Fuerza, Abigail! ¡Fuerza a sus padres! La ley, el país y la República son de todos, ¡no de ustedes! (Aplausos.)

 

Sra. Presidenta (Moreau).- La cuestión de privilegio planteada pasa a la Comisión de Asuntos Constitucionales.

 

                                                                                                           - 19 -  

cuestión de privilegio

Sra. Presidenta (Moreau).- Para otra cuestión de privilegio, tiene la palabra la señora diputada Frade, por Buenos Aires.

 

Sra. Frade.- Señora presidenta: la cuestión de privilegio que quiero plantear es para expresar un especial repudio e indignación ‑propio y, seguramente, de muchos argentinos‑ respecto al gobernador de la provincia de Santiago del Estero, Gerardo Zamora, quien con su esposa, la senadora Claudia Ledesma Abdala, hace quince años que controlan la política y la Justicia de dicha provincia.

          Desde que comenzó la pandemia, más precisamente, la cuarentena, porque lo que voy a señalar ahora no tiene que ver con la pandemia, sino con el manejo que ha hecho el gobierno de la pandemia, Santiago del Estero es una de las provincias donde lo que se ha dado en llamar “estado de excepción” ha quedado debidamente plasmado en el cotidiano de los santiagueños. También podría hablar de Formosa, pero me quiero limitar a Santiago del Estero.

          En Santiago del Estero, ese “estado de excepción” ha hecho que se retirara el derecho y que quedara solo el Estado. Cuando queda solo el Estado, lo que queda es el soberano, y el soberano es la ley. Gerardo Zamora es la ley.

          Por lo tanto, los santiagueños no tienen Estado de derecho y cuando esto pasa, hay un fino umbral entre la democracia y el totalitarismo. Estamos frente al caso de provincias que han usado el virus para aplicar el totalitarismo.

          En Santiago del Estero, desde que empezó la cuarentena, se produjeron 25.000 detenciones por infracción a la circulación. Derecho básico si lo hay. Además, se registraron nada menos que 25 casos de violencia institucional.

          Asimismo, se produjeron muertes. Hoy se mencionaba a Mauro Ledesma, que murió en el río Bermejo tratando de cruzar para ir a ver a su niño de 3 años; Mauro Coronel, de 22 años, muerto en una golpiza en una comisaría; Franco Isorni, que trataron de que su muerte parezca un accidente de tránsito, pero que los testigos pudieron echar luz, por lo que se supo que murió a manos de la policía; Clara Bravo, que falleció hace unos días, con 18 años, embarazada, por infringir el horario puesto por Zamora, fue muerta por la policía a balazos.

          De todo esto, el secretario de Derechos Humanos, Horacio Pietragalla, no ha dicho ni media palabra. Pietragalla incursionó en la vida pública cuando tuvo que hablar hace 48 horas de Horacio Rodríguez Larreta, pero de todo lo otro no se enteró. De ello todavía no habló.

          Los santiagueños tienen 600 retenes en las fronteras y han juntado, en 48 horas, 3.800 firmas para que se abran los pasos a Santa Fe. Todavía no pasó.

          Quiero no solo revindicar, destacar y pedir las sesiones presenciales, sino, además, aclarar algo al diputado Waldo Wolff, que tenía alguna duda sobre quién está haciendo el negocio de las pantallas. Se trata de la empresa Tiempo Beta SRL, a cargo de Ignacio Saavedra, segundo de Martín Sabbatella en el AFSCA, que se llenó de guita con una causa que, por supuesto, quedó impune. Espero haberle sido de utilidad, señor diputado. (Aplausos.)

          Para terminar, porque en realidad me parece que no hay palabras, no hay discurso que pueda reflejar la indignación personal y colectiva que significó el caso de Abigail; creo que eso concentra la decadencia. Tampoco he visto hoy hacer puchero a ningún diputado oficialista que ha llorado por Maradona; lloramos todos por Maradona, pero quisiera que lloren por Abigail y por sus padres. (Aplausos.)

          Quisiera que dejen de ser cínicos; son cínicos y se montan demagógicamente sobre la muerte de cualquiera, como hicieron con Maldonado, pero a Mauro Ledesma, que murió en el Bermejo, ni lo nombran.

 

Sra. Presidenta (Moreau).- Se le está acabando el tiempo del que dispone para hacer uso de la palabra, señora diputada.

 

Sra. Frade.- Quiero pedir un minuto de aplausos para el padre de Abigail, que salvó a su niña de las garras brutales de Zamora. (Aplausos.)

 

Sra. Presidenta (Moreau).- Señora diputada: lo hubiese pedido al principio de la sesión, que es cuando corresponde.

          La cuestión de privilegio planteada pasa a la Comisión de Asuntos Constitucionales.

 

-   Luego de unos instantes:

                                                                                                           - 20 -  

cuestión de privilegio

Sra. Presidenta (Moreau).- Para otra cuestión de privilegio, tiene la palabra el señor diputado Enríquez, por la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

 

Sr. Enríquez.- Señora presidenta: en realidad, se trata de dos cuestiones de privilegio; creo que ahí aparece una.

 

Sra. Presidenta (Moreau).- Diputado Enríquez: tiene una solicitada por su bloque.

 

Sr. Enríquez.- Bueno, sigamos.

 

Sra. Presidenta (Moreau).- El tiempo del que dispone es para una cuestión de privilegio.

 

Sr. Enríquez.- Tengo un poco más de elasticidad porque se trata de dos cuestiones de privilegio.

 

Sra. Presidenta (Moreau).- No, señor diputado. Las que fueron acordadas en Labor…

 

Sr. Enríquez.- Bueno, si seguimos discutiendo se va a acortar el tiempo.

 

Sra. Presidenta (Moreau).- Le doy cincuenta segundos más por los que perdimos ahora.

 

Sr. Enríquez.- La cuestión de privilegio que quiero plantear es por la irresponsable actitud de aprovechamiento político que hubo con la muerte de Diego Armando Maradona por parte del señor presidente de la República Argentina y del jefe de Gabinete de Ministros de la Nación, Juan Pablo Cafiero.

          Dicho sea de paso, la señora presidenta le contestó al diputado Wolff haciendo uso de su doble atribución de presidenta de la Cámara y diputada, porque se nota que también dialoga. El informe colgado en la página del Congreso no exime al jefe de Gabinete de Ministros de concurrir a la Cámara conforme lo indica el artículo 101 de la Constitución Nacional. Además, tendría que haberse hecho conforme el artículo 106, del que claramente acá parece que se han olvidado, que dice que el jefe de Gabinete puede participar de las sesiones, por supuesto, sin votar.

          Evidentemente, el aprovechamiento que se hizo de la muerte de Maradona termina endilgándole la culpa al otro, como siempre pasa con el kirchnerismo. Así terminaron echándole la culpa, primero, a la viuda de Maradona y a sus hijas y, luego, al jefe de Gobierno, licenciado Rodríguez Larreta, al doctor Diego Santilli y al doctor Marcelo D’Alessandro. Quedó claramente demostrado por los audios que la única responsabilidad era del gobierno nacional porque fue el que organizó esta suerte de homenaje donde se apropió de la memoria de Diego Armando Maradona.

          La muerte de un ídolo popular siempre despierta una conmoción generalizada. Unos lo lloran, otros –aun los que lo criticaron en vida‑ mantienen un respetuoso silencio, pero nadie debe sacar provecho de ese dolor. Es patético ver al presidente de la República sacándose selfies en un velatorio y ver fuegos artificiales que no fueron lanzados por vecinos de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires espontáneamente, sino que estaban absolutamente planificados. Seguramente, estuvo detrás de todo eso Javier Grosman, que nos tiene acostumbrados con sus espectáculos, como el que se hizo en un momento de dolor como fue la pérdida de un presidente –Néstor Kirchner‑ o en el festival de Fuerza Bruta del 25 de mayo de Bicentenario.

          El acto solemne en el que Alberto Fernández parecía el deudo terminó en una comedia italiana de humor negro cuando llegó la emperatriz del sur, ordenó cerrar el velatorio y se refugió en las oficinas del ministro Wado de Pedro. En ese momento le quitó protagonismo. Fue patético que uno acomodaba la camiseta de Argentinos Juniors y el otro la corría para colocar la de Gimnasia y Esgrima de La Plata. Esto nos revela lo que somos como país, lo que me entristeció enormemente.

          Me congratulo con un diputado de la oposición que hoy hablaba de los barrabravas. Ahí también está el meollo de la cuestión. ¿Nadie se sintió interpelado cuando sin barbijo ni algún protocolo sanitario la barrabrava de Boca Juniors entró a la Casa de Gobierno con Rafael Di Zeo a la cabeza? Dicho sea de paso, Rafael Di Zeo, Martín y tantos otros tienen prohibido el ingreso a la cancha de Boca Juniors. O sea, la prohibición de ingreso a espectáculos deportivos y artísticos de alcance masivo no opera cuando se trata del velatorio de Maradona, que se transformó en otra cosa.

          Tenemos casi 40 mil muertos por COVID-19 que nos interpelan; hay gente que no ha podido despedir a sus familiares más cercanos, como pasó con Solange y el lacerante tema de Abigail, que hoy mencionó la diputada Soher El Sukaria y nos interpela.

          Lo que más consuela de todo esto es el gesto de Claudia Villafañe en medio de tanto desparpajo, porque no cedió frente al gobierno que quería continuar este espectáculo circense por varios días.

          Tal como dijeron bien acá se aprovechó el viernes. Lo único que les interesa a ustedes son las escuelas cerradas y la timba abierta. A través del Pravda de Página 12 denostan permanentemente a la dignísima ministra de Educación María Soledad Acuña, que realmente está tan preocupada que quiere que haya clases en enero. Evidentemente, toda la runfla de sindicalistas de la educación seguramente no quiere aceptar esto.

          Nos están tomando de giles: timba sí, escuelas no. Nos están tomando de giles cuando permiten que el distanciamiento social obligatorio se vulnere para montar esos shows necrológicos. Nos están tomando de giles cuando señalan que la única preocupación de ustedes es la impunidad. Hoy un diputado del Frente de Izquierda mencionó el tema de los jubilados. Solicitaré un apartamiento en el orden del día para tratar ese tema.

          No resulta coherente…

 

Sra. Presidenta (Moreau).- Señor diputado, ha concluido su tiempo.

 

Sr. Enriquez.- Ya concluyo, señora presidenta; déjeme terminar, por favor.

          No resulta coherente realizar velatorios masivos sin ningún protocolo sanitario y que no seamos capaces de juntarnos 257 diputados con todas las medidas de seguridad necesarias para sancionar leyes de la Nación.

          ¿Saben por qué no les interesa eso? Porque han transformado al Congreso en una estafeta de correo donde todo viene sin discusión del Poder Ejecutivo a través del Senado para luego ponerle el ucase.

          Señora presidenta: algún día sufrirán el mismo escarnio que está sintiendo Cristina Fernández, que lo único que busca es la impunidad propia, la de sus familiares y la de todos sus secuaces…

 

Sra. Presidenta (Moreau).-  Señor diputado, el tiempo se acabó.

 

Sr. Enriquez.- …que organizaron ese aparato de latrocinio de las arcas del pueblo argentino. (Aplausos.)

 

Sra. Presidenta (Moreau).- La cuestión de privilegio planteada pasa a la Comisión de Asuntos Constitucionales.

 

                                                                                                           - 21 -  

CUESTIÓN DE PRIVILEGIO

Sra. Presidenta (Moreau).-  Antes de dar la palabra al siguiente orador, debo advertir que el diputado De Marchi había cedido el uso de la palabra. Pero como ahora solicitó ser anotado en la lista de oradores, fue incorporado luego de sus compañeros.

          Para una cuestión de privilegio, tiene la palabra la señora diputada Ocaña, por Buenos Aires.

 

Sra. Ocaña.- Señora presidenta: vengo a fundar una cuestión de privilegio contra el presidente de la Cámara por el funcionamiento del sistema digital y sus limitaciones.

          He sido agraviada como diputada de la Nación y como presidenta de la Comisión de Adultos Mayores, dado que el sistema digital solo permitió realizar una reunión. Vimos que algunas comisiones, como la de Asuntos Constitucionales, casi no funcionaron, donde, a pedido de un grupo de diputados, conseguimos que se tratara el tema de la ficha limpia, algo muy importante para muchos ciudadanos que presentaron 300 mil firmas.

Hago este pedido no solo por esas limitaciones, sino por las propias limitaciones del sistema que se agudizan con el transcurso de las horas. Cuando uno estaba en una de estas pantallas y no en el recinto podía ver que a partir de terminada cantidad de horas el sistema se estresaba.  

La verdad que sufrí una situación muy violenta porque no pude votar en una votación de madrugada de la sesión del 25 de septiembre. A pesar de todas las comunicaciones donde daba mi voto a viva voz, no era escuchada aquí en el recinto. Por lo tanto, se me impidió el derecho de votar en esa votación.

Ese derecho también se vio agravado en mi función de control como diputada de la Nación. Hay un sistema de pesos y contrapesos en un sistema republicano que siempre debe ser respetado. En este caso, eso no ocurrió, porque ninguno de mis más de 45 pedidos de informes fue tratado por ninguna comisión de este Congreso. Hice 45 pedidos de informes –insisto‑ que no tenían que ver con cuestiones circunstanciales, sino con cuestiones centrales. Estos pedidos tenían que ver con los casos del tema de salud por la pandemia, con cuestiones vinculadas a contrataciones irregulares que se habían efectuado y también vinculadas, justamente, a compras realizadas por parte de Ministerio de Salud. Lamentablemente, tuve que ir a la Justicia para cumplir con mi rol de diputada y controladora del Poder Ejecutivo.

Tampoco fue tratado ninguno de los proyectos sobre violencia institucional ‑acá hay muchos colegas que claramente hablaron de varios de estos casos‑ cometida durante la cuarentena más larga del mundo por agentes del Estado y cuestiones relacionadas con la afectación de garantías personales garantizadas en el artículo 14 de la Constitución Nacional.

En ese sentido la diputada Frade mencionó el caso de Abigail. También quiero mencionar el caso de Solange, que motivó a muchos diputados de distintas bancadas a presentar un proyecto de ley sobre El último adiós. Esa iniciativa, luego de la insistencia de varias diputadas y diputados de nuestro bloque, pero también con el trabajo del presidente de la Comisión de Salud, tuvo dictamen a principios de noviembre. Es un dictamen que está bajo el Orden del Día 266 y que se podría estar tratando en esta sesión, ya que aborda los casos de Solange y de Abigail, que son centrales.

          Estos casos nos muestran claramente que las leyes y los reglamentos pueden vulnerar derechos y cercenar algo tan básico como son los valores humanos naturales. Como pacientes y como personas, todos tenemos derecho a despedir a un ser querido. Esto mismo lo vimos el otro día en el caso Maradona.

          Tomando lo que decía el padre de Solange, allí también se vio una doble condición: la de aquellos que pueden despedir a sus deudos y la de aquellos otros –la mayor parte de los argentinos‑ que no. Este Congreso se está negando a tratar el Orden del Día 266, lo que hace que sienta vulnerados mis derechos como diputada de la Nación.

          A todo esto, quiero mencionar también las visitas al jefe de Gabinete. Me parece muy bien que, según nos ha contado una diputada, se hayan presentado las respuestas. Esperemos que esta vez haya respondido, porque en la última oportunidad no respondió a casi ninguna pregunta. Tampoco lo hizo aquí personalmente, a pesar de las repreguntas. Quiero recordar que los jefes de Gabinete tienen la obligación de venir cada dos meses a este Congreso y que el señor Cafiero no ha cumplido con esta obligación. Por esto también me veo afectada en mi fuero parlamentario.

          La convocatoria a la sesión de hoy fue hecha pasadas las 20 y 50. Todos nosotros tenemos hasta las 17 horas de hoy para presentar los proyectos, aunque parece que algunos cuentan con un horario especial en la mesa de entradas de este Congreso. Me he dirigido a la Cámara para ejercer el derecho que me asiste a estar presente en persona porque no pudimos convocar con los siete días que establece el reglamento. Obviamente, dada la cercanía de mi domicilio, yo puedo estar aquí, mientras que otros diputados que quieren estar –en general los del interior del país‑ no pueden, por distintas razones.

          Señor presidente: también quiero avisarle que no tengo computadora. Como me ha indicado mi bloque, me he sentado a una distancia social razonable del resto de mis colegas. Sin embargo, este recinto no está acondicionado para cumplir con el protocolo de sesiones. Es por eso que me veo afectada doblemente, dado que corro riesgo sanitario por no tener los elementos necesarios para poder sesionar en este recinto.

          En consecuencia, pido el pase de este tema a la Comisión de Asuntos Constitucionales. (Aplausos.)

 

Sr. Presidente (Casaretto).- La cuestión de privilegio pasa a la Comisión de Asuntos Constitucionales.

 

                                                                                                           - 22 -  

Cuestión de privilegio

Sr. Presidente (Casaretto).- Para otra cuestión de privilegio, tiene la palabra la señora diputada Dolores Martínez, por la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

         

Sra. Martínez (D.).- Señor presidente: vengo a plantear esta cuestión de privilegio, de acuerdo con los términos del inciso 6) del artículo 127 del reglamento de esta Cámara.

          Los privilegios parlamentarios son, justamente, los derechos, prerrogativas e inmunidades que están reconocidos en nuestra Carta Magna en favor de las Cámaras legislativas, con la finalidad de permitir la libre expresión y facilitar el fiel cumplimiento de nuestros deberes y funciones.

          La cuestión que vengo a plantear surge justamente como consecuencia del tratamiento exprés que se ha impuesto en la Comisión de Asuntos Constitucionales al proyecto de ley que vamos a tratar más tarde, sobre el convenio de transferencias de la fuerza de seguridad de la Ciudad. Como todos saben, este proyecto fue dictaminado en el marco de una única reunión plenaria de las comisiones de Asuntos Constitucionales y de Presupuesto y Hacienda el 20 de noviembre pasado.

          Ese fue el último día que teníamos para emitir dictamen. La reunión fue citada apenas unas horas antes. Sin embargo, el proyecto se encontraba en esta Cámara desde el 2 de octubre. Había sido girado por el Senado de la Nación. Es decir que tuvimos el tiempo suficiente como para hacer un debate mucho más profundo, como en efecto lo hizo el Senado, donde se recibió a funcionarios del Poder Ejecutivo, del gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y del Consejo Federal de Inversiones, así como a varios expertos en materia de constitucionalismo. P

          ero en nuestra Cámara de Diputados todo eso no sucedió. Hubo una negativa a ese tipo de tratamiento, lo que a nosotros nos quitó la capacidad de análisis como para darle el volumen que requiere el debate, sobre todo en un proyecto de estas características, que afecta en extremo a nuestro federalismo y que está reñido con las normas constitucionales.

          Señor presidente: esta Cámara se está perdiendo estas oportunidades. En la reunión de comisión antes citada, los diputados y diputadas del Frente de Todos nos decían que no era necesario hacer lo que acabo de mencionar porque esta es una Cámara revisora y porque ya venía con la sanción del Senado. Pero, claramente, con otros proyectos no pasó lo mismo. Por ejemplo, cuando debatió sobre economía del conocimiento, la Cámara de Senadores, que era cámara revisora, sí pudo hacer modificaciones a lo que nosotros habíamos aprobado.

          Por otro lado, tampoco pudimos debatir con los números en la mano. No supimos si las partidas que están establecidas en el proyecto que vamos a tratar sobre la transferencia de la seguridad a la Ciudad Buenos Aires son efectivamente las que el Poder Ejecutivo proponía. Lo que le pido a la Presidencia de esta Cámara es que trabajemos mucho más profundamente como para que este parlamento realmente sea abierto y debata de cara a la ciudadanía.

          Nosotros no somos un parlamento que simplemente está para dar trámite formal a las leyes. Necesitamos hacer nuestro trabajo, que es gestionar y legislar de cara a la ciudadanía. Nosotros no somos una caja de resonancia, porque no trabajamos los proyectos para los diputados y las diputadas, sino para la vida diaria de cada uno de los ciudadanos y ciudadanas de nuestro país. Por lo tanto, los argumentos de aquellos diputados que dicen que tuvimos tiempo suficiente para leer los proyectos no son justificables.

          Este tema merecía que nosotros trabajáramos fundadamente en las comisiones de Asuntos Constitucionales y de Presupuesto y Hacienda con el fin de que trajéramos a este recinto un proyecto que hablara verdaderamente del federalismo y de la coparticipación. Como eso no sucedió, le pido al señor presidente de esta Cámara que se aboque a trabajar en el verdadero parlamento abierto. El verdadero parlamento abierto es aquel que toma la participación ciudadana como una herramienta que fortalece el debate parlamentario y le da sentido y volumen. No hagamos más esto de trabajar cerradamente o bajo los intereses particulares de la política de turno, porque afecta a la institucionalidad de esta Cámara de Diputados.   

          De manera que le pido, señor presidente, que por favor considere esta cuestión de privilegio y la pase a la Comisión de Asuntos Constitucionales. (Aplausos.)

 

Sr. Presidente (Casaretto).- La cuestión de privilegio pasa  a la Comisión de Asuntos Constitucionales para su consideración.

 

                                                                                                           - 23 -  

Cuestión de privilegio

Sr. Presidente (Casaretto).- Para otra cuestión de privilegio, tiene la palabra el señor diputado Iglesias. 

         

Sr. Iglesias.- Señor presidente: con todo respeto, lamento que no esté presente el presidente de esta Cámara. Cada vez que presento una cuestión de privilegio el presidente no está.

          En este caso, voy a plantear una cuestión de privilegio contra el diputado Massa en tanto presidente de esta Cámara. Esta sesión nos ofende. Es la enésima sesión en el “Massapalooza”. Fue citada de manera vergonzosa, incumpliendo con el propio protocolo. Este “Massapalooza” iba a ser gratis. ¿Se acuerdan de que decían que iba a ser gratis? Pero al final nos costó millones, y no hubo licitación, concurso ni nada. Se la dieron a un amigo y ya está.

          Hace varios meses, presenté un pedido de informes que, como todos los pedidos de informes presentados por la oposición, jamás fue respondido. No hay uno solo que haya sido aprobado por las comisiones, y este tampoco lo fue.

          Después de haber pedido información sobre todas estas cámaras del “Massapalooza” al presidente de la Cámara de Diputados me tuve que enterar por los diarios que no era gratis, sino que pusimos los dineros de todos los argentinos en algo inútil, sin licitación, sin concurso, sin nada.

          Señor presidente de la Cámara de Diputados, señor Massa, espero que en algún momento me escuche. Queremos sesiones presenciales, pero queremos sesiones presenciales‑presenciales y no sesiones presenciales truchas con excepciones.

          ¿Qué es una sesión presencial? Una sesión en la que los únicos diputados presentes son los que están presentes, donde no hay diputados ligados en forma virtual con la excusa que sea. Así ha sido siempre y así queremos que sea. Lo que han buscado sistemáticamente, con la excusa del COVID-19 y de la pandemia, es quitarle a la oposición la herramienta de negar el quórum ‑una herramienta legítima, de la que han gozado todas las oposiciones‑ con un desprecio, con una mentira que quedó evidenciada con la forma desaprensiva en que trataron el velorio de Maradona, en donde les parecía razonable que se agolpara un millón de personas mientras la Cámara de Diputados no puede sesionar presencialmente porque es muy peligroso para la pandemia.

          No nos tomen de estúpidos. Sesión presencial es una sesión en la que los únicos diputados presentes son los que están presentes. No hay sesión presencial si hay diputados presentes virtualmente. Eso viola el derecho a un debate justo y es un privilegio. No queremos los diputados de Juntos por el Cambio ser trabajadores de privilegio. Solo los diputados presentes en el recinto son los que cuentan. Siempre fue así y así debe ser.

          Señor Massa: le digo que todavía tiene tiempo. Perdimos ocho meses, pero todavía tiene tiempo para preparar un recinto acorde, con todas las garantías sanitarias para que sesionemos 257 diputados, porque esa es la verdadera vergüenza.

          ¿Cuál es el motivo por el cual el Senado no sesiona en este recinto? Hay 257 lugares y hay 72 senadores. ¿Por qué la presidenta del Senado no convoca aquí? ¿Por cuidado sanitario? No, para tener quórum obligatorio y manejar todo desde la botonera. ¿Por qué motivo nuestras propias comisiones no sesionan en este recinto? ¿Cuál es el motivo por el cual las comisiones de la Cámara de Diputados no sesionan presencialmente en este recinto, con todas las garantías? Porque quieren el quórum automático y manejar todo virtualmente; quieren reducirnos a figuritas en una pantalla y no lo aceptamos. Esta tiene que ser la última sesión del “Massapalooza”, la última sesión virtual.

          Señor Massa: lo hago responsable, además, de dos cosas. En primer lugar, que convoque a una sesión presencial‑presencial sin excepciones, no a una sesión presencial trucha, y que prepare un recinto adecuado.

          Está lleno el país; la Capital Federal ‑que ya está en la curva descendente de la pandemia‑ está llena de lugares donde pueden entrar miles de personas y donde, con tiempo, se puede armar perfectamente un recinto, en donde no haya riesgo sanitario para nadie, con cabinas de acrílico y sistemas de computación. Es sencillísimo: lleva menos trabajo que las vergonzosas pantallas del “Massapalooza”.

           Ya perdimos ocho meses que debería haber utilizado el presidente Massa para preparar eso. Todavía estamos a tiempo, de manera que lo hago responsable, señor presidente Massa, de la situación sanitaria de todos los diputados, especialmente cuando recomiencen las sesiones presenciales. Ojalá lo haga mejor que lo que hizo el presidente Alberto Fernández con el velorio de Maradona.

 

Sr. Presidente (Casaretto).- La cuestión de privilegio pasa a la Comisión de Asuntos Constitucionales.

          Tiene la palabra la señora diputada Reyes, por Santa Cruz.

 

Sra. Reyes.- Señor presidente, quiero plantear una cuestión de privilegio contra el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa. También lamento que no esté presente para escucharla.

          Ser diputado es un honor, representar a los habitantes de mi provincia de Santa Cruz es un orgullo, a todos, aquellos que me votaron y aquellos que no me votaron.

           La verdad es que estando a 2700 kilómetros debo hacer el esfuerzo de viajar y estar en las sesiones. Entendemos que tiene que ser así. Si no hay vuelos, debemos hacerlo como corresponde, por tierra o de la forma que sea. Lo hice en tres o cuatro oportunidades y después cumplí los aislamientos que se me imponían, porque entiendo que ser diputada nacional no es ser una persona privilegiada, sino una trabajadora más. Así tenemos que entenderlo.

          No somos dueños del Estado ni podemos tener privilegios que no tienen los policías ni quienes están en los hospitales, quienes están luchando contra el virus. Entonces, claramente, creo que afectó el ejercicio de mi función legislativa, como yo la entiendo, que es en la banca y trabajando en la Cámara de Diputados.

          Afectó mi función legislativa el señor presidente cuando, apropiándose del funcionamiento de una Cámara de Diputados, de un Poder Legislativo, hace una convocatoria un viernes a la hora 21, cuando sabe perfectamente que hay quienes no podemos llegar. De hecho, para tener un vuelo en mi provincia tengo que esperar al miércoles.

          Creo que cuando hablamos de federalismo, si somos todos los diputados iguales, si todos los habitantes de la República Argentina somos iguales, y si los santacruceños merecen estar representados en ese recinto, tendrían que haber pensado en cómo nos garantizan que ejerzamos nuestra función como creemos que hay que ejercerla.

          El federalismo, señor presidente, no se proclama declarando capitales alternas, el federalismo se demuestra en los hechos, cuando se permite que todos podamos estar debidamente representados en el recinto.

          Cuando digo que no se representa con capitales alternas, no puedo dejar de pensar en la capital alterna de mi provincia ‑Caleta Olivia‑ que hoy no tiene agua. ¿Qué van a pensar los miembros del gabinete cuando vayan a sesionar a una ciudad que está privada nada menos que de un elemento esencial como el agua? Entonces, sigo pensando que el federalismo es un relato. No dejan llegar a los diputados al recinto como deberían, no se da un elemento esencial como el agua a la capital alterna, y se llenan la boca hablando de federalismo.

          Pero hay otro detalle por el que quiero plantear la cuestión de privilegio. Es que como presidenta de la Comisión de Familias, Niñez y Juventudes…

-   Se interrumpe el audio.

Sra. Reyes.- …6,3 por ciento…

-   Se interrumpe el audio.

Sra. Reyes.- …para hacer funcionar bajo el sistema genial, telemático, que hemos inventado para hacer funcionar a la Comisión de Familias, donde tenemos tantos temas que tratar; en la reunión del 8 de octubre, por ejemplo…

-   Se interrumpe el audio.

Sr. Presidente (Casaretto).- Señora diputada: si tiene problemas pude apagar la cámara, así escuchamos su exposición.

 

Sra. Reyes.- …y hasta el 27 de noviembre no consigo que me den un turno, con lo cual no funcionan…

-   Se interrumpe el audio.

Sra. Reyes.- …está violada la posibilidad de ejercer la función legislativa, señor presidente,…

-   Se interrumpe el audio.

Sra. Reyes.- …la Comisión de Familias, que debería estar tratando temas tan importantes…

-   Se interrumpe el audio.

Sra. Reyes.- ...para hacer funcionar las comisiones.

-   Se interrumpe el audio.

Sr. Presidente (Casaretto).- Diputada Reyes: su cuestión de privilegio se gira a la Comisión de Asuntos Constitucionales. Si luego tiene una mejor conexión, le daremos nuevamente el uso de la palabra para que pueda redondear su idea.

 

                                                                                                           - 24 -  

cuestión DE PRIVILEGIO

Sr. Presidente (Casaretto).- Para una cuestión de privilegio, tiene la palabra el señor diputado García, por la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

 

Sr. García.- Señor presidente: antes de comenzar, quisiera decir que quedó claro que, para ser diputado, primero es necesario que a uno lo voten y, después, tener una buena conexión a internet. (Aplausos.)

          Es realmente una vergüenza. Si necesitábamos algún ejemplo que demostrara lo que es trabajar en estas condiciones, lo acabamos de tener.

          Para ser diputado, entonces ‑reitero‑, hay que cumplir los requisitos constitucionales: presentarse en una lista y pagar la mejor conexión a internet posible. Es lamentable. Lo que ha ocurrido me evita tener que señalar puntualmente todos los problemas técnicos que a diario se suscitan y que, en definitiva, hacen que un diputado no pueda ejercer su rol como se merece en este recinto y en el seno de las comisiones.

          No voy a ser original al plantear mi cuestión de privilegio: obviamente, tiene que ver con el diputado Sergio Massa. Sí voy a sumar en esa cuestión de privilegio al presidente de la Comisión de Asuntos Constitucionales, al diputado Pablo González.

          Si bien haré lo posible por no reiterarme, debo decir que está claro que, al no estar el ASPO vigente, no hay una lógica razonable para seguir con este sistema. Creo ‑y estoy convencido‑ que el único motivo por el cual hoy seguimos bajo este régimen de trabajo obedece pura y exclusivamente al capricho interesado del oficialismo y a la complicidad de sus aliados. El funcionamiento de esta Cámara, tanto en las comisiones como en el recinto, es una muestra de lo que digo, y lo pudimos observar recién.

          Si bien ya lo dijeron varios diputados, voy a reiterar que la sesión de hoy ‑en la que se pretende asaltar a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, no a mano armada, sino, otra vez, internet mediante‑ se parece más a una maniobra emparentada con los delitos informáticos que al correcto funcionamiento de esta Cámara. Es tal como lo señalo.

          Convocaron a una reunión conjunta de las comisiones de Presupuesto y Hacienda y de Asuntos Constitucionales con menos de 24 horas de antelación.

          Con menos de 24 horas de antelación se ponen en discusión 65.000 millones de pesos de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y se pone en jaque el sistema federal de gobierno.

          No hubo siquiera una reunión informativa previa ni se citó a los funcionarios ‑ni nacionales ni de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires‑, no se acompañó un solo informe, no se explicaron los números ni tuvieron la hidalguía de mostrarlos.

          Para colmo de males, cuando ‑en el seno de esa discusión llamada a las apuradas y sin los elementos informativos‑ le señalé al presidente de la Comisión de Asuntos Constitucionales que el procedimiento era absolutamente antojadizo, erróneo y antidemocrático, no tuvo mejor idea que proponerme ‑cito sus palabras‑ “resolver las cuestiones como hombres”. La verdad, me llamó la atención, no solo por el hecho de ser diputado, sino también por el rol que ejerce como presidente de la Comisión de Asuntos Constitucionales ‑es quien debe analizar, entre otras temáticas, cada una de las cuestiones de privilegio que hemos realizado en el día de hoy‑.

          Es más, dado que se golpeaba el pecho y citaba su condición de hombre, le pedí que me aclarara qué era lo que quería manifestar con eso. La verdad, la arrogancia, la valentía que manifestaba tener para atacarme de esa forma, no la tuvo para aclarar sus dichos. Infiero, en consecuencia, que me estaba invitando a pelear, pero no tuvo ni la valentía ni la verdadera hombría de aclararlo.

          Señor presidente: en el actual contexto, no hay excusas para seguir con este sistema. Cientos de miles de personas salen a trabajar todos los días; día tras día tras día, suben a los trenes, van a sus trabajos. No se entiende dónde nos quieren ubicar a los diputados. Somos trabajadores esenciales, pero no tenemos la obligación de concurrir a nuestros trabajos.

          Si alguno piensa que este sistema ayudó al funcionamiento de esta Cámara, se equivoca. Este sistema ha permitido todo tipo de atropellos y ha sido la guarida de quienes, si bien se presentan como opositores, han acompañado todos y cada uno de los proyectos del oficialismo.

          Este sistema ha permitido que muchos se escondieran detrás de sus cámaras apagadas, que corrieran presurosos a agarrar sus teléfonos, a sacarse la foto y a apoyar los proyectos del Ejecutivo nacional, escondiéndose de la posibilidad de que podamos al menos verles la cara al hacerlo.

          Este sistema, en definitiva, ha fracasado. Por ello, espero que hoy sea el último día al que se recurre, no solo por el agravio que representa para mí o para esta Cámara, sino para el ejercicio de la Presidencia de esta Cámara, en la medida en que queramos seguir llamándola “Honorable Cámara de Diputados”.

 

Sr. Presidente (Casaretto).- Su cuestión de privilegio pasa a la Comisión de Asuntos Constitucionales.

 

                                                                                                           - 25 -  

cuestión DE PRIVILEGIO

Sr. Presidente (Casaretto).- Para una cuestión de privilegio, tiene la palabra el señor diputado Schlereth, por Neuquén.

 

Sr. Schlereth.- Señor presidente: quiero plantear una primera cuestión de privilegio. No voy a ser original, ya que es contra el presidente de la Cámara, el diputado Sergio Massa. La voy a plantear con motivo de la convocatoria a esta sesión que, a todas luces y una vez más, presenta serias irregularidades para poder ser llevada adelante. Hace unos minutos fue la diputada Roxana Reyes y otros diputados quienes tuvieron problemas de conexión; seguramente, en el transcurso de la sesión también les ocurrirá a otros.

          El diputado Massa ha ido en contra de lo que la sociedad argentina está haciendo hoy ‑trabajar, cumplir con sus responsabilidades‑ y ha sometido a esta Cámara a un funcionamiento virtual o telemático.

          Nosotros acordamos ‑a través de nuestros representantes de bloque‑ en abril, comienzos de mayo, mantener un funcionamiento excepcionalísimo, virtual, pero le consta a usted, presidente, y le consta a la sociedad argentina que, a partir de junio y julio, luego de haber transitado los primeros meses de la pandemia, comenzamos a solicitar ‑no por un capricho, sino por las manifiestas contradicciones, por las manifiestas irregularidades a las que este sistema virtual nos somete‑ volver al sistema presencial.

           En el mes de setiembre -alguno de los diputados preopinantes ya lo mencionó- parte de la renovación del funcionamiento de esta modalidad tenía que ver con darnos la oportunidad debatir de manera presencial temas conflictivos, de alto contenido político y de interés de la sociedad. Hoy, en esta sesión, se ha vulnerado ese acuerdo. El presidente de esta Cámara ha vulnerado su palabra y el resto de los presidentes de bloque están siendo cómplices. En ese momento se acordó hacerlo con una anticipación de no menos de siete días para que los diputados del interior pudiéramos llevar adelante nuestro derecho de representación popular frente a temas de alto contenido y de interés de la sociedad. Y en esta sesión no lo hemos podido hacer.

          Por ello, quiero pedirle una vez más al señor presidente de esta Cámara -como lo han hecho los compañeros de mi interbloque- que hoy sea, de una vez por todas, la última vez que sesionemos de esta manera. Este gobierno habilitó el funcionamiento del fútbol, de la timba y de los casinos. Los gobernadores de las distintas provincias, con buen tino, han habilitado una serie innumerable de actividades necesarias, importantes e imprescindibles para toda la sociedad. En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, donde funciona el Congreso de la Nación y está asentado el poder político de la República Argentina, la gente va a trabajar, cumple con sus actividades y las escuelas están abiertas. Sin embargo, la Cámara de Diputados de la Nación no puede sesionar de manera presencial. ¡Basta con este circo de la virtualidad! ¡Basta con las sesiones mixtas que lo único que buscan es lograr el quórum automático para el oficialismo! Esta es la verdad por la cual todavía se resisten a continuar con esta modalidad. Es decir, tener al quórum como una especie de funcionamiento cautivo para llevar adelante el tratamiento y la sanción de proyectos que seguramente, de otra forma, tendrían otro resultado a través de las votaciones. Es un agravio a la Constitución Nacional y a la representación popular que tenemos los diputados de la Nación para funcionar de manera correcta como la ciudadanía se merece. Espero que esta sea la última vez que el plenario de las comisiones de Presupuesto y Hacienda y de Acción Social y Salud Pública -que se desarrolló hoy- haya sido la última reunión llevada a cabo de manera telemática. A partir de mañana -1° de diciembre- deberíamos volver a la racionalidad, a la institucionalidad y a la realización de las reuniones y comisiones presenciales que debieron haber sido habilitadas desde hace mucho tiempo atrás.

          Por otra parte, quiero plantear una segunda cuestión de privilegio contra el señor presidente de la Nación, doctor Alberto Fernández, por las contradicciones manifiestas entre sus dichos y sus decisiones de gobierno. La lista de contradicciones es enorme. Lo peor es que en su gran mayoría estos temas afectan negativamente la vida cotidiana de millones de argentinos en todo el territorio nacional. Dentro de esa lista larga y bien variada quisiera mencionar solo tres.

          En primer lugar, la situación de los jubilados. Fue una de las promesas de campaña. En reiteradas oportunidades -desde que el señor presidente de la Nación asumió- aseguró que iba a priorizar la recomposición del haber jubilatorio. En lo que va de su gobierno -casi doce meses- el poder adquisitivo de los jubilados y el valor real del haber jubilatorio -por medio de decretos de necesidad y urgencia- han disminuido notoriamente. Lejos de revertir esa situación, contradiciendo sus dichos le estamos poniendo una fórmula de movilidad jubilatoria que agravará la situación.

          En segundo lugar, el señor presidente se ha cansado de decir y ha llenado su boca diciendo que quiere una Argentina federal. Como diputado representante de los neuquinos quiero decirle que la concentración de poder y autoritarismo está creciendo a niveles que muy pocas veces hemos visto. A través del uso de los recursos públicos ha encomendado a su Jefe de Gabinete para que con su lapicera disponga arbitrariamente de los recursos públicos de los argentinos, adoctrinando gobernadores e intendentes con el rebenque y la billetera, con un atropello en intentos permanentes de cooptar el funcionamiento del Poder Judicial, del Ministerio Público Fiscal y de los jueces.

          En tercer término, existe una manifiesta contradicción que es la supuesta búsqueda de la unidad nacional, de unir a los argentinos, de cerrar las grietas que nos han dividido y que nos han dañado tanto. Pero eso contrasta con sus decisiones de seguir agrietando a la sociedad. De esta manera, se logra enfrentar oficialistas con opositores, ricos contra pobres, gobernadores contra gobernadores y trabajadores contra empresarios. Y la lista sigue y sigue. El último ejemplo quizás más notorio, más emblemático de la búsqueda del conflicto permanente y la crispación de los distintos sectores de la sociedad ha sido el envío a este Congreso del proyecto de legalización del aborto para que sea tratado en forma exprés y que irrita a sectores muy amplios de la sociedad.

          Además, está lejos de ocuparse de los problemas de la Nación, de los problemas urgentes de la gente, es decir, la cuestión sanitaria, la pobreza, la marginalidad, el empleo, la producción y la inflación. Entonces, proponen temas que son de debate público y parlamentario queriendo agrietar a la sociedad.

          Yo le recomendaría humildemente desde esta banca y desde la representación que tengo que en todo caso cierre un poco la boca, porque ya hemos entendido hacia dónde va este gobierno y cuáles son sus prioridades, que están muy lejos de los temas que preocupan a gran parte de la ciudadanía.

 

Sr. Presidente (Casaretto).- Ambas cuestiones de privilegio pasan a la Comisión de Asuntos Constitucionales.

                                                                                                           - 26 -  

cuestión de privilegio
 (
Continuación)

Sr. Presidente (Casaretto).- Me informan desde el bloque de Juntos por el Cambio que la señora diputada Roxana Reyes ha recuperado su conexión y le damos un minuto para que pueda redondear su discurso.

          Tiene la palabra la señora diputada Reyes, por Santa Cruz.

 

Sra. Reyes.- Señor presidente: como se dice habitualmente “para muestra basta un botón”. De hecho, fue suficiente para saber que puede pasar esto de perder conexión y de tener que recorrer toda una ciudad para ver desde dónde me puedo comunicar. Esto puede pasar mientras estamos votando. La verdad es que ya no tienen forma de explicar esto de la virtualidad, después de todo lo que ha sucedido en el país y teniendo en cuenta la necesidad que los poderes del Estado funcionen como tienen que funcionar. Es vergonzoso que mantengan a un diputado buscando conectividad.

          El ejercicio de la función legislativa para representar a todos los santacruceños que me votaron, no puede depender de la posibilidad de acceso a una buena conectividad, cosa que en esta provincia, por alguna extraña razón, también es difícil de conseguir.

          Para cerrar mi idea, quiero decir que como presidenta de la Comisión de Familia, Niñez y Juventudes empecé el 8 de octubre a pedir un poco de espacio telemático, esto tan brillante que inventamos, para que me permitieran celebrar una reunión de comisión. Recién lo conseguí el 26 o 27 de noviembre.

          Es decir que una comisión completa dejó de trabajar, a pesar de que los argentinos pagamos sueldos para que esa comisión funcione. Los diputados debemos trabajar, como cualquier otro hijo de vecino, o como lo hacen los médicos y el resto de los trabajadores esenciales. Pero han decidido guardar a una comisión, que se ocupa de tratar temas que abarcan al 56,3 por ciento de niños, niñas y adolescentes que en nuestro país están bajo la línea de pobreza.

          Señor presidente: a usted le estoy hablando. Seis de cada diez niños son pobres, y la comisión de Familia, Niñez y Juventudes de un Poder del Estado de la Argentina no puede trabajar. Ello depende de que alguna buena voluntad de la Cámara de Diputados decida darle un espacio para que trabaje. Estuvimos un mes sin poder funcionar. Como diputada estuve rogando, suplicando que le den lugar a esta comisión. Quisiera ver si esto empieza a darles un poquito de vergüenza.

          Pido a los medios de comunicación que nos escuchen: la presidenta de la Comisión de Familia, Niñez y Juventudes de la Cámara de Diputados de la Nación está denunciando que durante un mes esperó, suplicante, que esa comisión y sus integrantes trabajen, teniendo en cuenta, como dije, que seis de cada diez niños viven en la Argentina bajo la línea de pobreza. Una cuestión como esta debería darnos vergüenza a los diputados.

          De modo que solicito que abandonemos esta farsa. Pido que por favor volvamos a la presencialidad y que desempeñemos nuestra función como lo hacen todos los trabajadores esenciales en la Argentina.

          Aquí se habló mucho de aporte solidario, pero nuestro aporte solidario debe movernos a nuestras bancas, a trabajar y a poner en funcionamiento las comisiones. Ese es nuestro aporte solidario. Me pregunto cuándo la política va a hacer el esfuerzo. (Aplausos.)

 

Sr. Presidente (Casaretto).- La cuestión de privilegio pasa a la Comisión de Asuntos Constitucionales.

 

                                                                                                           - 27 -  

cuestión de privilegio

Sr. Presidente (Casaretto).- Para otra cuestión de privilegio, tiene la palabra el señor diputado Torres, por Chubut.

 

Sr. Torres.- Señor presidente: en línea con lo expresado por la señora diputada preopinante, formulo cuestión de privilegio contra la Presidencia de la Cámara por los desmanejos de las comisiones durante todo este año parlamentario. Se ha querido dar una imagen de un Congreso dinámico, que sesiona todas las semanas, pero la realidad es que las comisiones han tenido un trabajo prácticamente nulo, y esto ha sido por decisión política de la Presidencia de la Cámara.

          Este Congreso está trabajando más a modo de escribanía que como Parlamento nacional. Por cuestiones supuestamente burocráticas o administrativas, no se han podido reunir ni una sola vez comisiones estratégicas que trabajan en proyectos que hacen a la soberanía y al desarrollo económico de nuestro país, como la de Intereses Marítimos, Fluviales, Pesqueros y Portuarios.

          La Comisión de Minería, por ejemplo, se reunió una sola vez durante el transcurso de este año parlamentario y, paradójicamente, lo hizo en carácter informativo para ser vidriera de un proyecto privado de mi provincia, Chubut. Allí, el secretario de Minería dio muestra de las supuestas bonanzas de avanzar con la mayor celeridad posible en ese proyecto, e hizo hincapié en algo que me parece importante resaltar: la necesidad de que sea vinculante la voz de todos los actores para generar previsibilidad y transparencia institucional. Ello, para que exista el consentimiento de todos los actores que son vinculantes en este sentido.

          En esa mesa multisectorial el secretario de Minería de la Nación celebró, por ejemplo, el consenso que había generado con los distintos cultos. Uno se preguntará qué relación puede llegar a tener la Iglesia con el desarrollo sustentable de la minería. Pero, paradójicamente, desde la propia diócesis de Comodoro Rivadavia desmintieron directamente al secretario de Minería de la Nación, ya que no habían sido consultados, y mucho menos ha sido vinculante su posición, que claramente es negativa. Aclaro que no es negativa hacia cualquier proyecto lícito que genere trabajo, que nos permita escalar en la cadena de valor, tener mayor densidad de empresas y generar trabajo en lugares que verdaderamente lo necesitan, lugares relegados, sino que están en contra de los manejos espurios, de la mentira y de la corrupción. Además, entiende que no es el momento de avanzar en el tratamiento de este proyecto.

          El secretario de Minería de la Nación dijo que quienes verdaderamente entienden en la materia tienen que ser vinculantes en esta discusión, y habló de las universidades, del INTA y del Conicet. Paradójicamente, son las universidades quienes también desmienten al secretario de Minería de la Nación, ya que no han sido consultadas, no son vinculantes y se han manifestado en contra de la manera en la cual quiere avanzarse en el tratamiento de ese proyecto para la provincia del Chubut, provincia donde el gobierno ha tenido la posibilidad durante este último año de mostrar que quiere hacer las cosas bien.

          No hace falta que repita lo que vengo diciendo desde hace muchísimo tiempo sobre la situación verdaderamente catastrófica que estamos atravesando los chubutenses, producto de la desidia, el desmanejo, la mentira, la demagogia y la corrupción.

          ¿Cuál es la forma que tiene el gobierno de la provincia del Chubut de mostrar transparencia para generar conciencia social? “Truchar” un documento del Conicet. El propio director de dicho organismo dijo públicamente que este documento es trucho. Esto está judicializado y está en manos del procurador de la provincia del Chubut. Esta es la forma en la que el gobierno de mi provincia entiende que se genera consenso social. Pero los chubutenses no comemos vidrio.

          Señor presidente: para los chubutenses, que el gobernador Arcioni tenga la llave para rifar nuestros recursos, es como darle al Gordo Valor la custodia del Banco Central de la República Argentina.

          Hoy el gobernador Mariano Arcioni no puede garantizar lo mínimo indispensable, como es la seguridad, la educación y la salud en la provincia. Lo que nosotros estamos solicitando es que se escuche a los chubutenses. Queremos que las cosas se hagan bien.

 

Sr. Presidente (Casaretto).- La cuestión de privilegio pasa a la Comisión de Asuntos Constitucionales.

                                                                                                           - 28 -  

cuestión de privilegio

Sr. Presidente (Casaretto).- Para otra cuestión de privilegio, tiene la palabra el señor diputado Menna, por Chubut.

 

Sr. Menna.- Señor presidente: quiero plantear una cuestión de privilegio contra el presidente de la Cámara, el señor diputado Sergio Massa. Como usted sabe, la Comisión de Energía…

-   Se interrumpe el audio.

 

Sr. Menna.- Hay comisiones que no se han reunido en ninguna oportunidad a lo largo de este año. La Comisión de Energía y Combustibles quedó vacante en su Presidencia, con motivo de la renuncia del señor diputado Darío Martínez, para hacerse cargo de la Secretaría de Energía de la Nación. Pero respecto de esa vacancia, para no acudir al expediente y no convocar a la comisión, el presidente de la Cámara no tuvo mejor idea que arrogarse una atribución que es de los diputados y las diputadas que integramos la comisión de Energía y Combustibles, tal como lo dispone el artículo 106 del reglamento. No es una atribución de la Presidencia de la Cámara designar a las autoridades de las comisiones. Sin embargo, por resolución 1.361 eso es lo que ha hecho el presidente de este cuerpo.

          Es decir que de esa manera ha violentado el reglamento, el cual, además, constituye una de las prerrogativas que tiene cada una de la Cámaras de acuerdo con el artículo 66 de la Constitución Nacional, que es darse sus propias normas de funcionamiento. Con lo cual, el presidente de esta casa, el presidente del cuerpo, ha violentado con esto la Constitución Nacional y el propio reglamento de funcionamiento de la Cámara.

          El presidente no tiene esas atribuciones. Además, lo hizo con el agravante de que para dictar esa resolución se invocaron falsedades en sus fundamentos. Se invoca allí el protocolo de funcionamiento virtual, ninguno de cuyos pasajes otorga la atribución al presidente de la Cámara para designar como un monarca, como un autócrata, las autoridades de comisión.

          Se invoca también la resolución 614, que fue dictada cuando comenzaba la cuarentena y como una solución de emergencia, con consenso político. En aquella oportunidad los presidentes de bloque permitieron cubrir esa carencia de autoridades de comisión que, por otra parte, se debía a que el presidente de la Cámara había omitido en esos diecinueve días de marzo convocar a las comisiones para constituirse y elegir a sus autoridades.

          De ninguna manera esa resolución 614 le dio una atribución al presidente de la Cámara para tomar aquellas decisiones que le corresponden en exclusividad a los diputados que integran cada una de las comisiones. Esto en realidad tuvo una explicación, que es abonar a la inmovilidad y al no funcionamiento de este cuerpo. Se trata de una comisión que trata temas de un sector estratégico para la soberanía y el desarrollo argentino, y en especial para la Patagonia, es decir todo lo que tiene que ver con la energía, hidrocarburos y combustibles.

          Esta comisión no se ha reunido en una sola ocasión. Los integrantes del interbloque de Juntos por el Cambio hemos pedido reiteradamente que se convoque a la Comisión de Energía y Combustibles y que se cite al por entonces secretario de Energía, Lanziani, al que nadie le conoció la voz ni la cara. No hizo absolutamente nada y estuvo ausente cuando se discutían las caídas de los precios de los hidrocarburos, combustibles y del barril criollo. Él desarticuló el área de Energías Renovables y la degradó a una simple Dirección. Él estuvo ausente de todo ese debate. Jamás se aceptó convocar a esa comisión para deliberar, para tratar los proyectos de ley y para interrogar a ese secretario ausente.

          Cuando el señor diputado Martínez renunció como diputado para hacerse cargo de la Secretaría pasó lo mismo: la comisión quedó absolutamente inmovilizada. Para evitar que la comisión se reuniera para elegir sus autoridades, el presidente de este cuerpo no tuvo mejor idea que subrogar a los integrantes de esa comisión y tomarse la atribución ‑sin que el reglamento se la brinde‑ de operar en la designación de sus autoridades.

          Señor presidente: creo que es un hecho muy grave porque implica un avance sobre prerrogativas que tenemos quienes integramos esa comisión y atribuirse una competencia que no corresponde ni se puede consentir de ninguna manera, porque es una afectación directa, flagrante, gravísima e inconfirmable del reglamento de funcionamiento de este cuerpo que, repito, tiene anclaje constitucional.

          Además de plantear la cuestión de privilegio, exhortamos a que se resuelva tempestivamente la impugnación que presentamos los integrantes de Juntos por el Cambio, que se impugne esa resolución y que se la deje sin efecto por ser nula de nulidad absoluta e inconfirmable. (Aplausos.)

 

Sr. Presidente (Casaretto).- La cuestión de privilegio pasa a la Comisión de Asuntos Constitucionales.

 

                                                                                                           - 29 -  

cuestión de privilegio

Sr. Presidente (Casaretto).- Para otra cuestión de privilegio, tiene la palabra la señora diputada Polledo, por la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

 

Sra. Polledo.- Señor presidente: lamento tener que plantear una cuestión de privilegio contra la Presidencia de este cuerpo, y sobre todo contra la Presidencia del bloque oficialista. Es por una forma de proceder que a mí me está impidiendo ejercer mi función de diputada como corresponde y como la gente lo merece. No se puede citar a las 21 de un viernes; es una cosa rara que el oficialismo pueda citar a esa hora, y me llama un poquito la atención. Nos citan para el primer día hábil siguiente, sobre todo teniendo en cuenta que el presidente de la Cámara y el presidente del bloque oficialista saben perfectamente el cronograma de trabajo para esta semana en relación con los proyectos conocidos como el de “1.000 días” y el del IVE, uno de los cuales arrancó su tratamiento hoy a las 10, prácticamente sin dar un espacio libre hasta el viernes, cuando pretenden sacar el dictamen de aborto. Es una rapidez sorprendente.

          Así no se puede trabajar con la seriedad que requiere nuestra función. Trato de ser responsable con mi trabajo. Les consta a mis colegas que asisto a todas las reuniones de comisión y que me quedo hasta el final, porque soy muy respetuosa del trabajo ajeno. Hay cantidad de compañeros y compañeras que ni siquiera pudieron organizar un viaje para venir hoy acá. ¿Cómo quiere usted que desde un viernes a las 21 se arbitren las necesidades y los medios para llegar a Buenos Aires hoy a las 13, con los problemas de transporte que estamos teniendo en nuestro país? Es imposible. Es lo mismo que decir “yo cito, y el que llega, llega; y el que no llega, no me importa”.

          Pero eso no es lo más grave. Porque la falta de respeto a nuestro trabajo como diputados de la Nación, por la manera en que se nos convocó a esta sesión, sería de alguna manera comprensible si se tratara solamente de algún trabajo que hubiera quedado inconcluso. Pero no así, sino que acá hay otra intención. Existió la intención de utilizar políticamente la muerte de un ídolo popular ‑que explotó en la Casa Rosada, con los desmanes que todos hemos visto por televisión‑ para que el oficialismo denunciara penalmente a nuestro jefe de Gobierno y a otros funcionarios de la ciudad.

          Luego convocan a esta reunión ‑¡qué casualidad!‑ con el evidente propósito de ocultar ese bochorno, incluyendo en el temario el despojo de los recursos porteños (Aplausos.), de mi ciudad, la de los porteños, que no afecta nada más a los que vivimos y nacimos acá sino a las más de seis millones de personas que la transitan diariamente, los que vienen a estudiar, a atenderse por salud, a hacer trámites y a disfrutar la grandiosa Ciudad de Buenos Aires.

          No es la primera vez que citan de esta manera ni es la primera vez que lo hacen con estas intenciones. Por eso no me voy a extender más y simplemente señalo la falta de respeto y el atropello por no trabajar de acuerdo con la mínima norma. La postura es: hago, avanzo, seguimos a cara de piedra y dale para adelante.

          Entiendo el trabajo legislativo de otro modo, y para que se termine con esta práctica y para poder trabajar como corresponde planteo esta cuestión de privilegio en los términos de los artículos 127 y 128 del reglamento.

(Aplausos.)

 

Sr. Presidente (Casaretto).- La cuestión de privilegio pasa a la Comisión de Asuntos Constitucionales.

 

                                                                                                           - 30 -  

cuestión de privilegio

Sr. Presidente (Casaretto).- Para otra cuestión de privilegio, tiene la palabra la señora diputada Cornejo, por Salta.

 

Sra. Cornejo.- Señor presidente: ya se han dicho muchos de los motivos por los cuales estamos todos tan descontentos. ¿Por qué no se cumple con los protocolos firmados, señor presidente? Se firmó el protocolo que establece cómo se va a citar al funcionamiento presencial y remoto de nuestro Parlamento, pero no se cumple. Se establece que mínimamente nos deben citar con seis días de antelación.

          Vengo de la ciudad de Salta, y junto con algunos diputados pudimos treparnos a los atropellos a un avión el día sábado; otros no lo lograron. Señor presidente: si esto es para impedir que nos vengamos a sentar en nuestras bancas, no lo van a conseguir. En estas bancas nos vamos a sentar, vamos a decir todo lo que tenemos que decir y vamos a aplaudir al papá de Abigail y a cuantos otros papás que tuvieron la posibilidad de despedir a sus muertos. Acá vamos a estar; no nos van a cercenar estos derechos, señor presidente.

          ¿Cuál es ese apuro que tenían para citarnos de urgencia? Recibimos esta citación el viernes a última hora. ¿Será que están necesitando de la caja, de los dineros de la Ciudad de Buenos Aires? ¿Este será el verdadero motivo que han tenido para citar a esta sesión apresurada? ¿Van a seguir usando estos mismos pretextos o motivos para llevarnos a los empujones a tratar el aborto exprés, como lo mencionaba la señora diputada preopinante? ¿Vamos a ir por los jubilados de la misma manera? ¿Vamos a ir por la Justicia de la misma manera? ¿Sin discusiones profundas y sin que se vea la cara de cómo vota cada uno en contra de la República y de nuestras libertades?

          Como les decía recién, muchos diputados han expresado con toda claridad que no funcionan las comisiones. ¿Se dieron cuenta del enorme perjuicio que le están haciendo al país y a las actividades económicas?

          El diputado Menna expresó con toda claridad la situación de la Comisión de Energía y Combustibles.

          Salta tiene un grave problema; el Norte argentino tiene un grave problema por el biocombustible ya que no logramos que se actualicen sus precios ni que se prorrogue su régimen de promoción. No logramos que se discutan estos temas, señores diputados, pero ¿saben la cantidad de puestos de trabajo que se pierden con estas actitudes suyas?

          No queremos más sesiones que no sean estrictamente presenciales, y citadas en tiempo y forma. Ese es el trabajo que se merece la Argentina, el de la discusión profunda y de buscar lo mejor para todos.

          La verdad, señor presidente, es que este tipo de actitudes nos hacen recordar tiempos que no queremos que vuelvan; de hecho, ni siquiera queremos recordarlos.

          Mencionaré una fecha que tal vez algunos de ustedes la tengan presente: el 24 de marzo de 1976. ¿Saben qué pasó en esa fecha? Una comitiva militar ingresó al Congreso de la Nación Argentina, lo cerró y lo disolvió porque no nos querían escuchar. Ustedes me hacen recordar esos tiempos a los que no queremos volver.

          Entonces, pongamos cordura en lo que hacemos. Respetemos al pueblo argentino y a cada una de las provincias que nos han elegido para que los representemos aquí, con voz y voto. No sé si somos esenciales o no, pero tenemos que cumplir con nuestra tarea y este oficialismo no se dará el lujo de cercenar nuestras obligaciones como diputados de la Nación. (Aplausos.)

 

Sr. Presidente (Casaretto).- La cuestión de privilegio pasa a la Comisión de Asuntos Constitucionales.

 

                                                                                                           - 31 -  

cuestión de privilegio

Sr. Presidente (Casaretto).- Para otra cuestión de privilegio, tiene la palabra el señor diputado Alfredo Oscar Schiavoni, por Misiones.

 

Sr. Schiavoni.- Señor presidente: quiero plantear una cuestión de privilegio contra el presidente de la Nación y su jefe de Gabinete de Ministros.

          Resulta realmente inadmisible que habiendo transcurrido más de ocho meses desde que se decretó la cuarentena -con todas sus variantes porque a lo largo del tiempo ha tenido infinidad de modalidades-, desde el Poder Ejecutivo no se haya encontrado un mecanismo válido e inteligente para que todos los ciudadanos argentinos podamos desplazarnos en el país.

          Créanme que en estos más de ocho meses en los que esta casa trabajó bajo esta modalidad de virtualidad y presencialidad, en cumplimiento de la representación popular que una parte del pueblo de mi provincia me puso sobre las espaldas, traté de estar presencialmente en todas las sesiones. Esa tarea no es ningún mérito, simplemente el cumplimiento de mi obligación. Seguramente sabrán que no es divertido hacerse ocho hisopados, manejar más de mil kilómetros en auto y luego volver.

          Menciono esto porque he escuchado decir a parte de la prensa que los diputados hemos cobrado por desarraigo, pero nos quedamos en nuestras provincias. Evidentemente estas declaraciones se deben a una falta de información puesto que quienes pretendemos ejercer con responsabilidad la representación que el pueblo nos otorgó, hemos tratado de realizar de manera presencial nuestro trabajo en este Congreso.

          A partir de que se habilitaron nuevamente los vuelos -por cierto, desde el aeropuerto de Ezeiza, porque Aeroparque está en refacciones y el aeropuerto de El Palomar no se utiliza por decisión del mismo Poder Ejecutivo-, empezamos a utilizar el servicio de Aerolíneas Argentinas y la verdad es que no tenemos por qué soportar el mal trato de su personal ni el pésimo trato de la Policía de Seguridad Aeroportuaria. Ellos transmiten la sensación de que están con bronca por tener que volver a trabajar, algo que piden a gritos todos los argentinos de bien. Todos quieren tener la oportunidad de laburar y de ganarse dignamente la vida; sin embargo, parecería que esta gente está con bronca por esta situación en función del maltrato que sufrí.

           Asimismo, quiero referirme a la irracionalidad de las aplicaciones. Justamente la gracia y la ventaja de la digitalización de la información es que los archivos están disponibles de inmediato y para cualquiera. Pues bien, para tomar un avión hoy en la República Argentina es necesario completar los mismos datos en tres aplicaciones diferentes. Parecía un chiste por lo que pregunté si no podían acceder a la información que completé en primer término en la aplicación CUIDAR, pero me dijeron que no, que tenía que completar la aplicación de las 24 horas y después la específica de mi provincia.

          Luego, cuando pensé que ya había bajado todas las aplicaciones y completado todos los datos, llegué a la provincia de destino y tuve que volcar manualmente la misma información que ya había ingresado tres veces de manera digital.

          No sé qué harán al final del día con todas esas planillas que completamos, pero sin dudas tienen destino de hoguera, porque no creo que nadie se tome el trabajo de leerlas.

          Entonces, que a esta altura no hayamos encontrado un sistema único para que los ciudadanos podamos desplazarnos, me hace pensar que realmente nos están tomando el pelo y nos están cargando; sobre todo, después de lo ocurrido el jueves pasado en el velatorio de “El Diego”, organizado y promocionado por el presidente de la Nación y sus colaboradores. En cualquier país serio, ese simple hecho eximiría al resto de los argentinos de cumplir con todos estos otros requisitos. De lo contrario, parecería ser que en nuestro país hay ciudadanos de primera y de segunda.

          En especial si tenemos en cuenta las injusticias tremendas que ya se han mencionado en este recinto, como el caso de...

 

Sr. Presidente (Casaretto).- La Presidencia solicita al señor diputado que redondee su exposición.

 

Sr. Schiavoni.- Ya termino, señor presidente.

          Me refería al caso de Abigail o al de Solange, que constituyen una burla para el resto de la ciudadanía.

          A esto debemos sumarle el hecho de que luego de ocho meses tampoco hubo preocupación por encontrar un lugar físico que permitiera celebrar sesiones presenciales con todos los diputados. No estoy hablando de un día para el otro sino de más de ocho meses.

          Señor presidente: claramente no hay voluntad de normalizar las sesiones del Congreso. Esto es ostensible, o peor incluso, es como si existiese deliberadamente la intención de imponer “de prepo” una nueva normalidad.

          Muchas gracias, señor presidente. (Aplausos.)

 

Sr. Presidente (Casaretto).- La cuestión de privilegio pasa a la Comisión de Asuntos Constitucionales.

 

                                                                                                           - 32 -  

cuestión DE PRIVILEGIO

Sr. Presidente (Casaretto).- Para otra cuestión de privilegio tiene la palabra el señor diputado Medina, por Buenos Aires.

 

Sr. Medina.- Señor presidente: antes de avanzar sobre mi cuestión de privilegio, me gustaría pedirle al oficialismo, y sobre todo al presidente de esta casa ‑que durante un tiempo, en campaña, hacía discursitos en contra del látigo y la billetera‑, que dejen el látigo y la billetera, que pierdan el miedo, que convoquen a sesiones presenciales y que junten el quórum sin las pantallitas. Si quieren, nos las dejan, porque son lindas, pero terminemos con este circo y que el Congreso funcione como debe ser, así como las comisiones. Pongamos el cuerpo como lo han puesto muchos argentinos.

          Mi cuestión de privilegio tiene que ver con un hecho puntual y es contra el jefe de la Fuerza Aérea Argentina, brigadier Isaac, quien desde hace unos días está intentando quedarse con un predio que históricamente ‑desde hace cuarenta años‑ es del Círculo de Suboficiales de la Fuerza Aérea. El predio está ubicado en Palermo, en Lugones y Sarmiento, para quien no lo conoce. Pertenece al Estado nacional y fue transferido a la Fuerza Aérea.

          La excusa del brigadier Isaac es que necesita alojamiento para el personal militar. A ese lugar, antes de la pandemia, concurrían más de mil familias para realizar actividades deportivas y recreativas. Muchos, como es mi caso, nos hemos criado en ese lugar y hemos aprendido muchísimos valores que nos transmitieron nuestros padres, sobre todo el compañerismo y a compartir.

          ¿Por qué planteo esta cuestión de privilegio en mi función de diputado y no como un particular interesado? Porque como diputado, al enterarme de esa situación, traté de comunicarme con el señor jefe de la Fuerza Aérea, considerando que no es un tema esencial para esa fuerza, que tiene otros problemas, para mediar y que no le saque el predio a la comunidad, porque no deja de ser un club social de la comunidad de la Fuerza Aérea Argentina. El brigadier Isaac se ha negado y ha faltado a la palabra dada a la mutual del Círculo de Suboficiales de la Fuerza Aérea en cuanto a que solo le interesaba el alojamiento.

          En mi rol de diputado traté de mediar y que se encontrara un punto de reflexión, sobre todo de parte del jefe de la Fuerza Aérea, pero frente a las misivas que le enviamos, recibimos su negativa a seguir adelante con el diálogo.

          Entonces, quiero aprovechar mi posición como diputado para que reflexione y que el Ministerio de Defensa también tome cartas en el asunto. Vuelvo a decir que no se preocupen por temas irrelevantes sino por los temas más importantes de las fuerzas armadas, y sobre todo de la Fuerza Aérea Argentina, que tiene muchísimas deudas con su personal, y no solamente por tener un alojamiento para diez o quince oficiales de esa fuerza.

 

Sr. Presidente (Casaretto).- La cuestión de privilegio pasa a la Comisión de Asuntos Constitucionales.

 

                                                                                                           - 33 -  

cuestión DE PRIVILEGIO

Sr. Presidente (Casaretto).- Para otra cuestión de privilegio tiene la palabra el señor diputado Cano, por Tucumán.

 

Sr. Cano.- Señor presidente: cuando ocurren todas estas cosas que están planteando los señores diputados preopinantes, evidentemente ya no hay absolutamente nada que justifique que sigamos con este tipo de sesiones virtuales ni argumentos para defender la virtualidad.

          Quiero plantear una cuestión de privilegio porque mientras tanto hay situaciones graves, como las que están ocurriendo en mi provincia.

          El eje fundamental de cualquier país, Estado o provincia para poder avanzar en un proceso de crecimiento y desarrollo sin lugar a dudas es la Justicia. Lamentablemente, en la provincia de Tucumán no está garantizada la imparcialidad de la Justicia y mucho menos la administración de Justicia.

          Como decía Francesco Carrara, cuando la política entra por la puerta de los tribunales, la justicia sale por la ventana para volver al cielo. Yo le diría, señor presidente, que el grado de deterioro institucional que existe en la Justicia tucumana no es producto de la casualidad.

          Cuando Alperovich asumió como gobernador en 2003, derogó un decreto que había sido instaurado en la gestión de Ortega, que daba participación a la universidad pública y al Colegio de Abogados en el mecanismo de ingreso al Poder Judicial. A partir de la asunción de Alperovich y al derogar ese decreto, el ciento por ciento de quienes ingresaron al Poder Judicial tucumano designados por la mayoría circunstancial del oficialismo lo hizo por el despacho de quien era ministro de Gobierno, Edmundo Jiménez, quien se desempeñó durante más de once años en ese cargo y actualmente es ministro público fiscal. Es decir que se pergeñó una Justicia para garantizar lo que hoy está ocurriendo: la impunidad, señor presidente.

          Nosotros no podemos permitirlo. Mientras a nivel del Senado se pretende instalar el discurso de mejorar la administración de Justicia para modificar escandalosamente la ley sobre designación del procurador general de la Nación, en la provincia de Tucumán están ocurriendo hechos realmente graves: un camarista grabó a un vocal de la Corte, que fue fiscal de Estado. De los cinco integrantes de la Corte, tres fueron fiscales de Estado ‑uno designado por Alperovich y dos por el actual gobernador‑, y otro vocal fue secretario de Estado de la provincia de Tucumán.

          Este camarista, con valentía y ante el hartazgo de sentirse presionado por el vocal de la Corte, lo grabó cuando este ‑el doctor Leiva‑ le exigía que una denuncia en contra del actual legislador Bussi por abuso la manejara “picando bajo”.

          Es decir que el manejo de la causa no tiene que ver con el derecho de una víctima a comprobar lo que denuncia ni el derecho de un legislador a comprobar su verdad, sino que está claramente vinculado a los intereses que tiene el oficialismo tucumano.

          Luego de haberlo grabado, el camarista fue denunciado, y lo que hoy está ocurriendo en la provincia de Tucumán es que se está por echar al camarista mediante juicio político, mientras que la causa contra el vocal de la Corte se archivó al no tenerse por válidos los audios.

          El juez que rápidamente sobreseyó al vocal es el doctor Pisa, conocido como “el Oyarbide tucumano”, quien fue designado por Alperovich y tiene varias denuncias en su contra. Hoy está por acogerse a la jubilación, con la que cobrará el 82 por ciento móvil. Se trata de un juez que garantizó la impunidad ‑en esta y en otras causas‑ a muchos funcionarios del gobierno tucumano.

          Lo que ocurre en Tucumán y que denunció el doctor Pedicone, la brutalidad de esos audios, es como los bolsos de López: hasta que no los vimos ‑a pesar de que se sabía lo que ocurría con la obra pública‑ nadie se había terminado de convencer. Al haberse grabado al vocal Leiva y al haberse escuchado las manifestaciones vinculadas al manejo de las causas, nos queda demostrado el funcionamiento de la Justicia tucumana.

          Son muchos los casos: el caso aberrante de Paulina Lebbos, donde todavía un padre y una familia claman justicia y donde existe vinculación directa con personas ligadas al oficialismo tucumano; la causa de Roxana Teves, donde a Albarracín se lo privó de la libertad y se le armó una causa para quedarse con cinco millones de dólares de un depósito de esa mujer, que enviudó, y que tuvo como protagonistas a los hijos del actual ministro fiscal, y así otras tantas causas que realmente nos avergüenzan.

          Por esta razón he presentado un pedido de intervención del Poder Judicial de Tucumán, porque no está garantizada su independencia. Le diría que, dados los últimos acontecimientos, este es el gobierno de los manotazos. Me refiero al manotazo de los 130.000 millones de pesos que salieron del bolsillo de nuestros jubilados, con motivo de la derogación de la fórmula; el manotazo a la Justicia, a través de la modificación de la ley para la designación del procurador; y el claro manotazo a la independencia del Poder Judicial.

          En razón de ello, he presentado el pedido de intervención federal al Poder Judicial de la provincia de Tucumán.

 

Sr. Presidente (Casaretto).- La cuestión de privilegio pasa a la Comisión de Asuntos Constitucionales.

 

                                                                                                           - 34 -  

CUESTIÓN DE PRIVILEGIO

Sr. Presidente (Casaretto).- Para otra cuestión de privilegio, tiene la palabra la señora diputada Lena, por Entre Ríos.

 

Sra. Lena.- Señor presidente: la cuestión de privilegio que quiero plantear es contra el ministro de Salud, el doctor Ginés González García, y el superintendente de Servicios de Salud, licenciado Eugenio Zanarini, por la situación en la que se encuentra Osplad, la obra social para la actividad docente.

           Como es de público conocimiento, Osplad tiene más de 11.000 afiliados en la provincia de Entre Ríos -con la particularidad de que un elevado porcentaje de ellos son jubilados docentes- y atraviesa innumerables inconvenientes en la prestación de servicio.

          Los afiliados realizaron todos los reclamos pertinentes ante sus representantes gremiales, que participan ante el consejo local de la obra social, en la provincia de Entre Ríos. Es decir que se presentaron tanto ante la Asociación del Magisterio de la Enseñanza Técnica ‑AMET- como ante la Asociación Gremial del Magisterio de Entre Ríos -AGMER-. En algunos casos, han obtenido respuestas puntuales, pero ante otros reclamos se ha tenido que recurrir a acciones judiciales.

          La situación es compleja. Cabe precisar que existe una deuda por la retención de los aportes de los trabajadores, por parte del aporte patronal -tanto de gestión estatal como de gestión privada- que no termina de saldarse, y es necesario buscar una salida que le dé respuesta a estos afiliados. Ellos necesitan de manera urgente que se termine con los continuos cortes de servicio en las diferentes prestaciones e internaciones, así como también que cesen las demoras en las autorizaciones y descuentos en los medicamentos.

          Hace un tiempo los formularios para el tratamiento de la...

-   Se interrumpe el audio.

Sra. Lena.- ...horrible situación de que un jubilado de una escuela técnica de nuestra provincia falleció a la espera de que la obra social Osplad le autorice su cirugía.

          La verdad es que puedo seguir enumerando muchísimos inconvenientes que padecen todos los afiliados. Más allá de estos problemas, que para algunos pueden parecer menores, el principal inconveniente es que esta situación se arrastra desde hace muchísimos años y existe un desmanejo en el retorno de los fondos aportados.

          El artículo 14 bis de la Constitución Nacional consagra el derecho a la protección integral de la familia y la obligación del Estado de otorgar los beneficios de la seguridad social.

          Asimismo, en algunos de los tratados detallados en el inciso 22 del artículo 75 se consagra el derecho a la salud. Cabe destacar la Declaración Universal de los Derechos Humanos, el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, la Convención sobre la Eliminación de todas formas de Discriminación contra la Mujer -que se refiere de la protección a la salud-, así como también la Convención sobre los Derechos del Niño.

           Todos estos tratados internacionales reconocen específicamente el derecho al disfrute de la salud en el más alto nivel posible y al servicio del tratamiento de las enfermedades y la rehabilitación.

          Me veo obligada a plantear esta cuestión de privilegio porque no solo presenté oportunamente un pedido de informes, con el acompañamiento de los diputados Benedetti, Lacoste y Hein, sino que además acompañé una iniciativa presentada por el señor diputado Lacoste. Aparentemente, el tema de la salud no es relevante o, por lo menos, nunca logramos que estos proyectos fuesen puestos en consideración en la comisión pertinente, a pesar de la terrible situación en la que se encuentran estos afiliados entrerrianos.

          El marco sanitario es una obligación impostergable que el Estado nacional debe brindar a todos los ciudadanos y es su responsabilidad velar por estos ciudadanos entrerrianos, que están pasando por una extremada situación de vulnerabilidad por no tener la posibilidad de utilizar esta obra social.

          Cabe mencionar que en el Senado de la Nación también existe un proyecto sobre esta cuestión presentado por la senadora entrerriana Olalla y el senador entrerriano de Ángeli.

          El mundo está atravesando una pandemia, no podemos dejar de atender la cuestión referida a la salud y, mucho menos, dejar a la deriva a los afiliados de Osplad de mi provincia donde la situación es angustiante y necesita una respuesta urgente.

 

Sr. Presidente (Casaretto).- La cuestión de privilegio pasa a la Comisión de Asuntos Constitucionales.

 

 

                                                                                                           - 35 -  

CUESTIÓN DE PRIVILEGIO

 

Sr. Presidente (Casaretto).- Para otra cuestión de privilegio, tiene la palabra el señor diputado Sahad, por La Rioja.

 

Sr. Sahad.- Señor presidente: quiero manifestar mi preocupación y desagrado por esta sesión, convocada en forma exprés, que no cumple con el protocolo firmado que establece un plazo de siete días como mínimo para su convocatoria. Esto parece directamente un ataque al federalismo, por no tener en cuenta que tenemos un país muy extenso, de Norte a Sur y de Este a Oeste.

          Desde el primer día ‑nada más que cumpliendo con nuestro deber‑, muchos diputados estuvimos en forma presencial prácticamente en todas las sesiones, por una cuestión de convicción, por considerar que somos trabajadores esenciales y que el debate tiene que ser, de cara a la sociedad, todos juntos.

          Sin importar a qué partido o bloque pertenezcan los diputados que la convocaron, me parece una total falta de respeto, un desprecio y un desconocimiento a la verdadera situación que hace al transporte. Como bien se sabe, existe una disminución en la frecuencia en los vuelos de nuestra línea de bandera, además de considerar que hay muchas empresas que se fueron de la Argentina. Cuando una sesión es convocada sin la debida antelación, ello atenta a que un diputado, que tiene la obligación de venir, lo pueda realizar en tiempo y en forma.

          Este tema es muy preocupante, porque también demuestra que existe muy poco interés por escuchar voces disonantes e ideas distintas en el debate, que es la base del sistema democrático y lo tenemos que respetar. Considero que la forma de zanjar las diferencias no es sin el desarrollo de un debate.

           Quiero mencionar que hemos visto la peor cara en esta situación, que es la deshumanización, porque miles de personas no pudieron despedir, asistir o acompañar a seres queridos en el momento en que realmente los necesitaban, pero vimos la contracara de esa moneda en eventos que no tenían que ser. Además, vimos cómo se avanza y se ha avanzado sobre los derechos constitucionales, sobre las libertades de las personas y sobre sus bienes. Asimismo, cómo en muchas provincias del país los gobiernos feudales siguen en esa línea.

          Me parece que es un momento de reflexión, donde el gobierno nacional debe realizar una verdadera autocrítica y reconocer que manejó muy mal la situación de la pandemia, así como también la economía, la parte social y todo el efecto psicológico que ello produce. Siguen con un relato que va en sentido contrario de la realidad y de los intereses de los argentinos, y lo sostienen a toda costa. Me parece que es un buen momento para la autocrítica, para la reflexión y para que sepan que, como siempre y desde el primer día, contaron con el apoyo de Juntos por el Cambio en todas las leyes que creímos importantes para el país y para que este gobierno siga adelante. Sin embargo, demuestran una vez más que solo les importa sancionar leyes para beneficio propio, ya sea para lograr la impunidad o para avanzar sobre derechos, dejando en el camino a supuestos rivales políticos.

          Considero que este no es el camino. Por eso llamo una vez más a la reflexión y pido al gobierno nacional que tenga en cuenta todo esto.

          Espero que realmente esta sea nuestra última sesión virtual, que no haya excusas de ningún tipo y que a partir de ahora el Congreso funcione como lo hizo toda la vida, de cara a la sociedad, discutiendo los temas, poniendo la cara y el cuerpo. Gracias, señor presidente.

 

Sr. Presidente (Casaretto).- Gracias, señor diputado. La cuestión de privilegio pasa a la Comisión de Asuntos Constitucionales.

                                                                                                                - 36 -          

cuestión de privilegio

Sr. Presidente (Casaretto).- Para otra cuestión de privilegio, tiene la palabra la señora diputada Morales Gorleri, por la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

 

Sra. Morales Gorleri.-  Señor presidente: la cuestión de privilegio que quiero plantear es contra el presidente de la Nación Argentina Alberto Fernández, ya que considero que en este momento el envío del proyecto de ley del aborto junto al “Plan de los Mil Días” es verdaderamente una falta absoluta de sensibilidad y de sentido de la oportunidad. Estamos en el mes de diciembre, y todos sabemos lo que significa y ha significado siempre, por lo menos en la historia reciente de la República Argentina.

          Este ha sido un año de profundo dolor para nuestro pueblo, con una crisis económica sin precedentes, cuarenta y dos mil pymes cerradas, falta de empleo, un sistema de salud colapsado, médicos exhaustos, un sistema educativo con aulas cerradas y con nuestros pibes sin escuela ‑sin ese vínculo fundamental para la construcción de su proyecto de vida.

          Sabemos que nuestros jóvenes durante este año han profundizado síntomas muy graves, ya que siete de cada diez presentan síntomas de depresión y además, se evidenció el aumento de las cifras de la segunda causa de muerte evitable, que es el suicidio.

          Señor presidente, no hay ninguna duda de que este tal vez sea el año más doloroso para nuestro pueblo. Sin embargo, nos envían este proyecto de ley que divide la mesa familiar de los argentinos, en un año en el que no han podido acompañar a sus familiares enfermos y tampoco los han podido despedir.

          Hemos visto el caso de Abigail y muchos más en todo el territorio nacional. Hemos visto sufrir a nuestras mujeres que se han hecho cargo y han acompañado a sus hijos, han cuidado a sus vecinos y cargaron sobre sus hombros un montón de dificultades.

          Sin embargo, hoy estamos pensando en este proyecto que no trae más que dolor. Además, nos piden que lo tratemos en una semana, en la que deberemos escuchar especialistas jurídicos, científicos, antropológicos, filosóficos y religiosos, y que en ese lapso de tiempo definamos uno de los debates más profundos para este pueblo: el derecho a la vida y a la libertad de las mujeres. Se trata de dos derechos que debemos abrazar como pueblo, pero que no podemos trabajar de la noche a la mañana.

          Seguramente, señor presidente, usted y muchos de los aquí presentes nos dirán que esto se debatió en 2018. Es cierto, el debate se dio en 2018 pero no se sancionó y el pueblo dijo que no. De todos modos, está bien que sigamos discutiendo este tema que todavía no se salda, pero no podemos desconocer la oportunidad, este momento.

          Por otra parte, tampoco podemos desconocer que los proyectos enviados son distintos al de 2018, cuando el “Plan de los Mil Días” no existía. Al respecto tenemos muchas objeciones, ya que la problemática de la mujer nos mira de manera integral.

          Además, el proyecto de ley del aborto es diferente y el año pasado en las urnas el pueblo argentino se expresó teniendo en cuenta como nunca este tema. Yo soy una de las legisladoras, al igual que la mitad de esta Cámara, que el pueblo eligió para estar en esta banca discutiendo esta y muchas otras iniciativas.

          Hemos dado ese debate en 2018. El pueblo eligió nuevos representantes y nos dicen que en una semana debemos resolver uno de los temas tal vez más dolorosos y que provocan más división social en nuestro pueblo.

          Por todo lo expuesto, apelo a la sensibilidad profunda, a que se entienda, se sienta y no se actúe como en el día de hoy, con olor a venganza, ya que por medio del proyecto que discutiremos serán afectadas las vidas de cientos de porteños.

          Señor presidente, solicito que reconsideren el calendario del tratamiento de dos temas realmente dolorosos y profundos como la ley del aborto y el “Plan de los Mil Días”. Muchas gracias. (Aplausos.)

 

Sr. Presidente (Casaretto).- La cuestión de privilegio pasa a la Comisión de Asuntos Constitucionales.

          Para otra cuestión de privilegio, tiene la palabra el señor diputado Ferraro, por la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

 

                                                                                                                - 37 -          

cuestión de privilegio

Sr. Ferraro.- Señor presidente: he solicitado una cuestión de privilegio para el jefe de gabinete de Ministros, Santiago Cafiero, y el señor ministro del Interior, Eduardo De Pedro, porque considero que a esta altura de las circunstancias debemos decir las cosas por su nombre y también porque existe un límite que este Parlamento no puede pasar. Un sector de quienes representamos a la ciudadanía y al pueblo de la Nación no estamos dispuestos a mirar para otro lado y no vamos a tolerar el doble estándar.

          En lo que se refiere a la situación que están atravesando dos provincias de nuestra querida Argentina ‑Santiago del Estero y Formosa‑ muchos de quienes estamos sentados aquí tenemos el derecho a la indignación y a la vergüenza.

          Por esa razón, planteo esta cuestión de privilegio al jefe de gabinete de Ministros y al Ministro del Interior para intimarlos, para que no se escondan más, para actúen de acuerdo con lo que es ser un funcionario en un Estado de derecho y apliquen y pongan el peso de todas las herramientas que la ley les otorga para, en definitiva, frenar e intervenir...

-   Se interrumpe el audio.

Sr. Presidente (Casaretto).- Se apagó su micrófono señor diputado.

 

Sr. Ferraro.- Decía, señor presidente, que puedan llevar adelante las herramientas y el peso otorgado por la ley a cada uno de ellos, para frenar e intervenir en las graves violaciones de derechos humanos que se están dando en las provincias de Formosa y Santiago del Estero.

          Todos sabemos que en dichas provincias los gobiernos locales adoptaron medidas totalmente inconstitucionales, que vulneran derechos fundamentales y la dignidad de las personas. No podemos mirar para otro lado cuando se afecta la libertad de circulación, se sufren detenciones o demoras ilegales, que en muchos casos pueden tipificarse en el delito de tortura o abandono de persona, situación inhumana que hemos visto y que ofende a nuestra democracia y a nuestro ordenamiento institucional.

          El jefe de Gabinete y el ministro del Interior pueden desconocer que la República Argentina tiene compromisos internacionales muy fuertes en materia de derechos humanos. Digo esto porque pareciera que los derechos humanos son para unos o para otros, o que ellos son los dueños de cuándo y cómo hablamos de derechos humanos.

          Es urgente que, en cumplimiento de esto, los funcionarios antes mencionados garanticen que los ciudadanos de cada provincia gocen de todos sus derechos. Deben hacer cumplir que en todo el territorio de nuestro país no existan más aduanas que las nacionales y que en las fronteras interprovinciales que existan se pueda circular libremente. Es decir que se tenga la capacidad de entrar, permanecer, salir y transitar libremente.

          De lo contrario -y por eso planteo esta cuestión de privilegio-, estos funcionarios y el jefe de Gabinete, ‑que como bien dijeron varios diputados preopinantes ya tendría que haber venido a esta Cámara de Diputados como mínimo entre cuatro y cinco veces‑, son pasibles y responsables de los delitos de incumplimiento de funcionario público, de abandono de persona y de la violación a los pactos de derechos humanos, particularmente lo que establece el artículo 22, inciso 3) de la Convención Americana de Derechos Humanos.

          La situación descripta en Formosa y en Santiago del Estero, como en otras provincias de nuestro país, es totalmente alarmante y preocupante. Esta situación obliga a los diputados de la Nación a defender y mantener el imperio del estado de derecho. ¿Para qué? Para que se garantice la forma republicana de gobierno y para que se garanticen los derechos consagrados en nuestra Constitución Nacional.

          Por eso, es que intimamos al jefe de Gabinete y al ministro del Interior a tomar cartas en el asunto, a que cese de una vez por todas la inacción, la pasividad y hasta la complicidad que tienen con los gobiernos provinciales.

          El Parlamento no es solamente el imperio autoritario de la mayoría. Es también el reconocimiento a las minorías y a la representación de toda una ciudadanía y de todo un pueblo.

          Por eso, les pedimos que dejen de violar los derechos humanos que, como les decía, son de todos. Dejen de violentar el funcionamiento institucional. Basta de doble estándar, señor presidente.

          Nosotros tenemos el deber no solamente de defender lo que son nuestros fueros colectivos, sino también la representación de un pueblo que nos pide que defendamos la Constitución Nacional, los derechos humanos y un sistema federal fuerte en nuestro país. (Aplausos.)

 

Sr. Presidente (Casaretto).- La cuestión de privilegio planteada por el diputado Ferraro será girada a la Comisión de Asuntos Constitucionales.

                                                                                                           - 38 -  

CUESTIÓN DE PRIVILEGIO

Sr. Presidente (Casaretto).- Para otra cuestión de privilegio tiene la palabra el señor diputado de Lamadrid, por la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

 

 

Sr. de Lamadrid.- Señor presidente: la nueva cuestión de privilegio, que es recurrente, es contra el presidente de nuestra Cámara de Diputados, Sergio Massa.

          En ese sentido, señor Massa, le decimos que la mayoría no puede hacer todo.

          Para el kirchnerismo, las leyes del Congreso de la Nación y los reglamentos de las cámaras no son válidas, salvo las propias leyes o la interpretación de los reglamentos que les convienen. Todo lo que se ha montado durante este tiempo ha sido una farsa para cerrar el Congreso y para que parezca que funciona. Pero ha sido una puesta en escena ideada por la vicepresidente.

          Lo hemos dicho durante todo este tiempo como disco rayado porque tenemos la convicción de que es así y porque la realidad nos demuestra que es así.

          En la sesión del 19 de diciembre vinieron y, en un abrir y cerrar de ojos, se llevaron las facultades de la Cámara de Diputados con los superpoderes. Pero en diciembre no había pandemia.

          Eso está en el registro. Dije que querían cerrar el Congreso, pero no necesitaban hacerlo como lo había hecho Figueroa Alcorta en 1908, que tenía miedo a la preponderancia de Roca que estaba acá al lado en el Senado, y le puso candado al Congreso.

          Expresé que eso era lo que se jugaba y lo que se venía en la Argentina. Que se jugaba si venía la época de la imposición o si todos nosotros íbamos a tener la dignidad de defender la deliberación en la Argentina.

          También dije durante todo este tiempo en este Parlamento, ¿cuándo vamos a votar leyes que no sean un traje a medida del poder? Y señalé en este Parlamento que el Estado democrático no puede ser un Estado delincuente.

          Además, indiqué en este Parlamento, que no saben gobernar sin plata y sin discrecionalidad. Hoy vamos a ver eso con la quita de la coparticipación a Buenos Aires.

          Lo advertí porque conozco la lógica de este poder; la padecí y la denuncié durante muchísimos años.

          No voté a favor de las sesiones virtuales y dije que la democracia no es una aplicación.  Expresé que el principal hospital que tiene la República es el Parlamento y que iban a hacer que la consecuencia de la pandemia fuera nada al lado de las consecuencias del abuso del poder que iba a ejercer el gobierno.

          También dije que querían acallar a la oposición, fragmentar, encerrar y dividir a la sociedad para que no se pueda quejar de lo que estaban haciendo.

          Querían sacar las leyes duras de impunidad, leyes que le garantizaran la impunidad del pasado y la posibilidad de anular para adelante todos los delitos que se les ocurrieran.

          Así de duro es lo que está pasando en la Argentina. Yo no soy duro. Dura es la realidad. Yo no me estoy radicalizando. La realidad está demostrando que los diputados tenemos que defender la Constitución Nacional y el Parlamento.

          ¿Qué nos contesta el oficialismo cuando decimos todo esto?  Que los ofendemos. Porque consideran la verdad una ofensa. Se ofenden con la verdad en vez de ofenderse con las cosas que hacen y defienden, señor presidente.

          La génesis de la política es la búsqueda de la verdad. Si la verdad está en lo profundo, a la verdad se llega, como decía Sócrates. Sean amigos. Está muy bien que sean amigos; pero traten de ser amigos de la verdad.

          Señor presidente, como diputados nos asiste la obligación constitucional de defender a la República y a sus instituciones.

          Por eso le digo al presidente de la Cámara de Diputados que no tenemos que negociar con él esta obligación constitucional de defender a la República. Es la tarea que nos dan nuestros electores. Es una tarea que la hacemos en defensa de millones de argentinos que advierten lo que decimos y que saben que decimos la verdad.

          Cuando le preguntaban a Yrigoyen cuál era el programa decía que el programa era la Constitución Nacional. Alem decía que los cargos sirven en tanto y en cuanto quien los ocupe esté dispuesto a defenderlos.

          Degradan la democracia sistemáticamente porque sus urgencias no reparan en la violación de la Constitución Nacional y de los derechos.

          Para finalizar, señor presidente, le quiero hablar a los argentinos. Acá hay un abuso insensato. Hay un uso arrogante del reglamento. No escuchan; resuelven todo en solitario como se les ocurre y los resultados están a la vista.

          Pero está pasando algo en la Argentina. Hay unos pocos que están poniendo en vilo a millones de argentinos.

          ¿Por qué está pasando esto? Porque el gobierno ha consolidado una mayoría en la Cámara de Diputados con el bloque de Ramón, con el bloque de Schiaretti y con el bloque de Duhalde, porque los diputados son de Duhalde y no de Lavagna. Es decir que es una mayoría que no fue votada, que está fraguada, que es falsa y artificial. Pero es la que le está permitiendo al Congreso avasallar la República e ir en la búsqueda de aniquilar la división de poderes. ¡Lo vamos a impedir! ¡No nos vengan con el cuento de que no se puede sesionar presencialmente! ¡Terminen con esta farsa, señor presidente! (Aplausos.)

 

Sr. Presidente (Casaretto).- La cuestión de privilegio será girada a la Comisión de Asuntos Constitucionales.

 

                                                                                                           - 39 -  

cuestión de privilegio

Sr. Presidente (Casaretto).- Para otra cuestión de privilegio tiene la palabra la señora diputada Ruarte, por Córdoba.

 

Sra. Ruarte.- Señor presidente: en primer lugar, quiero referirme a la señora diputada que recién estaba en ejercicio de la Presidencia. Parece que, como todos los del gobierno, vive en una burbuja en la cual no tiene conocimiento de que, con tanto poco tiempo de anticipación con el que se nos citó a la sesión, no tenemos modo de llegar a la ciudad de Buenos Aires. Ella estará a pocas cuadras o a pocos kilómetros, pero al igual que el diputado Petri, a quien ella irónicamente le contestó –algo que no corresponde, porque está en ejercicio de la Presidencia- diciéndole que había muchos lugares en el recinto para que estuviera presente, yo le quiero decir que no tenemos forma de llegar.

          En efecto, ella debe saber que los vuelos han sido reducidos a menos de la mitad. Desde la ciudad de Córdoba tenemos un solo vuelo por día. Como podrán chequear, sábado y domingo no había vuelos, y hoy, solo uno, a las 21, con lo cual resultaba imposible llegar.

          Tampoco hay transporte terrestre, ya que los colectivos no tienen la frecuencia que solían tener.

          Entonces, primero deberíamos cumplir con el reglamento, como corresponde. Se debe cursar la citación a la sesión con el tiempo de antelación pertinente y no como lo hicieron, un viernes por la noche, para que hoy, lunes, estemos presentes allá.

          Realmente esto terminaría si todos tuviéramos una vida normal. Todo ha vuelto a la normalidad, menos la Cámara de Diputados, donde todavía seguimos detrás de las pantallas. Y quienes queremos asistir en forma presencial no lo podemos hacer porque no tenemos cómo llegar. Así que le voy a sugerir que eso lo hable con su gobierno.

          Por otro lado, pasando al tema por el cual he planteado la cuestión de privilegio, quiero señalar que ella está dirigida directamente contra el presidente de la Nación y el gobierno al cual usted representa.

          Como ya lo dijeron otros diputados de mi bancada, lamento que no esté presente el presidente de la Cámara. De todos modos, cuando está presente también está con el celular, así que me siento estafada porque pocas veces se nos escucha. Es más, es una falta de respeto. Espero que se lo pueda transmitir o que después lo vea por el canal de la sesión.

          Quiero hacer una pregunta puntual, señor presidente: ¿hasta cuándo el gobierno va a seguir instruyendo esta serie de medidas y, particularmente, la política que está aplicando? Debo reconocer que el único logro que ha tenido es el fracaso, un total fracaso en el manejo de la pandemia. Porque la pandemia ha estado en todo el mundo, pero el país que peor la manejó fue la Argentina. En efecto, agravamos la pandemia provocando una crisis financiera que le ha costado el trabajo a millones de argentinos.

          Lo más grave y triste de toda esta situación es algo que digo con dolor en el alma, porque me duele la Argentina, me duele la gran crisis institucional y la inseguridad que estamos atravesando a nivel país. Se trata de una inseguridad ciudadana, de una inseguridad jurídica y de una insostenibilidad del sistema productivo. ¿Hasta cuándo, señor presidente, este gobierno seguirá negando la realidad? ¡No se hace cargo! ¿Hasta cuándo le van a hacer creer a la gente que luchan por la igualdad cuando, en realidad, nos demuestran que Abigail no es un caso aislado sino uno de los muchos casos que este gobierno niega por completo?

          ¿Cuántas Soledad más tiene que haber? ¿Cuántas personas más tienen que morir tratando de cruzar un río para ver a sus seres queridos? ¿Cuántas personas como Romina Ojeda tienen que sufrir la pérdida de un hijo para que este gobierno actúe con responsabilidad? ¿Cuántos niños más tienen que perder el año escolar? Este gobierno está compuesto por inoperantes que en nueve meses no pudieron encontrar una solución.

          En verdad, señor presidente, creo que encontré la respuesta a mi pregunta, y es que no importa cuántos más mueran ni cuántas personas sigan sufriendo. Basta con que uno de ellos tenga un apellido que sea afín a su modelo político, basta con que sea un jugador de fútbol famoso, para poder organizar un sepelio con millones de personas. Basta con que sea el hijo de una expresidenta para que pueda obtener beneficios fiscales, mientras miles de empresas quiebran.

          Esto no puede seguir sucediendo, señor presidente. No pueden seguir llenándose la boca con palabras como “igualdad”, “amor”, “lucha”, mientras decretan tres días de duelo y aprovechan a sesionar para designar a un procurador fiscal propio, poniendo en riesgo la democracia en el país.

          Mientras les dicen a los jubilados que los cuidan, se burlan otorgándoles un aumento inconstitucional del 5 por ciento. ¡Un 5 por ciento, señor presidente! ¡Son 30 pesos diarios! ¡Es inadmisible tanta burla! Y como si eso no bastara, lo hacen a cuenta del aumento que van a recibir en marzo.

          ¡Basta de denigraciones, señor presidente! ¡Basta de faltarnos el respeto! ¡Basta de spots publicitarios diciendo que todos somos uno, que todos debemos tirar para el mismo lado!

 

Sr. Presidente (Casaretto).- Pido a la señora diputada si puede redondear.

 

Sra. Ruarte.- Ya termino, señor presidente.

          ¡Basta de mentiras! La realidad está ante nuestros ojos y no hace más que demostrar que hay dos Argentinas: la de los ciudadanos comunes, que luchamos día a día contra las arbitrariedades e injusticias de este gobierno, y la de los contactos, de los que tienen derecho por ser funcionales a su obra de teatro.

          La realidad es que antes gobernar era considerado un arte; presuponía capacidad y capacitación. Hoy, en verdad, la realidad me demuestra que gobernar es una deshonra, una pérdida total del respeto y de la consideración hacia los demás. (Aplausos.)

 

Sr. Presidente (Casaretto).- La cuestión de privilegio será girada a la Comisión de Asuntos Constitucionales.

 

                                                                                                           - 40 -  

cuestión de privilegio

Sr. Presidente (Casaretto).- Para la segunda cuestión de privilegio solicitada, continúa en el uso de la palabra la señora diputada Ruarte.

 

Sra. Ruarte.- Señor presidente: tal como mencioné hace un rato, como docente me afecta especialmente el estado actual de la educación en nuestro país, con una innumerable cantidad de niños y jóvenes que no pudieron recibir una educación completa y de calidad debido a la falta de recursos tecnológicos y de conectividad.

          Lamentablemente, más allá de todo esto, lo que realmente preocupa –porque es de público conocimiento- es que nunca aceptaron que se declarara una ley de emergencia. Recién después de diez meses, el ministro Trotta puede llegar a decir que hay un plan para el año que viene. Pero créame lo que le voy a decir, señor presidente, y le aclaro que es muy breve mi alocución en este segundo tema. ¿Sabe lo que pasa? Es necesario que los funcionarios que están al frente del Ministerio de Educación tengan las manos impregnadas de tiza, porque de otra manera difícilmente puedan entender lo que un docente o un niño sienten que ha pasado en esta pandemia. Solo así pueden mirar a los niños a los ojos y decirles con la verdad cómo han sido realmente las cosas.

          Hoy hay muchísimos niños y jóvenes que se han perdido porque han abandonado la escuela. ¿Y sabe qué, señor presidente? Las familias están agotadas. Hemos desgastado a las familias porque se pusieron la educación al hombro. Sepan o no sepan cómo enseñar, los padres estuvieron a la altura de los docentes.

 

Sr. Presidente (Casaretto).- La cuestión de privilegio será girada a la Comisión de Asuntos Constitucionales.

 

                                                                                                           - 41 -  

cuestión de privilegio

Sr. Presidente (Casaretto).- Para una cuestión de privilegio tiene la palabra el señor diputado Grande, por Salta.

 

Sr. Grande.- Señor presidente: quiero plantear una cuestión de privilegio contra el procurador de la provincia de Salta

‑el jefe de los fiscales-, Abel Cornejo, y contra el diputado nacional Andrés Zottos, también de mi provincia; y explicaré por qué.

          Esta historia comienza en 2018, en Salta, cuando la AFIP descubre una organización destinada a defraudar al Estado -y probablemente a la Municipalidad de Salta- en centenares de millones de pesos.

          El cerebro de la organización, el contador Matías Huergo, en esa época amigo mío, fue detenido mientras se desarrollaba la investigación; concretamente, cuando ya estaba metido en el problema, en ese embrollo tremendo, el propio secretario de Hacienda de la municipalidad, el señor Pablo Gauffin, porque desde su oficina se emitían las facturas truchas para cobrar obras que teóricamente se realizaban en el municipio.

          Una vez detenido, voy a verlo para pedirle que haga uso de la figura de testigo arrepentido, porque para todos los que leíamos noticias era absolutamente obvio que había alguien que respaldaba las claras tropelías que surgían de la causa.

          Una vez terminada esa escena, dije públicamente lo que había hecho y, al referirme al contador Huergo, usé el término “salame” porque obviamente era el salame del sándwich. También manifesté que había otros, que no sabía quiénes eran, que actuaban en confabulación, en asociación ilícita; como siempre, robar al Estado parece muy fácil en este país.

          Después de mis expresiones, el procurador general de la provincia, Abel Cornejo, me citó a declarar sin siquiera tener la causa en sus manos; esto lo reconoció la propia fiscal Simesen de Bielke cuando me llamó a declarar por primera vez.

          Luego, cuando denuncié al procurador general por su cobardía al no investigar las causas por corrupción, me inició una querella ‑que está por llegar a la Cámara de Diputados de la Nación‑ sin tener en cuenta la inmunidad de opinión que esta casa otorga a sus miembros para que podamos cumplir con nuestra función.

          En la demanda, también me acusa públicamente de ser un personaje nefasto que trató de impedir que Gustavo Sáenz, en aquel momento intendente de la ciudad de Salta, llegue al gobierno de la provincia. Quiero recordar que, en la interna con Gustavo Sáenz, yo fui candidato a intendente de la ciudad para sucederlo.

          Pero la historia no termina ahí; la presión va subiendo y el procurador general inicia una segunda causa. A todo esto, en perfecta coordinación con el procurador general de la provincia, el propio diputado nacional Andrés Zottos pide públicamente mi detención por una mera declaración respecto de un robo enorme cometido contra los Estados nacional, provincial y municipal.

          Presentaré las pruebas correspondientes y pido a la comisión que trate el tema en particular, porque me parece que es extremadamente grave. Si esta es la presión que recibe un diputado nacional, imaginemos qué presiones tendrán los ciudadanos comunes y corrientes en mi provincia. (Aplausos.)

 

Sr. Presidente (Casaretto).- La cuestión planteada pasará a la Comisión de Asuntos Constitucionales.

 

                                                                                                                - 42 -          

CUESTIÓN DE PRIVILEGIO

Sr. Presidente (Casaretto).- Tiene la palabra el señor diputado Asseff, por Buenos Aires.

 

Sr. Asseff.- Señor presidente: conforme con lo establecido en el artículo 127, inciso 6, del reglamento, planteo esta cuestión de privilegio porque siento que mi decoro se ve afectado, lesionado y vulnerado cuando se pretende dar un tratamiento exprés a un tema que involucra, nada más ni nada menos, que a la ética individual y social; un asunto que se refiere nada menos que a la vida.

          No entraré en el fondo de la cuestión, sino que hablaré de la modalidad, de la forma como se quiere encarar un tema tan delicado.

          Quieren llevarnos a debatir sobre el aborto, sobre la legalización de la interrupción voluntaria de la gestación. Porque no es una despenalización lo que están proyectando, sino literalmente una legalización que pretenden llevar adelante de manera veloz. No quieren darnos un momento de reflexión y de serenidad; nos apuran, como se dice en la calle.

          El procedimiento es absolutamente irregular. Estamos en medio de una pandemia. Los casos ahora han bajado; sin embargo, se registran casi siete mil contagios por día y la cantidad de fallecidos es de aproximadamente doscientos cada jornada. La justificación del aislamiento obligatorio más largo del planeta, que desplomó nuestra economía, trajo miles de psicodramas individuales y provocó la pérdida de millones de puestos de trabajo, fue que había que ampliar la infraestructura hospitalaria, a todas luces inapropiada dada la dimensión de la amenaza sanitaria.

          En momentos en que la actividad escolar no alcanzó su plenitud ‑algo gravísimo e injustificable, salvo que algunas mentes enfermas apuesten a la exclusión y la ignorancia‑, se propone sancionar una ley que obligará a dedicar recursos físicos, médicos, paramédicos y dinerarios para el aborto gratuito.

          Me destrata como representante que se traiga de manera abrupta a la discusión un asunto que carece de urgencia y, por tanto, de oportunidad. Suena a recurso para distraer la atención del pueblo, para contentar a algún sector y, sobre todo, para conflictuar a los partidos políticos, porque es sabido que la implementación del aborto legal y gratuito divide transversalmente a todos los espacios de la política.

          El oficialismo cree tener, hacia adentro de su frente, herramientas para disciplinar y saldar diferencias; en contraste, especula con que la oposición afrontará una situación más compleja. Debo darle una mala noticia: nosotros, desde la oposición, saldaremos rápidamente nuestras diferencias.

          La forma como nos quieren meter en ese engañoso debate es lamentable; traerá secuelas y, sobre todo, perjudicará la salud pública, la misma que falazmente es invocada como uno de los sustentos del proyecto. Ocúpense de prevenir las tres mil quinientas muertes evitables de quienes sufren cáncer de mama y los suicidios, como bien dijo la señora diputada Morales Gorleri, de tantas jóvenes mujeres.

          No quiero eludir el debate; simplemente digo que quiero una discusión seria, científica, ética y alejada del efectismo electoralista.

-   Expresiones incomprensibles por dificultades en el audio.

 

Sr. Asseff.- Las autoridades de la Cámara deberían atender a esta degradación, al parecer irrefrenable, de la representación política que significa el Poder Legislativo. Estas formas irregulares de funcionamiento denigran a este poder de la República; por eso, exhorto a la Presidencia de la Cámara ‑claro que, sin mucha expectativa‑ para que obre con grandeza y actitud institucional.

 

Sr. Presidente (Casaretto).- La cuestión planteada pasará a la Comisión de Asuntos Constitucionales.

 

                                                                                                                - 43 -          

CUESTIÓN DE PRIVILEGIO

Sr. Presidente (Casaretto).- Tiene la palabra el señor diputado Mestre, por Córdoba.

 

Sr. Mestre.- Señor presidente: planteo esta cuestión de privilegio contra la Presidencia de la Cámara y la Secretaría Parlamentaria con motivo de la presentación del proyecto de ley de creación de una comisión bicameral encargada de la elaboración de un código del consumidor.

          Entiendo que se ven afectados mi derecho y mis garantías no solo como diputado nacional, sino también como presidente de la Comisión de Defensa del Consumidor, del Usuario y de la Competencia, ya que desde mayo de este año venimos trabajando en iniciativas presentadas en relación con esta temática. La creación de esta comisión bicameral viola en forma flagrante y burda el artículo 101 ter del reglamento, que establece las competencias de la Comisión de Defensa del Consumidor, del Usuario y de la Competencia y donde claramente dice que todo lo atinente a los consumidores tiene que pasar por la comisión. ¿Qué tema más atinente que la creación de un código del consumidor? Por supuesto que hace falta; hace 27 años que tenemos una ley de defensa del consumidor que se ha ido modificando y que es necesario sistematizar.

          Por eso, desde Juntos por el Cambio hemos presentado un proyecto de ley que estábamos tratando en la comisión. Por otro lado, el Frente de Todos también presentó su propio proyecto de ley sobre defensa del consumidor. Ambos proyectos tienen una coincidencia del 85 por ciento; de los treinta y un miembros de la comisión, veintiocho estábamos de acuerdo y estábamos avanzando en reuniones informativas donde recibimos a destacadísimos juristas, no solamente de Argentina sino también de otros países de Latinoamérica. Además estos proyectos tienen como antecedente un anteproyecto que se trabajó durante un año y medio en el marco del Programa Justicia 2020. Se trabajó de forma plural y democrática en todas las provincias del país, en congresos, en distintas actividades, en audiencias públicas y donde en definitiva estos proyectos tenían también el apoyo de muchísimos colegios de abogados de la FACA ‑Federación Argentina de Colegios de Abogados‑, que presentó una nota a la Presidencia de la Cámara y de la comisión avalando el tratamiento del proyecto.

          Por eso, considero que es una falta de respeto que no solamente no se haya dado giro a la Comisión de Defensa del Consumidor, sino que tampoco tenga la cabecera cuando el propio presidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda dijo que no tenía sentido que pase por esa comisión ya que no implicaba ningún costo que sea necesario que valide la Cámara de Diputados.

          Por esa razón es que le pido que de forma escrita me conteste la nota que lleva el número 5525-D.-2020 que el mismo día en que se violó el artículo 101 ter le presentamos a la Presidencia de la Cámara.

 

Sr. Presidente (Casaretto).- La cuestión de privilegio será girada a la Comisión de Asuntos Constitucionales.

 

                                                                                                           - 44 -  

Cuestión de privilegio

Sr. Presidente (Casaretto).- Para una cuestión de privilegio, tiene la palabra la señora diputada Terada, por el Chaco.

 

Sra. Terada.- Señor presidente: en función del artículo 127 inciso 6 de nuestro reglamento quiero plantear una cuestión de privilegio contra el presidente de la Nación, Alberto Fernández, la titular de ANSES, Fernanda Raverta, y contra el ministro de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de la Nación, Claudio Moroni.

          ¿Cuál es el motivo? El grave perjuicio patrimonial que se le produce a nuestros jubilados, de quienes venimos defendiendo sus derechos e intereses. Esto tiene un origen: la ley de emergencia previsional sancionada en diciembre del 2019 que suspendió la movilidad jubilatoria establecida por ley 27.541.

          Cuando en esa oportunidad debatimos este tema dijimos que la variable de ajuste eran nuestros jubilados, que esta ley era inconstitucional y que iba a producir nuevamente gran litigiosidad, hecho que ocurrió. Se continúa con los DNU que prorrogan la suspensión de esta movilidad jubilatoria y se aplican porcentajes antojadizos e injustificados, de manera que no se sabe de dónde surgen.

          La Justicia ya ha comenzado a resolver los planteos de inconstitucionalidad, y así tenemos que la Cámara Federal de Paraná declaró en el caso “Cabrera, Roque” la inconstitucionalidad de estos decretos de necesidad y urgencia dictados por el presidente de la Nación. Por otro lado, el Juzgado Federal de Salta ha planteado la inconstitucionalidad de la suspensión de la movilidad jubilatoria.

          Hace poco Fernanda Raverta, como titular de la ANSES, anunció que en el mes de diciembre se iba a dar un 5 por ciento de aumento a todos nuestros jubilados. Pero posteriormente, cuando se hizo la presentación del proyecto de ley por parte del oficialismo, nos encontramos con la triste novedad de una nueva burla a nuestros jubilados, ya que en realidad ese 5 por ciento de aumento no va a pertenecer al mes de diciembre si no que va a integrar lo que en definitiva resulte de la movilidad jubilatoria que se establezca en el mes de marzo del 2021.

          Entonces, sinceramente creo que nuevamente nuestros jubilados no solo han sido engañados, sino que han sido burlados en su buena fe de creer que van a tener un 5 por ciento de aumento durante el mes de diciembre.

          La verdad es que yo me pregunto, ¿dónde están todas esas personas, los sindicatos, todos los que integraban la oposición en el 2017, que concurrieron a la plaza de los Dos Congresos y que impidieron que se pudiera sesionar para tratar lo que en ese momento era una modificación de la movilidad jubilatoria, luego sancionada como ley 27.541?

          Me pregunto, ¿hoy están todos callados? ¿Nadie quiere defender a los jubilados? Hoy, que más lo necesitan, ¿no se manifiestan? ¿No se expresan? Tampoco está ese hombre del famoso mortero casero que con tal intolerancia y violencia también se manifestó. Hoy no está presente ninguno de esos sectores que en su momento estaban organizados, evidentemente, por la entonces oposición para impedir el tratamiento de esta modificación de la movilidad jubilatoria.

          Señor presidente: siento un dolor profundo porque siempre he trabajado en la defensa de los jubilados y por no poder cumplir con la manda constitucional del artículo 14 bis de la Constitución Nacional que establece una garantía de jubilaciones y pensiones móviles para garantizar a nuestros jubilados un haber mínimo.

          Pero también quiero decir que desde Juntos por el Cambio seguiremos votando en contra de todos aquellos proyectos que vayan en contra de los intereses genuinos de nuestros jubilados.

          Hoy, por suerte, la Justicia comenzó a declarar la inconstitucionalidad de este tipo de leyes, y seguramente también va a resolver la inconstitucionalidad de la nueva fórmula jubilatoria. En realidad, no es una nueva fórmula jubilatoria, sino que es la que se aplicó durante la gestión de la entonces presidenta Cristina Fernández de Kirchner que inclusive reduce los aumentos jubilatorios ya que se aplican cada seis meses en vez de cada tres, lo que implica un gran retroceso y un grave perjuicio patrimonial para todos nuestros jubilados nacionales.

          Es por todo ello que planteo la cuestión de privilegio en función de todos estos detalles, que el presidente conoce perfectamente por ser el presidente de la Comisión de Previsión y Seguridad Social.

 

Sr. Presidente (Casaretto).- La cuestión de privilegio pasará a la Comisión de Asuntos Constitucionales.

                                                                                                           - 45 -  

Cuestión de privilegio

Sr. Presidente (Casaretto).- Para una cuestión de privilegio, tiene la palabra el señor diputado Wolff, por Buenos Aires.

 

Sr. Wolff.- Señor presidente: la cuestión de privilegio que planteo es para la institución de la Presidencia de la Cámara. Le voy a contar por qué, a ver si me puede ayudar a resolverlo.

          Son exactamente las 18 y 38, y seguramente los taquígrafos tomarán nota de esto. Le digo a la gente que nos está escuchando que aquí se registra todo, más allá de que hubo sesiones ‑específicamente la del 1º de marzo‑ donde tuvimos problemas con alguna cosa que no figuraban en la versión taquigráfica, algo que finalmente se subsanó.

          Ustedes saben que, quienes han estado presentes en la Comisión de Labor Parlamentaria, nos han dicho que le han pedido a la Presidencia de la Cámara el registro por el cual el pedido de esta sesión entró antes de las 17 del viernes.

          Digo esto porque como en todo establecimiento público, esta Cámara tiene horarios de atención y a las 17 cierra Mesa de Entradas. Razón por la cual, si el pedido para esta reunión entró después de la 17, esta sesión estaría siendo notificada con menos de doce horas de anticipación. Se trata de una sesión especial de la Cámara de Diputados de la Nación, que pasaría a engrosar las pruebas de la inconstitucionalidad, no solo del pedido de robo a la Ciudad de Buenos Aires sino de la metodología: entre gallos y medianoche, y a escondidas de la gente.

          Uno siempre tiende a pensar bien de los funcionarios y de los compañeros a los que hoy les toca ocupar ese lugar. Usted está presidiendo en nombre de la institución, no es algo personal, pero la Presidencia de la Cámara se ha comprometido en la Comisión de Labor Parlamentaria a traer el documento para comprobar que el pedido de esta sesión debió haber ingresado el día viernes antes del horario de cierre de la Mesa de Entradas.

          Por esta razón, como creo en la buena fe y entiendo que quedan dos oradores, no voy a plantear una moción de orden para hacer un cuarto intermedio, pero sería bueno que lo exhiban, así yo también puedo manifestar a la ciudadanía que nos han mostrado que el pedido de esta sesión especial no entró entre gallos y medianoche, y que no nos han mentido en la Comisión de Labor Parlamentaria.

          Por eso le pido por favor que antes de pasar al próximo tema, la Presidencia de la Cámara, en este momento en su persona, se acerque a las autoridades del interbloque y les exhiba el ingreso antes de las 17 horas ‑formal, registrado‑ del pedido de esta sesión. De esta manera, podríamos aplacar los rumores de que esta sesión se está llevando a cabo, además de fuera del espíritu republicano, democrático e institucional, contraviniendo la norma parlamentaria, lo cual sería, además, discriminatorio.

          Fíjese que si algún miembro de la oposición se presentara ahora en Mesa de Entradas y no lo recibieran, sería lógico. ¿Por qué un miembro del oficialismo podría hacerlo? Estaríamos ante el caso de que yo soy el Estado, yo tengo el poder, yo manejo el ingreso, soy juez y parte.

          Por lo tanto, confiando en la buena voluntad, deseando que en un rato pueda exhibir a la gente ese documento y decir que mi suposición ha sido infundada, o tal vez que mi pedido ha sido solo para garantizar la transparencia del funcionamiento de la Cámara, solicito que en breves minutos nos acerque el documento formal ‑un mail, un documento fehacientemente registrado‑ por el cual esta sesión especial se habría pedido en tiempo y forma.

 

Sr. Presidente (Casaretto).- La cuestión de privilegio será girada la Comisión de Asuntos Constitucionales.

 

                                                                                                           - 46 -  

CUESTIÓN DE PRIVILEGIO

Sr. Presidente (Casaretto).- Para una cuestión de privilegio, tiene la palabra el señor diputado Maquieyra, por La Pampa.

 

Sr. Maquieyra.- Señor presidente: quiero plantear una cuestión de privilegio porque veo afectado y cercenado uno de los derechos más importantes de los legisladores, que es la posibilidad de debatir: que se escuchen todas las voces, que exista el intercambio de ideas, que cada uno pueda expresar su opinión y, sobre todo, que este debate sea rico.

          ¿Qué sería de este Congreso si los debates se dieran todos de forma apresurada? ¿Qué sería de este Congreso si los proyectos se trataran de un día para el otro y de forma exprés? Estaríamos en una escribanía, no en un Congreso; y me preocupa que vayamos hacia eso.

          Varios de mis colegas han hablado con respecto a esta quita de coparticipación, este manotazo que van hacer a la Capital Federal, como si fuera una pelea de federalismos, sin entender que la Capital Federal es parte de los distritos, no del poder central, y que es la Nación la que tiene que repartir la coparticipación a cada distrito; pero bueno, se ve que hacen un federalismo de amigos.

          También, vemos que con esta idea de hacer trámites exprés y de cercenar el debate, se va a tratar uno de los temas más trascendentes de los últimos años en este Congreso, de los que tocan la fibra de cada argentino o argentina, temas de convicción y temas de debate, y se lo quiere hacer de una forma apresurada y de un día para el otro.

          Estoy hablando de la ley del aborto. Y no quiero entrar hoy en las cuestiones de las posturas porque espero que haya tiempo para eso. Lo planteé en la elección de 2017, lo voté en contra en 2018 y lo volveré a hacer en esta instancia, porque no soy una persona que especula o que juega con temas tan importantes. Por eso mi voto será en contra del aborto; pero me parece que los debates se tienen que dar.

          Este debate se debe dar de forma seria. Debemos escucharnos y darnos el tiempo indicado. Tuvieron nueve meses para tratar el tema desde que lo anunciaron en marzo, y recién ahora lo traen al Congreso y lo quieren votar en una semana.

          En 2018 dimos un debate muy extenso. Toda la sociedad participó; se escucharon a 738 oradores de las dos posturas; tuvimos más de 15 reuniones conjuntas de comisión y durante dos meses debatimos este tema tan importante.

          Celebro que podamos debatir, pero transmito mi preocupación porque ahora queremos pasar de 738 oradores a 50. Queremos pasar de dos meses de debate a una semana, y de quince reuniones de comisión a tres. Me parece poco serio.

          El año pasado se ha renovado la mitad de esta Cámara. La mitad de los legisladores no tuvieron la oportunidad de participar en el debate, como yo la tuve en 2018, y esa mitad no tendrá la posibilidad porque se le va a cercenar el derecho a poder intercambiar ideas, porque quieren hacer un debate exprés.

          Y no estoy planteando en absoluto que no se debata. No estoy planteando que estos temas sean tabú y no deban tratarse, porque para eso está el Congreso: para debatir, para intercambiar ideas. Lo que estoy planteando es por qué lo quieren hacer en una semana; por qué quieren que debatamos un tema tan importante en un par de días y con muy pocos oradores.

          Por eso espero que este asunto llame a la reflexión y tengamos un debate exhaustivo, que cada uno de los oradores pueda expresarse y que el debate sea profundo. De lo contrario, estaríamos faltando el respeto a tantos argentinos y argentinas, y a los pampeanos en particular, para quienes también es un tema de preocupación.

          Por último, espero que este debate sobre el aborto sea presencial. ¡Basta de virtualidad, presidente! Este sistema no da para más. ¡Basta de sesiones virtuales! ¡Vengan a debatir a la Cámara! ¡Siéntense en esta Cámara y den la cara!

          Espero que con este debate, los cientos de diputados que no han pisado este recinto y que no han legislado en estos nueve meses, puedan atravesar las provincias argentinas y se empiecen a dar cuenta del flagelo que han vivido tantos argentinos, a quienes no dejan ingresar, les piden 150 trámites y les hacen cumplir los catorce días de cuarentena.

          Espero que esos diputados que no han venido, cuando venga al debate presencial y vuelvan a sus provincias, hagan la cuarentena, como ya la he hecho yo ‑por más de 45 días‑ en las veces que fui a mi provincia. Espero que todos esos legisladores no se arroguen ser esenciales y eviten esas cuarentenas. Espero que vean la realidad viniendo al recinto, y que se termine la virtualidad.

          Por eso pido, una vez más, que establezcamos un protocolo único de circulación nacional con testeos. Espero que se pongan de acuerdo, que respeten la Constitución y que abran las fronteras provinciales.

 

Sr. Presidente (Casaretto).- La cuestión de privilegio pasa a la Comisión de Asuntos Constitucionales.

                                                                                                                - 47 -          

cuestión de privilegio

Sr. Presidente (Casaretto).- Para una cuestión de privilegio, tiene la palabra el señor diputado De Marchi, por Mendoza.

 

Sr. De Marchi.- Señor presidente: oportunamente había solicitado la palabra porque, si bien esta moción de orden la planteo en los términos del artículo 127 del Reglamento, debió haberse tomado como de previo y especial pronunciamiento, toda vez que la cuestión que voy a plantear tiene que ver con la validez misma de la presente sesión.

          Dicho esto, y antes de enfocarme unos segundos en el tema de fondo, de un tiempo a esta parte venimos naturalizando que la regla es el incumplimiento permanente del Reglamento. “El Reglamento soy yo” parece que fuera la regla en esta Cámara de Diputados.

          Como diputado, quiero imaginar que todavía mantenemos, al menos en el marco de las formalidades, el cumplimiento de este Reglamento, que es el que en general regula nuestro funcionamiento, cuyo símil en la Cámara de Senadores hace ya varios meses ha dejado de funcionar. Tengo la esperanza y la expectativa de que en la Cámara de Diputados se siga aplicando.

          No voy a hacer referencia –dado que varios diputados ya lo han hecho‑ a la invalidez de las sesiones virtuales, que evidentemente es así por cuestiones de fondo ‑el país entero trabaja‑, pero también porque viola el artículo 14 del reglamento, toda vez que las razones de fuerza mayor son manifiestamente inexistentes. Por lo tanto, me voy a concentrar brevemente en lo que entendí debió ser una cuestión previa, que se tendría que haber planteado al inicio de la presente reunión.

          Esta sesión ha sido convocada a través de una nota remitida con la firma de once señores diputados y señoras diputadas, fechada el viernes 27 de noviembre.

          El artículo 35 del reglamento en forma expresa establece: “Las sesiones especiales…” -que es la que nos convoca en este instante‑ “…se realizarán…”, y establece dos opciones claras y taxativas ‑…por resolución de la Cámara, a petición del Poder Ejecutivo;…”, o sea, del señor presidente de la Nación ‑cuestión que evidentemente no sucede‑ “…o por un número no inferior a diez diputados, dirigida por escrito al presidente, debiendo expresarse en todos los casos el objeto de la sesión.”

          Tengo la íntima convicción que esa formalidad no se ha cumplido; aunque no es una mera formalidad. Si vamos al espíritu del legislador cuando se sancionó el artículo 35 del reglamento, el mismo apunta a evitar que cualquier diputado en forma solitaria se sienta con derecho a convocar al resto del cuerpo a sesionar o, al menos, a responder a la solicitud de sesión. Por eso, se estableció un número que parecía razonable: diez; no ocho, nueve, cuatro o dos. Diez como mínimo.

          En consecuencia, la única manera de constatar la existencia de este pedido por al menos diez diputados es solicitar formalmente, sin plantear un cuarto intermedio ‑pero también pidiendo al señor presidente que no envíe esto a la Comisión de Asuntos Constitucionales para su posterior tratamiento‑, que en el transcurso de los próximos veinte minutos por Secretaría se ponga a disposición la nota formal suscripta por al menos diez diputados. Quiero verla, señor presidente, con la firma manuscrita y/o con la firma digital, teniendo en cuenta que el propio sistema deja expresa constancia de la hora y del día en la cual esa firma fue estampada.

          Los nombres de los diputados firmantes -y no de otros‑ son: Claudia Bernazza, Rosa Muñoz, Nilda Mabel Carrizo, Florencia Lampreabe, Paula Penacca, Máximo Kirchner, Cecilia Moreau, Cristina Álvarez Rodríguez, José Luis Gioja, Pablo Carro y Blanca Osuna.

          Si le parece razonable, mientras continúa dando la palabra -son cuarenta metros hasta el ámbito de la Secretaría‑ solicito que por favor se arrime al estrado la nota pertinente con las firmas correspondientes, porque esto hace a la validez misma de la presente sesión. (Aplausos.)

 

Sr. Presidente (Casaretto).- La cuestión de privilegio se girará a la Comisión de Asuntos Constitucionales.

 

Sra. Frade.- Disculpe, señor presidente, pero le pido por favor que termine con ese cliché. El diputado De Marchi no planteó una cuestión de privilegio; simplemente es un pedido que se lo está realizando de manera formal. Deje de decir que el tema pasa a la Comisión de Asuntos Constitucionales. Ya hubo dos pedidos similares y usted los giró a la Comisión de Asuntos Constitucionales, cuando no se trata de cuestiones de privilegio, sino de un pedido que le está realizando un diputado.

 

Sr. Presidente (Casaretto).- Estamos en el término destinado a las cuestiones de privilegio. Eso es lo que establece el reglamento.

 

Sr. De Marchi.- Señor presidente: le pido amablemente que entre los próximos quince o veinte minutos se exhiba la nota por la que se convocó a esta sesión especial.

 

                                                                                                                - 48 -          

cuestión de privilegio

Sr. Presidente (Casaretto).- Continuamos con las cuestiones de privilegio.

          Tiene la palabra el señor diputado Manzi, por Catamarca.

 

Sr. Manzi.- Señor presidente: en mi calidad de diputado y como miembro de la Comisión de Acción Social y Salud Pública, el 15 de octubre de 2020 giré, invocando acceso a la información pública, sendas notas al Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Nación y al Conicet pidiendo información sobre un tema que no solamente nos preocupa sino que nos ha ocupado y nos ocupa, que es información sobre vacunas y sobre ciertas investigaciones que supuestamente se estaban haciendo en Argentina.

          Quiero recordar que los organismos que son interpelados bajo esa ley, tienen el plazo de 15 días hábiles para dar una respuesta, que en este caso ha sido ampliamente sobrepasado.

          Por lo tanto, planteo una cuestión de privilegio en contra del ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Nación y de las autoridades del Conicet. El tema no es menor y tampoco lo es esta tendencia recidivante y permanente a desconocer las leyes por parte de ciertas autoridades. Parece que asumen su rol para no cumplir con la norma; en realidad, son autoridades que tienen que cumplirla y hacerla cumplir.

 

Sr. Presidente (Casaretto).- La cuestión de privilegio se girará a la Comisión de Asuntos Constitucionales.

 

                                                                                                           - 49 -  

cuestión de privilegio

Sr. Presidente (Casaretto).- Tiene la palabra la señora diputada Montoto, por Santiago del Estero.

 

Sra. Montoto.- Señor presidente: en Santiago de Estero tenemos estado de derecho. En cada elección el gobernador Zamora fue elegido con más del 70 por ciento de la voluntad popular.

          En estos días hemos vivido hechos muy lamentables, pero también debemos tener en cuenta que estamos atravesando una pandemia; algo realmente desconocido. La única forma de luchar contra ella es aplicando el aislamiento preventivo de la población. Es decir, hasta que llegue la vacuna, la gente tiene que estar aislada. Todas las provincias de la Argentina y los demás países del mundo están actuando en este sentido.

          Esto ha llevado a hechos desdichados que no tienen ninguna justificación. Hay seres humanos que no se han puesto en el momento, en el lugar que estamos viviendo, en el sentimiento y en la situación de gravedad que padece una familia, como ha pasado con la de un policía que estaba probablemente agotado y cansado. Estos hechos no tienen justificación, pero el agente en cuestión le ha pedido la documentación correspondiente al padre de una niñita para autorizar que ingrese la provincia de Santiago del Estero.

          Pero quiero que sepan que un gobernador como el doctor Zamora ha asumido esta responsabilidad, y le ha pedido disculpas a la niña, a la familia y a la comunidad, como responsable de la provincia.

          Sí, señor presidente: quiero poner algo de luz en este desdichado comentario que ha llegado los medios nacionales. La enfermedad que tiene esta niña lleva mucho tiempo: seis años. Ella vive en Termas de Río Hondo. Había un médico que cubría una guardia, proveniente de la provincia vecina de Tucumán. Desde entonces estuvo siendo asistida en dicha provincia. Quiero que sepan que todo el tiempo fue trasladada en vehículos de la provincia de Santiago del Estero, en especial de la intendencia de Termas de Río Hondo.

          También quiero sepan que el papá de la niña recibió ayuda económica para cuidar a su hija, pero la contención no fue solo económica para atender la salud de la niña, sino también emocional. La pequeña soñaba con conocer el mar, y la intendencia la llevó a conocerlo.

          Era tan grave el estado de su hija, que los padres querían tener otra opinión. La intendencia de Termas de Río Hondo colaboró para que fueran al Garrahan, donde les confirmaron el duro diagnóstico, un diagnóstico de una enfermedad que solo ocurre en los niños. Lamentablemente, ha transcurrido mucho tiempo y esta niñita no ha recibido los tratamientos adecuados.

          Hace tres días, otro niño, Brian Mendoza, de Ojo de Agua, sufrió la amputación de un miembro inferior ‑una de sus piernas‑, recibió la medicación oncológica que se le había indicado y fue dado de alta.

          Quiero que se conozcan estos casos para poner luz y dejar de hablar sin conocimiento.

-   Ocupa la Presidencia el señor presidente de la Honorable Cámara, doctor Sergio Tomás Massa.

Sra. Montoto.- Ahora quisiera referirme a lo que han pedido los familiares de esta niña a los medios de Santiago del Estero, y para ello me dirijo a cada uno de mis compañeros diputados y a todos los políticos del país: no usemos a esta niña. Este es el pedido que han hecho los familiares, es decir, que no sea usada políticamente y que respetemos una patología que nadie buscó ni quiso. La niña está siendo acompañada por el cariño de toda una comunidad, que es la del pueblo santiagueño.

          Me gusta que se piense en los niños, pero también me hubiese gustado que se pensara en ellos cuando durante muchos años se los dejó sin vacuna contra el sarampión. Como médica, también me hubiese gustado que no se dejara sin ayuda a tanta gente pensionada por discapacidad.

          Con mucho orgullo por las mejoras que ha vivido mi provincia, invito a todos a que vengan a conocer Santiago del Estero, una ciudad de paz, de armonía, donde hemos crecido y existimos como parte de nuestro país. Con mucho orgullo quiero levantar las banderas del federalismo y de Santiago del Estero, poniendo esta tarde un poco de luz sobre un caso que ha sido muy manoseado. Les pido por favor que respetemos la salud de una niña.

 

Sr. Presidente (Massa).- La cuestión de privilegio planteada será girada a la Comisión de Asuntos Constitucionales para su consideración.

                                                                                                           - 50 -  

solicitud

Sr. Presidente (Massa).- Tiene la palabra el señor diputado Cáceres, por San Juan.

 

Sr. Cáceres.- Señor presidente: he sido denunciado falsamente por el delito de violencia de género.

          Este es un tema terriblemente sensible, que realmente daña muchísimo los afectos, la familia, el entorno y a la dirigencia política de mi provincia, San Juan.

          Lo cierto es que en la Argentina cada veintiséis horas muere una mujer. Como dije, este es un tema muy sensible y muy peligroso, porque puede ser utilizado por bronca, por despecho o con una finalidad política.

          Hay muchos hombres que son víctimas de violencia física o psicológica, pero no hay estadísticas ni registro de ello, porque no se atreven a denunciar ni a contarlo siquiera. En estos casos hay suicidios, como el del pibe de Bariloche, Agustín Muñoz, quien luego de una denuncia falsa terminó quitándose la vida.

          Se hace mucho daño en los medios y en las redes sociales. Escucho que se habla mucho de este tema, que es mi pareja, que es mi esposa. Y la verdad es que se trata de la persona que me sucede en la lista de diputados, mi suplente en esta banca de diputado de la Nación, que gané con el voto de los sanjuaninos. Sí fue una compañera de vida y una compañera de la política, a quien le tuve mucho aprecio y cariño.

          Este hecho genera precedentes, señor presidente. No puede ser que una simple denuncia defenestre a una persona y defenestre su imagen. Le puede pasar a cualquiera. Pero yo no quiero que sea una Justicia envuelta en fueros la que me absuelva, porque juro por la memoria de mi padre, que está en el cielo, que no tengo absolutamente nada que ver con los delitos que se me imputan.

          Por eso pido a esta Cámara que me autorice, bajo las prerrogativas del artículo 1° de la ley de fueros, a presentarme como ciudadano común, sin ninguno de los privilegios establecidos en el citado artículo, para hacerle frente a la Justicia. Ojalá esto sirva como bandera para que todos aquellos hombres que hoy son privados de ver a sus hijos, o que son privados de muchas otras cosas por divorcio, sepan que existe otro mecanismo.

          Reitero mi solicitud a este cuerpo para que me autorice, bajo las prerrogativas del artículo 1° de la ley de fueros, a presentarme ante la Justicia como un ciudadano común.

 

Sr. Presidente (Massa).- Entiendo que lo que usted está solicitando es su desafuero.

 

Sr. Cáceres.- En el entendimiento de que los fueros pertenecen al cuerpo, lo que solicito es que se me habilite a presentarme ante la Justicia en forma individual. En caso de que no proceda ese modo, el artículo 1° de la ley de fueros establece que, con la autorización del cuerpo, podría presentarme ante la Justicia sin las prerrogativas que allí impiden obtener elementos probatorios dentro de investigación judicial.

 

Sr. Presidente (Massa).- Tiene la palabra la señora diputada Lospennato, por Buenos Aires.

 

Sra. Lospennato.- Señor presidente: quiero aclarar lo que acaba de decir el diputado preopinante.

          La ley 25.320, de fueros, habilita la investigación absoluta. Esta última modificación se hizo porque anteriormente, amparado en los fueros, no se podía iniciar ningún proceso judicial. Como lamentablemente hemos visto en la Argentina durante varios años, muchísimos legisladores transitan o han transitado todo su mandato o varios mandatos mientras tienen causas en curso.

          Esa situación funciona sin ningún problema porque la ley de fueros la habilita. Solamente hay que sacar los fueros ‑dice la ley‑ en caso de que un juez solicite una medida de restricción y entonces se tenga que encarcelar a la persona. Si eso no sucede, la persona puede seguir ejerciendo su cargo y perfectamente puede ser investigada por la Justicia sin perder sus fueros. Como dijimos antes, los fueros solamente protegen a la persona de su libertad de opinar, pero todas las demás diligencias judiciales se pueden cumplir salvo una, que es la que el diputado está pidiendo que esta Cámara autorice. Está haciendo referencia al in fine del artículo 1° de la ley de fueros, que dice que para realizar allanamientos en el domicilio o en la oficina de algún legislador, así como intervenir sus comunicaciones telefónicas o postales, se requiere que esta Cámara lo autorice.

          De manera que si esta Cámara da esa autorización, cualquier juez, cualquier fiscal, puede instruir íntegramente la causa mientras el legislador preserva sus fueros y puede seguir ejerciendo su función.

          Entonces, lo que está solicitando el diputado es que esta Cámara autorice el párrafo in fine del artículo 1° de manera que el juez pueda cumplir con todas las diligencias que entienda necesarias para el avance de la causa. (Aplausos.)

 

Sr. Presidente (Massa).- En consideración la solicitud de autorización para que los jueces puedan llevar adelante todos los allanamientos y requisitorias necesarios respecto del diputado Cáceres por la denuncia por la que está siendo investigado.

          Se va a votar.

-             Resulta afirmativa.

Sr. Presidente (Massa).- La solicitud ha sido aprobada y se comunicará al juez de la causa.

 

                                                                                                           - 51 -  

CUESTIÓN DE PRIVILEGIO

Sr. Presidente (Massa).- Para una cuestión de privilegio, tiene la palabra la señora diputada Caselles, por San Juan.

 

Sra. Caselles.- Señor presidente: me parece correcta la actitud que ha tomado el diputado Cáceres. Justamente la cuestión de privilegio que quiero plantear está vinculada con ese pedido. Pero quiero sumar el pedido de licencia del diputado durante el tiempo de la investigación.

          Durante tres horas he escuchado plantear distintas cuestiones de privilegio, muchas de las cuales han tenido como eje fundamental ‑y de manera injusta‑ la descalificación del presidente de la Cámara, con mensajes totalmente erróneos y agraviantes. También se puso el eje en tratar de descalificar estas sesiones virtuales, que han permitido que todos los representantes del pueblo argentino podamos llevar adelante nuestra tarea con honor.

          Durante toda la tarde hemos escuchado poner en duda la legalidad o la legitimidad de estas sesiones, diciendo que solamente se puede sesionar estando sentados en ese recinto. Sin embargo, creo que cuanto más estemos en nuestros territorios, visitando a cada vecino de nuestra respectiva provincia, seguramente van a surgir las mejores leyes, porque éstas surgen del seno y del corazón de cada uno de los habitantes de nuestros lugares.

          Toda la tarde estuve escuchando una serie de agravios contra el gobierno actual, desconociendo por completo la crisis más grave de la historia de la humanidad en materia de salud. Me refiero a esta pandemia que el gobierno debió enfrentar a menos de tres meses de haber asumido, como dijimos el otro día.

          Pero esta tarde no escuché hablar de lo que nos dejaron: la peor crisis de la historia económica del país. Nos prometieron pobreza cero y no cumplieron, les quitaron derechos a nuestros mayores y a nuestros jóvenes, e hicieron crecer el desempleo.

          Algo que me llamó la atención es que esa apelación al honor y a la moralidad que hace el bloque de Juntos por el Cambio estuviera totalmente desvinculada de la denuncia pública hecha en la provincia de San Juan por alguien que milita en dicho partido. Me refiero a la denuncia hecha por Gimena, una amiga y una ciudadana sanjuanina que con mucho valor y mucho honor se presentó ante la Comisaría de la Mujer y relató los hechos de violencia física y psicológica que viene padeciendo desde hace mucho tiempo. Gimena, a pedido de su propia hija, se animó a decir “basta” a la situación de violencia psicológica y física que estaba viviendo ‑mostrando las lesiones físicas que tenía‑ y se sometió a las pericias e indagatorias correspondientes.

          En una entrevista publicada en “Tiempo de San Juan” por el periodista Daniel Tejada, ella muestra señales de agresión física en sus brazos y también hace referencia a una serie de ofensas hacia su persona. A nosotras como mujeres, y particularmente a mí como ciudadana y representante del pueblo de San Juan, nos ha conmovido.

          Como dije anteriormente, me llamaba la atención que al hablar de este tema, que tiene que ver con el honor y la dignidad de la mujer y tantos otros derechos que hoy se planteaban, en ningún momento se haya puesto de manifiesto la defensa de esos derechos, es decir, que no se haya tomado en cuenta el hecho de atentar contra una mujer.

          La cuestión de privilegio que iba a plantear estaba relacionada con este hecho en el cual el cuerpo ya ha tomado parte. También iba a plantear ‑como dije al principio‑ que se licenciara al diputado Eduardo Cáceres, de Juntos por el Cambio, para que la Justicia de mi provincia pueda actuar con todos los elementos, como corresponde, a lo cual en un principio el diputado se había negado.

          Quiero destacar la valentía de Gimena y de muchas mujeres argentinas que atraviesan situaciones de vida muy difíciles y se animan a hacer la denuncia correspondiente. ¡Cuántas habremos pasado por situaciones de violencia psicológica, política y demás! Quizás muchas no nos hemos atrevido a hacer la denuncia correspondiente.

          Señor presidente: este debe ser un llamado de atención para seguir construyendo una sociedad más igualitaria y seguir luchando por los derechos de las mujeres y de los hombres, para que no se sientan violentados en su dignidad y en su integridad física y mental.

          En la provincia de San Juan ya habíamos anunciado que hoy haríamos este pedido. Celebro que sea voluntario el planteo del diputado Cáceres, pero creo que la investigación debe ser muy profunda. Realmente estoy conmovida, como todas las mujeres sanjuaninas, y hay muchísimas agrupaciones de mujeres que solicitan que la Justicia actúe con celeridad para que la voz de Gimena, que es la voz de cientos o miles de argentinas, sea escuchada y la Justicia haga lugar.

          Por último, quiero reiterar el apoyo a la Presidencia de esta Cámara y al gobierno de la Nación, y pedir que no se olvide que venimos de un país totalmente devastado, donde la Justicia, la igualdad y el apoyo a los que menos tienen parecían no ser las banderas de este sector que hoy aparece siendo el defensor número uno de todo eso. Recordemos que el anterior gobierno favoreció a los ricos e hizo más pobres a los pobres.

 

Sr. Presidente (Massa).- La cuestión de privilegio pasa a la Comisión de Asuntos Constitucionales.

 

                                                                                                           - 52 -  

MOCIÓN DE ORDEN y de tratamiento sobre tablas

Sr. Presidente (Massa).- Para una moción de orden, tiene la palabra la señora diputada Moreau, por Buenos Aires.

 

Sra. Moreau.- Señor presidente: quiero plantear una moción de apartamiento del reglamento, en los términos del artículo 127 inciso 10, para solicitar el tratamiento sobre tablas en la presente sesión del proyecto contenido en el expediente 111‑S.‑2020.

          Se trata del proyecto de ley venido en revisión sobre promoción de la alimentación saludable, etiquetado informativo y visible, y prohibición de publicidad de bebidas analcohólicas envasadas que contengan sellos de advertencia.

          Este proyecto ya tuvo sanción del Senado y desde hace varias semanas está siendo debatido en la Comisión de Legislación General de esta Cámara, con gran participación pública y de autoridades del Poder Ejecutivo.

          Señor presidente: nos parece que la información pública y directa es fundamental para tomar las decisiones personales adecuadas a fin de tener una alimentación más saludable. En este sentido, la ley de etiquetado frontal resulta necesaria para que los argentinos y las argentinas avancemos en ese camino.

          Sabemos que hay diputados que no están de acuerdo, pero es la mayoría de este bloque la que pide este apartamiento del reglamento. Asimismo, solicitamos que la votación se haga en forma nominal.

 

Sr. Presidente (Massa).- Antes de darle la palabra a los señores diputados De Marchi y Manzi, quiero aclarar que el diputado Stefani también quería plantear una moción de apartamiento del reglamento para tratar el mismo tema.

          Por lo tanto, tiene la palabra el señor diputado Stefani, por Tierra del Fuego, para ratificar o no su moción de apartamiento del reglamento.

 

Sr. Stefani.- Señor presidente: en el mismo sentido que la diputada preopinante, solicito que la Cámara se aparte de las prescripciones del reglamento con el objeto de considerar sobre tablas el proyecto sobre etiquetado frontal de alimentos.

Me parece que dicho etiquetado ayudará a los consumidores a comprender qué es lo que consumen, promoviendo de esa manera la salud pública. En el año 2018 presenté un proyecto en el mismo sentido y en julio de este año lo volví a presentar.

Creo que la alimentación saludable es básica, y en este caso estamos hablando de la salud de todos los argentinos.  

Este proyecto, que cuenta con sanción del Senado, concientiza a los argentinos acerca de que el 28,3 por ciento de toda la población de nuestro país es obesa, esto es, uno de cada tres argentinos. Asimismo, el 76 por ciento de los hombres y el 56 por ciento de las mujeres en la Argentina tienen sobrepeso de acuerdo a su talla y edad. En los últimos treinta años, la tasa de obesidad en nuestro país se duplicó. Además, tenemos un grave problema de obesidad infantil: el 7 por ciento de los niños en la Argentina son obesos.

De manera que no creo que este tema tenga mucho que ver con una cuestión ideológica. Cuando hablamos de la promoción de la salud de los argentinos no importa cuál es la ideología que profesemos, ya que es un tema vital.

Precisamente, estamos viviendo una pandemia, y esta es otra pandemia silenciosa que tenemos los argentinos, porque a pesar de todas las campañas que se han hecho no hemos podido conseguir que la industria alimenticia de nuestro país nos informe qué consumimos cada vez que compramos un alimento.

     Con toda esta evidencia, no puede ser que en la Argentina todavía no hayamos podido conseguir que nos informen qué es lo que estamos consumiendo, pese a que el artículo 42 de la Constitución Nacional nos da el derecho de exigir que se nos brinde toda la información a la hora de comprar un alimento.

     El organismo es una máquina perfecta. Muchas veces atribuimos a la genética varias de las enfermedades que contraemos. Sin embargo, la gran mayoría son enfermedades crónicas no transmisibles, que marcan de alguna manera nuestra relación con el ambiente. Quiere decir que son perfectamente prevenibles.

Para que haya menos argentinos en los hospitales y para que todos tengamos una mejor calidad de vida es muy importante que aprobemos este proyecto de ley de etiquetado frontal de los alimentos.  

 

Sr. Presidente (Massa).- Entiendo que hay dos mociones, una de la diputada Moreau…

 

Sr. De Marchi.- Señor presidente: …

 

Sr. Presidente (Massa).- Para que usted entienda, diputado De Marchi: la cuestión de fondo no está en discusión.  

 

Sr. De Marchi.- Es para plantear una moción de orden.

 

                                                                                                           - 53 -  

MOCIÓN DE ORDEN

Sr. Presidente (Massa).- Para una moción de orden, tiene la palabra el señor diputado De Marchi, por  Mendoza.

 

Sr. De Marchi.- Señor presidente: se trata de una moción de orden, en calidad de previo y especial pronunciamiento, como se formulara en el momento en que otro señor diputado ocupara el estrado de la Presidencia.

Me quiero referir al origen viciado de esta sesión. Hace más o menos cuarenta minutos le hemos solicitado que por Secretaría se nos pusiera a disposición la nota a partir de la cual se había convocado a esta sesión, en los términos del artículo 35 del Reglamento. Lo único que quiero es tener a la vista la nota correspondiente.  Solo eso.

 

Sr. Presidente (Massa).- Señor diputado: tal como le transmitió el diputado que presidía la sesión en ese momento –quien también es autoridad de la Cámara‑, el tema fue girado a la Comisión de Asuntos Constitucionales y se notificará.  

No hay una moción de orden para plantear porque el Cuerpo está constituido de acuerdo al número reglamentario.  

-   Varios señores diputados hablan a la vez.

 

Sr. Presidente (Massa).- En todo caso…

 

-   Varios señores diputados hablan a la vez.

 

Sr. De Marchi.- Señor presidente: muestre la nota y el tema se acaba ahí.

 

Sr. Presidente (Massa).- No hay moción de orden.

 

-   Varios señores diputados hablan a la vez.

 

MOCIÓN DE ORDEN y de tratamiento sobre tablas
(Continuación)

Sr. Presidente (Massa).- Antes de que sigamos debatiendo su moción, señor diputado, hay una moción presentada por la señora diputada Moreau que se tiene que pasar a votación.

-   Varios señores diputados hablan a la vez.

Sr. Presidente (Massa).-  Discúlpenme, hay una moción de apartamiento del reglamento formulada por la diputada Moreau.  Como también había una moción de apartamiento del reglamento presentada por el diputado Stefani sobre el mismo tema ‑notificada en la reunión de la Comisión de Labor Parlamentaria‑, por respeto y cortesía le di el uso de la palabra al diputado Stefani para que la moción que se pusiera a votación fuera la de ambos diputados.

Entonces, se va a votar nominalmente la moción formulada por los diputados Moreau y Stefani para que la Cámara se aparte de las prescripciones del reglamento a fin de incluir en el temario de la presente sesión el proyecto contenido en el expediente 111-S.-2020. Se requieren las tres cuartas partes de los votos que se emitan.

-   Mientras se practica la votación nominal.

 

Sr. De Marchi.- Señor presidente: ¿a quién le pido la nota?

 

Sr. Presidente (Massa).- Pídala por Secretaría, señor diputado.

La Presidencia informa que hay 78 diputados a los que no se les ha registrado el voto, de manera que se les procederá a tomar lista para que lo indiquen de viva voz.  

-   Varios señores diputados hablan a la vez.

 

Sr. Presidente (Massa).- Si les parece bien a las autoridades de Juntos por el Cambio, agregamos un minuto más a la votación y la repetimos, a ver si se “loguean” por el VPN.  Si no, leo los 78, no tengo problema. ¿Qué es lo que prefieren?

-   Varios señores diputados hablan a la vez.

Sr. Presidente (Massa).- Muy bien. Voy a leer los nombres de los 78 señores diputados. 

          Entonces, la Presidencia procederá a preguntar, de manera verbal, el voto de los 78 señores diputados que el sistema no ha podido registrar.

          Señor diputado Álvarez: ¿puede expresar el sentido de su voto?

-   Luego de unos instantes:

Sr. Presidente (Massa).- Señor diputado Angelini: ¿puede expresar el sentido de su voto?

 

Sr. Angelini.- Mi voto es negativo, señor presidente.

 

Sr. Presidente (Massa).- Señor diputado Asseff: ¿puede expresar el sentido de su voto?

 

Sr. Asseff.- Mi voto es afirmativo, señor presidente.

 

Sr. Presidente (Massa).- Señora diputada Ávila: ¿puede expresar el sentido de su voto?

 

Sra. Ávila.- Me abstengo, señor presidente.

 

Sr. Presidente (Massa).- Señor diputado Baldassi: ¿puede expresar el sentido de su voto?

 

Sr. Baldassi.- Me abstengo, señor presidente.

 

Sr. Presidente (Massa).- Señora diputada Banfi: ¿puede expresar el sentido de su voto?

 

Sra. Banfi.- Me abstengo, señor presidente.

 

Sr. Presidente (Massa).- Señor diputado Bazze: ¿puede expresar el sentido de su voto?

 

Sr. Bazze.- Me abstengo, señor presidente.

 

Sr. Presidente (Massa).- Señor diputado Berhongaray: ¿puede expresar el sentido de su voto?

 

Sr. Berhongaray.- Me abstengo, señor presidente.

 

Sr. Presidente (Massa).- Señor diputado Benedetti: ¿puede expresar el sentido de su voto?

 

Sr. Benedetti.- Me abstengo, señor presidente.

 

Sr. Presidente (Massa).- Señor diputado Bogdanich: ¿puede expresar el sentido de su voto?

 

Sra. Bogdanich.- Mi voto es afirmativo, señor presidente.

 

Sr. Presidente (Massa).- Señor diputado Berisso: ¿puede expresar el sentido de su voto?

 

Sr. Berisso.- Me abstengo, señor presidente.

 

Sr. Presidente (Massa).- Señora diputada Brambilla: ¿puede expresar el sentido de su voto?

 

Sra. Brambilla.- Me abstengo, señor presidente.

 

Sr. Presidente (Massa).- Señora diputada Cáceres: ¿puede expresar el sentido de su voto?

 

Sra. Cáceres.- Me abstengo, señor presidente.

 

Sr. Presidente (Massa).- Señor diputado Cáceres: ¿puede expresar el sentido de su voto?

 

Sr. Cáceres.- Me abstengo, señor presidente.

 

Sr. Presidente (Massa).- Señora diputada Campagnoli: ¿puede expresar el sentido de su voto?

 

Sra. Campagnoli.- Me abstengo, señor presidente.

 

Sr. Presidente (Massa).- Señor diputado Campos: ¿puede expresar el sentido de su voto?

 

Sr. Campos.- Me abstengo, señor presidente.

 

Sr. Presidente (Massa).- Señor diputado Cano: ¿puede expresar el sentido de su voto?

-   Luego de unos instantes:

Sr. Presidente (Massa).- Señor diputado Cantard: ¿puede expresar el sentido de su voto?

 

Sr. Cantard.- Me abstengo, señor presidente.

 

Sr. Presidente (Massa).- Señor diputado Carnaghi: ¿puede expresar el sentido de su voto?

 

Sr. Carnaghi.- Mi voto es afirmativo, señor presidente.

 

Sr. Presidente (Massa).- Señora diputada Ana Carla Carrizo: ¿puede expresar el sentido de su voto?

 

Sra. Carrizo (A.C.).- Mi voto es afirmativo, señor presidente.

 

Sr. Presidente (Massa).- Señor diputado Correa: ¿puede expresar el sentido de su voto?

 

Sr. Correa.- Mi voto es afirmativo, señor presidente.

 

Sr. Presidente (Massa).- Señora diputada Crescimbeni: ¿puede expresar el sentido de su voto?

-   Luego de unos instantes:

Sr. Presidente (Massa).- Señor diputado De Lamadrid: ¿puede expresar el sentido de su voto?

 

Sr. De Lamadrid.- Me abstengo, señor presidente.

 

Sr. Presidente (Massa).- Señor diputado De Marchi: ¿puede expresar el sentido de su voto?

 

Sr. De Marchi.- Me abstengo, señor presidente.

 

Sr. Presidente (Massa).- Señor diputado Enríquez: ¿puede expresar el sentido de su voto?

 

Sr. Enríquez.- Mi voto es negativo, señor presidente.

 

Sr. Presidente (Massa).- Señor diputado Carlos Alberto Fernández: ¿puede expresar el sentido de su voto?

 

Sr. Fernández (C.A.).- Me abstengo, señor presidente.

 

Sr. Presidente (Massa).- Señor diputado Ferraro: ¿puede expresar el sentido de su voto?

 

Sr. Ferraro.- Me abstengo, señor presidente.

 

Sr. Presidente (Massa).- Señora diputada Fregonese: ¿puede expresar el sentido de su voto?

 

Sra. Fregonese.- Me abstengo, señor presidente.

 

Sr. Presidente (Massa).- Señor diputado Frigerio: ¿puede expresar el sentido de su voto?

 

Sr. Frigerio.- Me abstengo, señor presidente.

 

Sr. Presidente (Massa).- Señor diputado García De Luca: ¿puede expresar el sentido de su voto?

 

Sr. García De Luca.- Me abstengo, señor presidente.

 

Sr. Presidente (Massa).- Señor diputado Álvaro Gustavo González: ¿puede expresar el sentido de su voto?

 

Sr. González (A.G.).- Mi voto es negativo, señor presidente.

 

Sr. Presidente (Massa).- Señor diputado Guevara: ¿puede expresar el sentido de su voto?

 

Sr. Guevara.- Mi voto es afirmativo, señor presidente.

 

Sr. Presidente (Massa).- Señor diputado Hagman: ¿puede expresar el sentido de su voto?

-   Luego de unos instantes:

Sr. Presidente (Massa).- Señora diputada Joury: ¿puede expresar el sentido de su voto?

 

Sra. Joury.- Mi voto es negativo, señor presidente.

 

Sr. Presidente (Massa).- Señor diputado Juez: ¿puede expresar el sentido de su voto?

-   Luego de unos instantes:

Sr. Presidente (Massa).- Señor diputado Lacoste: ¿puede expresar el sentido de su voto?

 

Sr. Lacoste.- Me abstengo, señor presidente.

 

Sr. Presidente (Massa).- Señora diputada Lehmann: ¿puede expresar el sentido de su voto?

-   Luego de unos instantes:

Sr. Presidente (Massa).- Señor diputado Leiva: ¿puede expresar el sentido de su voto?

 

Sr. Leiva.- Mi voto es afirmativo, señor presidente.

 

Sr. Presidente (Massa).- Señor diputado Maquieyra: ¿puede expresar el sentido de su voto?

 

Sr. Maquieyra.- Me abstengo, señor presidente.

 

Sr. Presidente (Massa).- Señor diputado Martín: ¿puede expresar el sentido de su voto?

 

Sr. Martín.- Me abstengo, señor presidente.

 

Sr. Presidente (Massa).- La Presidencia recuerda a los señores diputados que la abstención no se computa para el resultado final de la votación y que con las tres cuartas partes de los votos que se emitan el proyecto queda incorporado al temario.

          Señora diputada Dolores Martínez: ¿puede expresar el sentido de su voto?

 

Sra. Martínez (D.).- Mi voto es negativo, señor presidente.

 

Sr. Presidente (Massa).- Señora diputada Martínez Villada: ¿puede expresar el sentido de su voto?

-   Luego de unos instantes:

Sr. Presidente (Massa).- Señora diputada Matzen: ¿puede expresar el sentido de su voto?

 

Sra. Matzen.- Me abstengo, señor presidente.

 

Sr. Presidente (Massa).- Señor diputado Medina: ¿puede expresar el sentido de su voto?

-   Luego de unos instantes:

Sr. Presidente (Massa).- Señor diputado Mestre: ¿puede expresar el sentido de su voto?

 

Sr. Mestre.- Mi voto es afirmativo, señor presidente.

 

Sr. Presidente (Massa).- Señora diputada Morales Gorleri: ¿puede expresar el sentido de su voto?

 

Sra. Morales Gorleri.- Mi voto es negativo, señor presidente.

 

Sr. Presidente (Massa).- Señora diputada Mounier: ¿puede expresar el sentido de su voto?

 

Sra. Mounier.- Mi voto es afirmativo, señor presidente.

 

Sr. Presidente (Massa).- Señor diputado Nanni: ¿puede expresar el sentido de su voto?

 

Sr. Nanni.- Me abstengo, señor presidente.

 

Sr. Presidente (Massa).- Señor diputado Núñez: ¿puede expresar el sentido de su voto?

 

Sr. Núñez.- Me abstengo, señor presidente.

 

Sr. Presidente (Massa).- Señora diputada Ocaña: ¿puede expresar el sentido de su voto?

 

Sra. Ocaña.- Me abstengo, señor presidente.

 

Sr. Presidente (Massa).- Señor diputado Orrego: ¿puede expresar el sentido de su voto?

 

Sr. Orrego.- Me abstengo, señor presidente.

 

Sr. Presidente (Massa).- Señor diputado Patiño: ¿puede expresar el sentido de su voto?

 

Sr. Patiño.- Mi voto es negativo, señor presidente.

 

Sr. Presidente (Massa).- Señora diputada Pértile: ¿puede expresar el sentido de su voto?

-   Luego de unos instantes:

Sr. Presidente (Massa).-  Señor diputado Petri: ¿puede indicar el sentido de su voto?

 

Sr. Petri.- Mi voto es negativo, señor presidente.

 

Sr. Presidente (Massa).-  Señora diputada Rey: ¿puede expresar el sentido de su voto?

 

Sra. Rey.- Mi voto es negativo, presidente.

 

Sr. Presidente (Massa).- Señora diputada Rezinovsky: ¿puede indicar el sentido de su voto?

 

Sra. Rezinovsky.- Mi voto es negativo, señor presidente.

 

Sr. Presidente (Massa).- Señor diputado Riccardo: ¿puede expresar el sentido de su voto?

 

Sr. Riccardo.- Me abstengo, señor presidente.

 

Sr. Presidente (Massa).- Señor diputado Rodríguez Saá: ¿puede expresar el sentido de su voto?

 

Sr. Rodríguez Saá.- Afirmativo, presidente.

 

Sr. Presidente (Massa).- Señora diputada Rosso: ¿puede expresar el sentido de su voto?

 

Sra. Rosso.- Mi voto es afirmativo, señor presidente.

 

Sr. Presidente (Massa).- Señora diputada Ruarte: ¿puede expresar el sentido de su voto?

 

Sra. Ruarte.- Mi voto es negativo, presidente.

 

Sr. Presidente (Massa).- Señor diputado Sahad: ¿puede expresar el sentido de su voto?

 

Sr. Sahad.- Me abstengo, presidente.

 

Sr. Presidente (Massa).- Señor diputado Salvador: ¿puede expresar el sentido de su voto?

 

Sr. Salvador.- Mi voto es negativo, señor presidente.

 

Sr. Presidente (Massa).- Señor diputado Sánchez: ¿puede indicar el sentido de su voto?

 

Sr. Sánchez.- Mi voto es negativo, presidente.

 

Sr. Presidente (Massa).- Señora diputada Scaglia: ¿puede expresar el sentido de su voto?

 

Sra. Scaglia.- Afirmativo, señor presidente.

 

Sr. Presidente (Massa).- Señor diputado Schiavoni: ¿puede expresar el sentido de su voto?

 

Sr. Schiavoni.- Mi voto es afirmativo, presidente.

 

Sr. Presidente (Massa).- Señor diputado Suárez Lastra: ¿puede expresar el sentido de su voto?

 

Sr. Suárez Lastra.- Me abstengo, señor presidente.

 

Sr. Presidente (Massa).- Señor diputado Torello: ¿puede expresar el sentido de su voto?

 

Sr. Torello.- Negativo, presidente.

 

Sr. Presidente (Massa).- Señor diputado Valdés: ¿puede expresar el sentido de su voto?

 

Sr. Valdés.- Mi voto es afirmativo, señor presidente.

 

Sr. Presidente (Massa).- Señora diputada Vallejos: ¿puede expresar el sentido de su voto?

 

Sra. Vallejos.- Afirmativo, presidente.

 

Sr. Presidente (Massa).- Señor diputado Vara: ¿puede expresar el sentido de su voto?

-   Luego de unos instantes:

Sr. Presidente (Massa).- Señora diputada Vigo: ¿puede expresar el sentido de su voto?

 

Sra. Vigo.- Mi voto es afirmativo, señor presidente.

 

Sr. Presidente (Massa).- Señora diputada Villa: ¿puede expresar el sentido de su voto?

 

Sra. Villa.- Negativo, señor presidente.

 

Sr. Presidente (Massa).- Señor diputado Wellbach: ¿puede expresar el sentido de su voto?

 

Sr. Wellbach.- Afirmativo, presidente.

 

Sr. Presidente (Massa).- Señor diputado Wolff: ¿puede expresar el sentido de su voto?

 

Sr. Wolff.- Mi voto es negativo, señor presidente.

 

Sr. Presidente (Massa).-  Señor diputado Yacobitti: ¿puede expresar el sentido de su voto?

 

Sr. Yacobitti.- Señor presidente: lo primero que quiero señalar…

 

Sr. Presidente (Massa).- Solo tiene la palabra para indicar el sentido de su voto, señor diputado.

 

Sr. Yacobitti.- Estoy a favor del tema, pero voy a votar por la negativa.

 

Sr. Presidente (Massa).- No argumente su voto.

 

Sr. Yacobitti.- Señor presidente: también quiero pedirle que lo trate antes del intento de vaciar de fondos a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

 

Sr. Presidente (Massa).- Es solamente para indicar el sentido de su voto, diputado Yacobitti.

 

Sr. Yacobitti.- Mi voto es negativo por respeto a quienes lo están tratando en la comisión.

 

Sr. Presidente (Massa).- Señora diputada Yambrún: ¿puede indicar el sentido de su voto?

-   Luego de unos instantes:

Sr. Presidente (Massa).-  Voy a hacer la última lectura de la nómina de diputados a los que no se les ha registrado el voto.

 

Sra. Mendoza.- No me nombró, señor presidente.

 

Sr. Presidente (Massa).-  Tiene razón, diputada. Le pido disculpas.

          Señora diputada Mendoza: ¿puede indicar el sentido de su voto?

 

Sra. Mendoza.- Mi voto es afirmativo, presidente.

 

Sr. Presidente (Massa).-  Voy a hacer la última lectura del listado y luego, si alguien quiere cambiar el sentido de su voto, lo solicita.

          Señor diputado Álvarez: ¿puede indicar el sentido de su voto?

-   Luego de unos instantes:

Sr. Presidente (Massa).-  Al no haberse expresado, el señor diputado Álvarez es considerado ausente en la votación.

          Señor diputado Cano: ¿puede indicar el sentido de su voto?

 

Sr. Cano.- Mi voto es negativo, señor presidente.

 

Sr. Presidente (Massa).- Señora diputada Crescimbeni: ¿puede expresar el sentido de su voto?

 

Sra. Crescimbeni.- Mi voto es afirmativo, señor presidente.

 

Sr. Presidente (Massa).- Señor diputado Hagman: ¿puede expresar el sentido de su voto?

 

Sr. Hagman.- Afirmativo, señor presidente.

 

Sr. Presidente (Massa).- Señor diputado Juez: ¿puede expresar el sentido de su voto?

 

Sr. Juez.- Afirmativo, señor presidente.

 

Sr. Presidente (Massa).- Señora diputada Lehmann: ¿puede expresar el sentido de su voto?

-   Luego de unos instantes:

Sr. Presidente (Massa).- Al no haberse expresado, la señora diputada Lehmann es considerada ausente en la votación.

          Señora diputada Martínez Villada: ¿puede expresar el sentido de su voto?

 

Sra. Martínez Villada.- Me abstengo, señor presidente.

 

Sr. Presidente (Massa).- Señor diputado Medina: ¿puede expresar el sentido de su voto?

 

Sr. Medina.- Mi voto es negativo, presidente.

 

Sr. Presidente (Massa).- Señora diputada Pértile: ¿puede expresar el sentido de su voto?

-   Luego de unos instantes:

Sr. Presidente (Massa).- Señor diputado Vara: ¿puede expresar el sentido de su voto?

-   Luego de unos instantes:

Sr. Presidente (Massa).-  Al no haberse expresado, el señor diputado Vara es considerado ausente en la votación.

          Los señores diputados Lena y Campos quieren cambiar el sentido de su voto.

 

Sra. Lena.- Señor presidente: me abstengo en la votación.

 

Sr. Presidente (Massa).- Señor diputado Campos: ¿puede indicar el sentido de su voto?

-   Luego de unos instantes:

Sra. Fregonese.- Señor presidente: quiero cambiar el sentido de mi voto por negativo.

 

Sr. Presidente (Massa).- Gracias, diputada.

 

Sra. Cáceres.- Señor presidente: yo también quiero cambiar el sentido de mi voto. Mi voto es negativo.

 

Sr. Asseff.- Señor presidente: quiero cambiar el sentido de mi voto por abstención.

 

Sr. Presidente (Massa).- Señor diputado Campos, ¿puede expresar el sentido de su voto?

-   Luego de unos instantes:

Sr. Presidente (Massa).- No habiéndose manifestado, el señor diputado Campos es considerado ausente a la hora de votar.

          Quiero recordar a todos los señores diputados que tengan el micrófono apagado, porque si no, nos obligan a poner el candado desde acá.

          Tiene la palabra la señora diputada Yambrún, para expresar el sentido de su voto.

 

Sra. Yambrún.- Mi voto es afirmativo, señor presidente.

 

Sr. Presidente (Massa).- Gracias, diputada Yambrún.

          Se cierra la votación. Por Secretaría se dará lectura del resultado.

-   Finalizada la votación nominal, conforme al tablero electrónico, sobre 250 señores diputados presentes, 143 han votado por la afirmativa, 58 por la negativa, registrándose además 44 abstenciones.

 

Sr. Secretario (Cergnul).- Se han registrado 143 votos por la afirmativa, 58 por la negativa y 44 abstenciones.[1]

 

Sr. Presidente (Massa).-  Queda rechazada la moción.

          No reuniéndose las tres cuartas de los votos emitidos, no es necesario votar la moción de tratamiento sobre tablas, para cuya aprobación se requieren los dos tercios de los votos emitidos.

 

                                                                                                                - 54 -          

MOCIÓN DE ORDEN

Sr. Presidente (Massa).- Tiene la palabra el señor diputado Wolff, por Buenos Aires.

 

Sr. Wolff.- Señor presidente: primero formularé una moción de orden y luego explicaré el sentido del voto.

          Aclaro que oportunamente he planteado una cuestión de privilegio, así como también lo hizo el señor diputado De Marchi, porque nuestro interbloque no tuvo acceso al compromiso asumido por la Presidencia de la Cámara en la reunión de la Comisión de Labor Parlamentaria. Me refiero, específicamente, al compromiso de exhibir a las autoridades de nuestro bloque el ingreso en tiempo y forma del pedido a esta sesión especial, que debió haberse formulado antes de la hora 17 del viernes, porque en ese horario cierra Mesa de Entradas.

          Entonces, siendo todos integrantes de la Honorable Cámara de Diputados de la Nación, no queremos poner en tela de juicio la palabra del señor presidente ni el procedimiento para llevar a cabo, de manera transparente, una sesión especial.

          Por esta razón, más allá de que la Presidencia ya pasó a la comisión correspondiente las cuestiones de privilegio, formulo moción de orden para pasar a un breve cuarto intermedio a fin de que la Presidencia exhiba a las autoridades de nuestro bloque el documento por el cual esta sesión estaría validada, en tiempo y forma. Caso contrario, se habría mentido en la Comisión de Labor Parlamentaria y no creo que la Presidencia de esta Honorable Cámara de Diputados la Nación lo haya hecho. Además, no creo ni quiero que la ciudadanía piense que aquí se hacen las cosas de manera irregular. 

          Por lo expuesto, reitero la moción de orden de que el cuerpo pase a cuarto intermedio a fin de que la Presidencia exhiba el documento, todos estemos de acuerdo y esta sesión transcurra en tiempo y forma reglamentaria.

 

Sr. Presidente (Massa).- Habiendo el señor diputado Wolff formulado una moción de orden para pasar a cuarto intermedio, procederemos a votarla en forma nominal.

          Tiene la palabra la señora diputada Moreau, por Buenos Aires. La Presidencia solicita que no haga ninguna moción, porque tenemos que votar la planteada por el señor diputado Wolff.

 

Sra. Moreau.- Señor presidente: hemos escuchado más de treinta y cinco cuestiones de privilegio relativas al funcionamiento del protocolo y de la sesión. La verdad es que no contestamos, porque no queremos perder el tiempo. Esta sesión fue convocada en tiempo y forma, y el protocolo fue acordado...

 

Sr. Presidente (Massa).- Señora diputada Moreau: la moción no es opinable.

 

Sra. Moreau.- ...y contó con la firma de todos los presidentes de bloque.

          Señor presidente: adelanto el voto negativo de nuestra bancada. Pido que podamos sesionar y no sigamos dilatándola.

 

Sr. Presidente (Massa).-  Se va a votar, de manera nominal, la moción de orden formulada por el señor diputado Wolff de que se pase a cuarto intermedio.

-   Mientras se practica la votación nominal:

 

Sr. Presidente (Massa).- Ahora, el sistema anduvo mejor.

          Se preguntará el sentido del voto a los señores diputados que aparecen logueados y no pudieron registrarse.

          Señor diputado Arce, ¿puede indicar el sentido de su voto?

-         Luego de unos instantes:

Sr. Presidente (Massa).-  Señor diputado Brizuela del Moral, ¿puede indicar el sentido de su voto?

-         Luego de unos instantes.

Sr. Presidente (Massa).- Señor diputado Campos, ¿puede indicar el sentido de su voto?

-         Luego de unos instantes.

Sr. Presidente (Massa).- Señora diputada Ana Carla Carrizo, ¿puede indicar el sentido de su voto?

 

Sra. Carrizo (A.C.).- Mi voto es afirmativo, señor presidente.

 

Sr. Presidente (Massa).- Señora diputada Cornejo, ¿puede indicar el sentido de su voto?

 

Sra. Cornejo.- Mi voto es afirmativo, señor presidente.

 

Sr. Presidente (Massa).- Señor diputado de Lamadrid, ¿puede indicar el sentido de su voto?

 

Sr. de Lamadrid.- Mi voto es afirmativo, señor presidente.

 

Sr. Presidente (Massa).- Señor diputado De Marchi, ¿puede indicar el sentido de su voto?

 

Sr. De Marchi.- Mi voto es afirmativo, señor presidente.

 

Sr. Presidente (Massa).- Señora diputada El Sukaria, ¿puede indicar el sentido de su voto?

 

Sra. El Sukaria.- Mi voto es afirmativo, señor presidente.

 

Sr. Presidente (Massa).- Señor diputado Enriquez, ¿puede indicar el sentido de su voto?

 

Sr. Enriquez.- Mi voto es afirmativo, señor presidente.

 

Sr. Presidente (Massa).- Señor diputado Fernández Langan, ¿puede indicar el sentido de su voto?

 

Sr. Fernández Langan.- Mi voto es afirmativo, señor presidente.

 

Sr. Presidente (Massa).- Señora diputada Fregonese, ¿puede indicar el sentido de su voto?

 

Sra. Fregonese.- Mi voto es afirmativo, señor presidente.

 

Sr. Presidente (Massa).- Señor diputado Frigerio, ¿puede indicar el sentido de su voto?

 

Sr. Frigerio.- Mi voto es afirmativo, señor presidente.

 

Sr. Presidente (Massa).- Señora diputada García, ¿puede indicar el sentido de su voto?

 

Sra. García.- Mi voto es afirmativo, señor presidente.

 

Sr. Presidente (Massa).- Señora diputada González, ¿puede indicar el sentido de su voto?

 

Sra. González.- Mi voto es negativo, señor presidente.

 

Sr. Presidente (Massa).- Señor diputado Grande, ¿puede indicar el sentido de su voto?

 

Sr. Grande.- Mi voto es afirmativo, señor presidente.

 

Sr. Presidente (Massa).- Señor diputado Juez, ¿puede indicar el sentido de su voto?

 

Sr. Juez.- Mi voto es afirmativo, señor presidente.

 

Sr. Presidente (Massa).- Señora diputada Lehmann, ¿puede indicar el sentido de su voto?

-             Luego de unos instantes:

Sr. Presidente (Massa).- Señora diputada Dolores Martínez, ¿puede indicar el sentido de su voto?

 

Sra. Martínez (D).- Mi voto es afirmativo, señor presidente.

 

Sr. Presidente (Massa).- Señor diputado Pérez Araujo, ¿puede indicar el sentido de su voto?

 

Sr. Pérez Araujo.- Mi voto es negativo, señor presidente.

 

Sr. Presidente (Massa).- Señora diputada Pértile, ¿puede indicar el sentido de su voto?

 

Sra. Pértile.- Mi voto es negativo, señor presidente.

 

Sr. Presidente (Massa).- Señora diputada Piccolomini, ¿puede indicar el sentido de su voto?

 

Sra. Piccolomini.- Mi voto es afirmativo, señor presidente.

 

Sr. Presidente (Massa).- Señor diputado Sánchez, ¿puede indicar el sentido de su voto?

-     Se interrumpe la señal.

Sr. Presidente (Massa).- Señora diputada Scaglia, ¿puede indicar el sentido de su voto?

 

Sra. Scaglia.- Mi voto es afirmativo, señor presidente.

 

Sr. Presidente (Massa).- Señor diputado Suárez Lastra, ¿puede indicar el sentido de su voto?

-   La respuesta del señor diputado Suárez Lasta resulta inaudible.

Sr. Presidente (Massa).- Señor diputado Torello, ¿puede indicar el sentido de su voto?

 

Sr. Torello.- Mi voto es afirmativo, señor presidente.

 

Sr. Presidente (Massa).- Señor diputado Torres, ¿puede indicar el sentido de su voto?

-   Luego de unos instantes:

Sr. Presidente (Massa).- Señor diputado Vara, ¿puede indicar el sentido de su voto?

-   Luego de unos instantes:

Sr. Presidente (Massa).- Señor diputado Wellbach, ¿puede indicar el sentido de su voto?

 

Sr. Wellbach.- Mi voto es negativo, señor presidente.

 

Sr. Presidente (Massa).- Señor diputado Yacobitti, ¿puede indicar el sentido de su voto?

 

Sr. Yacobitti.- Mi voto es afirmativo, señor presidente.

 

Sr. Presidente (Massa).- Repaso nuevamente la última lectura de los diputados que no pudieron expresar el sentido de su voto.

          Señor diputado Arce, ¿puede indicar el sentido de su voto?

-          Luego de unos instantes:

Sr. Presidente (Massa).- No habiéndose manifestado, el señor diputado Arce es considerado ausente a la hora de votar.

          Señor diputado Brizuela del Moral, ¿puede indicar el sentido de su voto?

-          Luego de unos instantes:

Sr. Presidente (Massa).- No habiéndose manifestado, el señor diputado Brizuela del Moral es considerado ausente a la hora de votar.

          Señor diputado Campos, ¿puede indicar el sentido de su voto?

-          Luego de unos instantes:

Sr. Presidente (Massa).- No habiéndose manifestado, el señor diputado Campos es considerado ausente a la hora de votar.

          Señora diputada Lehmann, ¿puede indicar el sentido de su voto?

-          Luego de unos instantes:

Sr. Presidente (Massa).- No habiéndose manifestado, la señora diputada Lehmann es considerada ausente a la hora de votar.

          Señor diputado Sánchez, ¿puede indicar el sentido de su voto?

-          Luego de unos instantes:

Sr. Presidente (Massa).- No habiéndose manifestado, el señor diputado Sánchez es considerado ausente a la hora de votar.

          Señor diputado Torres, ¿puede indicar el sentido de su voto?

 

Sr. Torres.- Mi voto es afirmativo, señor presidente.

 

Sr. Presidente (Massa).- Señor diputado Vara, ¿puede indicar el sentido de su voto?

-          Luego de unos instantes:

Sr. Presidente (Massa).- No habiéndose manifestado, el señor diputado Vara es considerado ausente a la hora de votar.

          Se cierra la votación. Por Secretaría se dará lectura del resultado.

-   Finalizada la votación nominal, conforme al tablero electrónico, sobre 248 señores diputados presentes, 111 han votado por la afirmativa, 127 por la negativa, registrándose además 3 abstenciones.

Sr. Secretario (Cergnul).- Se han registrado 111 votos por la afirmativa, 127 por la negativa y 3 abstenciones[2].

 

Sr. Presidente (Massa).- Queda rechazada la moción.

 

                                                                                                                - 55 -          

moción de apartamiento del reglamento y de tratamiento sobre tablas

Sr. Presidente (Massa).- Para una moción de apartamiento del reglamento, tiene la palabra el señor diputado Asseff, por Buenos Aires.

 

Sr. Asseff.- Señor presidente: voy a solicitar dos mociones de apartamiento del reglamento. La primera, supone un rechazo a una política que se está desarrollando en materia educativa.

          La segunda, se vincula con una solicitud propositiva, también dentro del ámbito educativo, respecto de la creación de un instituto: el salario estudiantil.

          Brevemente, voy a explicar, para poner en autos a los señores diputados, de qué se tratan estos dos temas.

           El primero es el contenido en el expediente 6.305-D.-2020, por el que varios señores diputados expresamos nuestro rechazo y verdadero repudio al público y notorio adoctrinamiento escolar, y también al ocurrido en el estamento universitario de la educación pública argentina.

          Se trata de un adoctrinamiento que en la Universidad se escuda en la libertad de cátedra, y que en las escuelas primarias y secundarias públicas del país se excusa, no se sabe en qué. Lo cierto es que existe un proceso de creciente y alarmante regimentación en la educación argentina.

          Se utiliza el modo binario de ver y analizar no solamente nuestra historia sino también la contemporaneidad. Sabemos que lo binario siempre abre compuertas para la falacia, la media verdad o la gran mentira.

          Los hechos también son sumidos en lo que se llama el reduccionismo; es decir, algo que tiene complejidades se lo termina presuntamente simplificando, reduciéndolo, para precisamente desembocar en esa visión sesgada.

          Es precisamente en este contexto de regimentación que se intenta desarrollar en la educación argentina una forma sesgada de mirarnos, de mirar, de formar o de deformar, en definitiva, a nuestros niños y a nuestros adolescentes, los futuros ciudadanos.

          Es una educación que tiende a ideologizar todo, pero no en el sentido que, por supuesto, todos respetamos, de quien tiene una ideología y al que hay que hacerle la venia porque, en definitiva, tiene derecho a disponer de convicciones y expresarlas. No debemos ideologizar la educación, que debe ser lo más neutral posible para evitar perder de vista algunas cuestiones importantes, y posiciones o posturas que tienen que respetarse en aras de la libertad; pero de ninguna manera debe imponerse el relato único.

          Esto es lo que está pasando en la escuela pública argentina, y es muy grave porque, además, violenta la Constitución Nacional e, incluso, los antecedentes constitucionales. Todos los antecedentes constitucionales previos a 1853 recogen el sistema de garantías de las libertades individuales y de las garantías personales. En definitiva, acá y en todo el mundo, a ese proceso se lo denomina “liberal”, en el más grande y excelso de los sentidos.

          En la regimentación de nuestra educación, el término “liberal” es prácticamente sinonimia de lo peor, lo más vergonzoso, lo más bochornoso. Parecería que la libertad es de los ricos y la regimentación es de los pobres. A tal grado de falacias se está llegando en la educación argentina.

          El tema es muy alarmante y grave; para mí es uno de los hechos más graves, porque todos sabemos que la educación es inversamente proporcional a la pobreza. A más y mejor educación, a mayor calidad de educación, menos pobreza.

          Esta forma de regimentar la educación también incide, gravita y define un descenso, una caída, una decadencia de la calidad educativa.

 

Sr. Presidente (Massa).- Señor diputado: vaya redondeando su exposición, por favor.

 

Sr. Asseff.- Ya concluyo, señor presidente, porque tengo que hablar brevemente del otro tema.

          El expediente 6.417-D.-2020 se refiere al salario estudiantil. Se trata de un salario que apunta a bajar definitivamente la deserción escolar que hoy es superior al 53 por ciento en el ámbito de los alumnos secundarios de la República Argentina, sobre todo, en la educación pública. Ese salario es intangible durante todo el ciclo educativo, desde la primaria hasta la finalización del secundario.

          Con esto también se forma un fondo financiero para otorgar créditos a microempresas, micropymes y pequeños emprendimientos que hoy necesitamos, porque el crédito es una de las herramientas de la política económica que está faltando, a luces vista. Ese fondo podrá estimular, por un lado, la continuidad de la educación hasta la finalización y, por otro, alentará la recuperación de la economía.

           De esta manera ‑perdón por lo rudimentario de lo que voy a decir‑, se matarán dos pájaros de un tiro: la necesidad de recuperar nuestra economía que requiere de financiación y crédito, y la necesidad fundamental de que la educación eleve su calidad, pero también que no haya el gravísimo grado de deserción que hoy padecemos. Debo agregar que el proyecto se sustentará en la reasignación de partidas inherentes a los planes de ayuda social, es decir que no incrementará el volumen del gasto público.

          Por lo expuesto, solicito que la Cámara se aparte de las prescripciones del reglamento a fin de considerar sobre tablas las dos iniciativas mencionadas, conforme lo establece el inciso 10 del artículo 127 del Reglamento de la Honorable Cámara de Diputados de la Nación.

          Agradezco al señor presidente que me haya permitido explayar sobre estos dos temas.

 

                                                                                                                - 56 -          

CUESTIÓN DE PRIVILEGIO

Sr. Presidente (Massa).-  Para una cuestión de privilegio, tiene la palabra el señor diputado Moreau, por Buenos  Aires.

 

Sr. Moreau.- Señor presidente: habida cuenta de que hoy han presentado muchas cuestiones de privilegio, supongo que ésta será admitida.

          Sé que, de alguna manera, esta es una coartada para responder a lo que recién se ha dicho. Pero me parece que no puedo dejar de señalar que el señor diputado Asseff, contra quien planteo esta cuestión de privilegio, ha dicho que la libertad de cátedra en la Universidad argentina es una pantalla para llevar adelante misiones de carácter ideologizante.

          En primer lugar, recuerdo al señor diputado preopinante, que la autonomía universitaria ha sido consagrada no solo por décadas de lucha en la Argentina, sino que además tiene categoría constitucional.

          En segundo término, la libertad de cátedra tiene como objetivo que haya pluralismo en la Universidad y no haya una sola voz. La libertad de cátedra se consagró, fundamentalmente, para enfrentar la universidad vinculada con concepciones religiosas o del unicato. La Universidad argentina luchó mucho en pos de la libertad de cátedra para que hubiera distintas expresiones plurales.

          No quiero pensar que esta iniciativa será acompañada por diputados del bloque de Juntos por el Cambio, que han tenido una tradición en la defensa de la lucha por la Universidad argentina para lograr su autonomía, su libertad de cátedra y consagrar principios del reformismo. No podemos acompañar cualquier proyecto porque somos oficialistas u opositores. Esto sería un enorme retroceso en relación con todo lo que se ha brindado en la Argentina para que la educación pública, en el ámbito universitario, tenga precisamente la oportunidad de expresar todo el pluralismo ideológico sin poner una mordaza a sus profesores, consagrando la libertad de cátedra para que ésta permita, efectivamente, a los estudiantes en la Argentina desarrollar su capacidad crítica.

          Lo que acaba de decir el señor diputado preopinante solo lo escuché de boca de Videla, señor presidente.

 

Sr. Presidente (Massa).-  La cuestión de privilegio planteada pasará a la Comisión de Asuntos Constitucionales.

         Se va a votar la moción de apartamiento del reglamento formulada por el señor diputado por Buenos Aires. Señor diputado Asseff: si bien no lo aclaró, imagino que solicita que la votación de la moción de apartamiento del reglamento se realice de manera nominal.

         

Sr. Asseff.- Señor presidente: enseguida aclaro ese punto, pero quiero replicar al señor diputado Moreau...

 

Sr. Presidente (Massa).-  Señor diputado...

 

Sr. Assef.- El señor diputado Moreau ha tergiversado absolutamente todo lo que he dicho. Dije que había una presunta libertad de cátedra para excusar una regimentación ideológica.

 

Sr. Presidente (Massa).-  Señor diputado Asseff: no me obligue a cortar el micrófono...

 

Sr. Assef.- No dije que la libertad de cátedra debía ser amordazada en la Universidad argentina; dije absolutamente todo lo contrario. Es infame la tergiversación que ha hecho el señor diputado Moreau.

 

Sr. Moreau.- Señor presidente: que lea la versión taquigráfica.

 

Sr. Presidente (Massa).-  Señor diputado Asseff: ¿quiere que la votación sea nominal o por signos?

 

Sr. Assef.- Señor presidente: quiero que la votación se practique de manera nominal y que nadie tergiverse mis palabras.

 

Sr. Presidente (Massa).-  Se va a votar  nominalmente la moción de apartamiento del reglamento formulada por el señor diputado por Buenos Aires para habilitar el tratamiento sobre tablas de los dos expedientes mencionados. Se requieren las tres cuartas partes de los votos que se emitan.

-   Mientras se practica la votación nominal:

Sr. Presidente (González).- La Presidencia procederá a preguntar, de manera verbal, el voto a los 43 señores diputados que el sistema no ha podido registrar. Ofrecemos en el transcurso de la sesión, el apoyo de la gente de Sistemas a los que tengan ganas.

           Además de llamarlos dos veces, como indica el protocolo, solicito, por favor, a los señores diputados presentes y a los que están conectados en forma remota, que estén atentos al momento de votar; de lo contario, cada votación requerirá de un tiempo excesivamente prolongado.

          Señor diputado Angelini: ¿puede expresar el sentido de su voto?

-     Luego de unos instantes:

 

Sr. Presidente (González).- Señor diputado Arce: ¿puede manifestar el sentido de su voto?

-   Luego de unos instantes:

Sr. Presidente (Massa).- Señor diputado Baldassi: ¿puede manifestar el sentido de su voto?

-   Luego de unos instantes:

Sr. Presidente (Massa).- Señor diputado Berhongaray: ¿puede manifestar el sentido de su voto?

 

Sr. Berhongaray.- Mi voto es afirmativo.

 

Sr. Presidente (Massa).- Señor diputado Brizuela del Moral: ¿puede manifestar el sentido de su voto?

-   Luego de unos instantes:

Sr. Presidente (Massa).- Señor diputado Buryaile: ¿puede manifestar el sentido de su voto?

 

Sr. Buryaile.- Mi voto es afirmativo, señor presidente.

Sr. Presidente (Massa).- Señora diputada Cerruti: ¿puede manifestar el sentido de su voto?

-   Luego de unos instantes:

Sr. Presidente (Massa).- Señora diputada Cornejo: ¿puede manifestar el sentido de su voto?

 

Sra. Cornejo.- Mi voto es afirmativo, señor presidente.

Sr. Presidente (Massa).- Señora diputada Crescimbeni: ¿puede manifestar el sentido de su voto?

 

Sra. Crescimbeni.- Mi voto es afirmativo, señor presidente.

 

Sr. Presidente (Massa).- Señor diputado De Marchi: ¿puede manifestar el sentido de su voto?

 

Sr. De Marchi.- Mi voto es afirmativo, señor presidente.

Sr. Presidente (Massa).- Señora diputada El Sukaria: ¿puede manifestar el sentido de su voto?

 

Sra. El Sukaria.- Mi voto es afirmativo, señor presidente.

 

Sr. Presidente (Massa).- Señor diputado Enríquez: ¿puede manifestar el sentido de su voto?

 

Sr. Enríquez.- Mi voto es afirmativo, señor presidente.

     Sería bueno que mejoráramos el sistema, porque ya es la tercera vez que no puedo conectar el VPN.

Sr. Presidente (Massa).- Señor diputado Fernández Langan: ¿puede manifestar el sentido de su voto?

-   Luego de unos instantes:

Sr. Presidente (Massa).- Señora diputada Frade: ¿puede manifestar el sentido de su voto?

-   Luego de unos instantes:

Sr. Presidente (Massa).- Señora diputada Fregonese: ¿puede manifestar el sentido de su voto?

 

Sra. Fregonese.- Mi voto es afirmativo, señor presidente.

 

Sr. Presidente (Massa).- Señor diputado Frigerio: ¿puede manifestar el sentido de su voto?

 

Sr. Frigerio.- Mi voto es afirmativo, señor presidente.

 

Sr. Presidente (Massa).- Señora diputada Gaillard: ¿puede manifestar el sentido de su voto?

-   Luego de unos instantes:

Sr. Baldassi.- Señor presidente: tengo problemas para votar.

 

Sr. Presidente (Massa).- Cuando haga el segundo llamado va a poder votar, señor diputado Baldassi.

Señor diputado Grande: ¿puede manifestar el sentido de su voto?

-   Luego de unos instantes:

Sr. Presidente (Massa).- Señora diputada Lehmann: ¿puede manifestar el sentido de su voto?

-   Luego de unos instantes:

Sr. Presidente (Massa).- Señor diputado López: ¿puede manifestar el sentido de su voto?

-   Luego de unos instantes:

Sr. Presidente (Massa).-  Señor diputado Martín: ¿puede manifestar el sentido de su voto?

 

Sr. Martín.- Mi voto es afirmativo, señor presidente.

 

Sr. Presidente (Massa).- Señora diputada Marziotta: ¿puede manifestar el sentido de su voto?

 

Sra. Marziotta.- Mi voto es negativo, señor presidente.

 

Sr. Presidente (Massa).- Señor diputado Medina: ¿puede manifestar el sentido de su voto?

 

Sr. Medina.- Mi voto es afirmativo, señor presidente.

 

Sr. Presidente (Massa).- Señor diputado Menna: ¿puede manifestar el sentido de su voto?

 

Sr. Menna.- Mi voto es afirmativo, señor presidente.

 

Sr. Aicega.- Señor presidente: quisiera cambiar el sentido de mi voto.

 

Sr. Presidente (Massa).- Diputado Aicega: espere que termine la lectura y luego hágame el pedido nuevamente.

 

Sr. Aciega.- De acuerdo, señor presidente.

 

Sr. Presidente (Massa).- Señor diputado Nanni: ¿puede manifestar el sentido de su voto?

 

Sr. Nanni.- El sentido de mi voto es afirmativo, señor presidente.

 

Sr. Presidente (Massa).- Señor diputado Negri: ¿puede manifestar el sentido de su voto?

 

Sr. Negri.- Mi voto es afirmativo, señor presidente.

 

Sr. Presidente (Massa).- Señora diputada Penacca: ¿puede manifestar el sentido de su voto?

 

Sra. Penacca.- Mi voto es negativo, señor presidente .

 

Sr. Presidente (Massa).- Señor diputado Petri: ¿puede manifestar el sentido de su voto?

 

Sr. Petri.- Mi voto es afirmativo, señor presidente.

 

Sr. Presidente (Massa).- Señor diputado Quetglas: ¿puede manifestar el sentido de su voto?

-   Luego de unos instantes:

Sr. Presidente (Massa).- Señora diputada Reyes: ¿puede manifestar el sentido de su voto?

 

Sra. Reyes.- Mi voto es afirmativo, señor presidente.

 

Sr. Riccardo.- Señor presidente: ¿qué proyecto se está votando? ¿Uno o los dos juntos? Porque se trata de dos proyectos distintos. ¿Estamos votando juntos los dos proyectos presentados por el señor diputado Asseff?

 

Sr. Presidente (Massa).- Sí, porque lo que pide es un apartamiento del reglamento para incorporar los dos proyectos al temario. Lo que estamos votando es si se incorporan o no esos asuntos. No estamos votando los proyectos, señor diputado.

 

Sr. Riccardo.- Eso ya lo sé. Pero eso no quita que los proyectos no tengan nada que ver el uno con el otro. Podría estar de acuerdo con uno y no con el otro, por ejemplo.

 

Sr. Presidente (Massa).- Evitemos comentarios, por favor.

Señor diputado Riccardo: ¿puede manifestar el sentido de su voto?

 

Sr. Riccardo.- Mi voto es afirmativo, señor presidente.

 

Sr. Presidente (Massa).- Señor diputado Víctor Hugo Romero: ¿puede manifestar el sentido de su voto?

 

Sr. Romero (V. H.).- Mi voto es afirmativo, señor presidente.

 

Sr. Presidente (Massa).- Señora diputada Ruarte: ¿puede manifestar el sentido de su voto?

 

Sra. Ruarte.- Mi voto es afirmativo, señor presidente.

 

Sr. Presidente (Massa).- Señor diputado Sahad: ¿puede manifestar el sentido de su voto?

 

Sr. Sahad.- Mi voto es afirmativo, señor presidente.

 

Sr. Presidente (Massa).- Señor diputad Salvador: ¿puede manifestar el sentido de su voto?

 

Sr. Salvador.- Mi voto es afirmativo, señor presidente.

     Quisiera manifestar también que hay diputados de su bloque que tampoco pudieron votar.

 

Sr. Presidente (Massa).- Uno solo, señor diputado.

     Señor diputado Tonelli: ¿puede manifestar el sentido de su voto?

 

Sr. Tonelli.- Mi voto es afirmativo, señor presidente.

 

Sr. Presidente (Massa).- Señor diputado Torello: ¿puede manifestar el sentido de su voto?

 

Sr. Torello.- Mi voto es afirmativo, señor presidente.

 

Sr. Presidente (Massa).- Señor diputado Valdés: ¿puede manifestar el sentido de su voto?

 

Sr. Valdés.- Mi voto es negativo, señor presidente.

 

Sr. Presidente (Massa).- Señora diputada Villa: ¿puede manifestar el sentido de su voto?

 

Sra. Villa.- Mi voto es afirmativo, señor presidente.

 

 

Sr. Presidente (Massa).- Señor diputado Wolff: ¿puede manifestar el sentido de su voto?

-   Luego de unos instantes:

Sr. Presidente (Massa).- Señor diputado Yacobitti, ¿puede manifestar el sentido de su voto?

 

Sr. Yacobitti.- Mi voto es negativo, señor presidente.

 

Sr. Presidente (Massa).- A continuación voy a realizar el segundo y último llamado.

     Señor diputado Angelini, ¿puede manifestar el sentido de su voto?

 

Sr. Angelini.- Mi voto es afirmativo, señor presidente.

 

Sr. Presidente (Massa).- Señor diputado Arce: ¿puede manifestar el sentido de su voto?

-   Luego de unos instantes:

Sr. Presidente (Massa).- Al no haberse expresado, el señor diputado Arce es considerado ausente en la votación.

Señor diputado Baldassi: ¿puede manifestar el sentido de su voto?

 

Sr. Baldassi.- Mi voto es afirmativo, señor presidente.

 

Sr. Presidente (Massa).- Señor diputado Brizuela del Moral: ¿puede manifestar el sentido de su voto?

-   Luego de unos instantes:

Sr. Presidente (Massa).- Al no haberse expresado, el señor diputado Brizuela del Moral es considerado ausente en la votación.

     Señora diputada Cerruti: ¿puede manifestar el sentido de su voto?

 

Sra. Cerruti.- Mi voto es negativo, señor presidente.

 

Sr. Presidente (Massa).- Señora diputada Frade: ¿puede manifestar el sentido de su voto?

 

Sra. Frade.- Mi voto es afirmativo, señor presidente.

 

Sr. Presidente (Massa).- Señora diputada Gaillard: ¿puede manifestar el sentido de su voto?

-   Luego de unos instantes:

Sr. Presidente (Massa).- Al no haberse expresado, la señora diputada Gaillard es considerada ausente en la votación.

Señor diputado Grande: ¿puede manifestar el sentido de su voto?

-   Luego de unos instantes:

Sr. Presidente (Massa).- Al no haberse expresado, el señor diputado Grande es considerado ausente en la votación.

Señora diputada Lehmann: ¿puede manifestar el sentido de su voto?

-   Luego de unos instantes:

Sr. Presidente (Massa).- Al no haberse expresado, la señora diputada Lehmann es considerada ausente en la votación.

Señor diputado López: ¿puede manifestar el sentido de su voto?

-   Luego de unos instantes:

Sr. Presidente (Massa).- Al no haberse expresado, el señor diputado López es considerado ausente en la votación.

Señor diputado Quetglas: ¿puede manifestar el sentido de su voto?

 

Sr. Quetglas.- Señor presidente: me voy a abstener porque estamos votando dos proyectos distintos al mismo tiempo. Lo único que tienen de idénticos estas iniciativas es que pertenecen al mundo de la educación, pero uno es sobre un fondo de asignación y el otro es un repudio.

 

Sr. Presidente (Massa).- Señor diputado Wolff: ¿puede manifestar el sentido de su voto?

-   Luego de unos instantes:

Sr. Presidente (Massa).- Al no haberse expresado, el señor diputado Wolff es considerado ausente en la votación.

Señor diputado Suárez Lastra: ¿puede manifestar el sentido de su voto?

-   Luego de unos instantes:

Sr. Presidente (Massa).- Al no haberse expresado, el señor diputado Suárez Lastra es considerado ausente en la votación.

 

Sr. Aicega.- Quisiera pedir el cambio del sentido de mi voto, señor presidente.

 

Sr. Presidente (Massa).- Señor diputado Aicega: sírvase indicar el sentido de su voto.

 

Sr. Aicega.- Mi voto es afirmativo, señor presidente.

 

Sr. Presidente (Massa).- Con el cambio del sentido del voto del señor diputado Aicega, se cierra la votación. Por Secretaría, se dará lectura del resultado.

-   Finalizada la votación nominal, conforme al tablero electrónico, sobre 241 señores diputados presentes, 79 han votado por la afirmativa, 137 por la negativa, registrándose además 16 abstenciones.

Sr. Secretario (Cergnul).- Se han registrado 79 votos por la afirmativa, 137 por la negativa y 16 abstenciones. [3]

 

Sr. Presidente (Massa).- Queda rechazada la moción. En consecuencia, los proyectos presentados por el señor diputado Asseff no se incorporarán al temario de la presente sesión.

     Tiene la palabra la señora diputada Moreau, por Buenos Aires.

 

Sra. Moreau.- Señor presidente: nosotros estuvimos viendo todos los apartamientos del reglamento que se plantearon en la Comisión de Labor Parlamentaria, por eso también acompañamos el que se hizo previamente, de etiquetado frontal de alimentos.

          Quiero decirles que igualmente me comprometo, como presidenta de la Comisión de Legislación General, a seguir tratándolo en las reuniones informativas y a dictaminar, cuanto antes, en extraordinarias, si así lo establece el Ejecutivo, porque es una discusión que debemos saldar.

          Solicito a la bancada de Juntos por el Cambio que nos acompañe para votar en paquete el resto de los apartamientos del reglamento, adelantando que el único expediente que votará nuestra bancada es el 113‑S.‑2020, recaído en el proyecto de ley por el que se prorroga hasta el 31 de diciembre del año 2024 la vigencia del régimen de promoción para la producción y uso sustentable de biocombustibles en el territorio de la Nación Argentina, ley 26.093, que viene en revisión del Honorable Senado. De esta manera, podríamos evitar el voto nominal de todo el resto y comenzar con el temario de la sesión.

 

Sr. Presidente (Massa).- Tiene la palabra la señora diputada Lospennato, por Buenos Aires.

 

Sra. Lospennato.- Señor presidente: en virtud de que van a acompañar la prórroga de la ley de biodiesel, que salió por unanimidad en el Senado ‑algo que celebramos‑, propondría que inmediatamente sometamos a votación por signos ese proyecto, así queda incorporado.

          En relación con los otros pedidos, vamos a seguir con el que siguiente; mientras tanto, voy a hacer las consultas al bloque a ver si en alguno de estos podemos evitar la votación nominal, pero permítame que lo pueda ir consultando mientras pasamos al próximo tema.

 

Sr. Presidente (Massa).- Tiene la palabra la señora diputada Moreau, por Buenos Aires.

 

Sra. Moreau.- Señor presidente: si están de acuerdo, pasemos a la votación por signos el pedido por el expediente 113‑S.‑2020, y solicitamos que el resto se haga de la misma manera, sabiendo que no cuenta la bancada de Juntos por el Cambio con las tres cuartas partes de los votos para lograr el apartamiento del Reglamento.

 

Sr. Presidente (Massa).- Tiene la palabra el señor diputado del Caño, por Buenos Aires.

 

Sr. del Caño.- Señor presidente: quiero dejar constancia de nuestro voto negativo.

 

Sr. Presidente (Massa).- Tiene la palabra el señor diputado Enríquez, por la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

 

Sr. Enríquez.- Señor presidente: ¿podría explicar la diputada Moreau cuál es el contenido de lo que vamos a votar?

 

Sr. Presidente (Massa).- Lo pidió su bloque, señor diputado.

 

Sr. Enríquz.- No importa que lo haya pedido mi bloque. Le pido si puede explicarlo la señora diputada Moreau, que es la presidenta de la Comisión de Legislación General.

 

Sr. Presidente (Massa).- Tiene la palabra la señora diputada Moreau, por Buenos Aires.

 

Sra. Moreau.- Señor presidente: me parece que debería remitirse al presidente de su bloque o a quienes pidieron el tratamiento y el apartamiento del Reglamento.

          Básicamente, se trata de extender el régimen de promoción para la producción y uso sustentable de biocombustibles. Nos parece que es clave para cuidar tanto las economías regionales como el ambiente. Queremos crecer como país de un modo sustentable, económica, social y ambientalmente. Por eso, también estamos tratando la ley de humedales, la ley de manejo del fuego y tantas otras que estamos promoviendo en este sentido; pero necesitamos herramientas que permitan el desarrollo sin destruir la tierra, porque sabemos que, en definitiva, lo que estamos dilapidando son nuestras futuras generaciones.

          Así que nos parecía razonable acompañar la sanción que viene del Senado y el pedido que hizo su bloque para tratar este apartamiento del Reglamento.

 

Sr. Presidente (Massa).- Tiene la palabra el señor diputado Amaya, por Tucumán.

 

Sr. Amaya.- Señor presidente: quiero hacer uso de la palabra para referirme al apartamiento del reglamento respecto del tema al que se refirió la señora diputada preopinante.

          Como bien dijo, se trata de la ley 26.093, que fue aprobada por unanimidad...

 

Sr. Presidente (Massa).- Le quiero pedir un favor, señor diputado. En los apartamientos del Reglamento solo corresponde remitir al expediente, no fundamentar.

          Le solicito que sea breve, en virtud de que estamos por votar un apartamento del reglamento para incorporar al temario del orden del día el expediente de biodiesel.

 

Sr. Amaya.- La ley 26.093 fue una iniciativa del presidente Néstor Kirchner en el año 2006, en la que se contemplaba la mezcla de los combustibles líquidos en un porcentaje del 10 por ciento de los biocombustibles. Esta ley venció en el año 2015, y ahora vence en mayo de 2021, fue por quince años.

          En el año 2016, el presidente Macri, aumentó por decreto a un 12 por ciento ese corte de los biocombustibles en los combustibles líquidos. Es importante que podamos tratarla, porque el Senado la aprobó por unanimidad y esto refleja el grado de consenso político con que cuenta este proyecto de ley. Por lo tanto, me parece bárbaro que podamos tratarlo y lo votemos nominalmente o por signos.

 

Sr. Presidente (Massa).- Atento a la solicitud de la señora diputada Cecilia Moreau y en acuerdo con el solicitante del apartamiento del reglamento, se va a votar por signos la incorporación del mencionado expediente al orden del día de la presente sesión.

-   Resulta afirmativa.

Sr. Presidente (Massa).- En consecuencia, se incorpora el tratamiento del asunto al temario de la sesión, siguiendo el orden ya fijado.

 

                                                                                                                - 57 -          

MOCIÓN DE APARTAMIENTO DEL REGLAMENTO Y TRATAMIENTO SOBRE TABLAS

Sr Presidente (Massa).- Para un apartamiento del Reglamento, tiene la palabra el señor diputado Iglesias, por la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

 

Sr. Iglesias.- Señor presidente: quiero pedir un apartamento de Reglamento para      que sea tratado sobre tablas un proyecto de mi autoría contenido en el expediente 4.611‑D.‑2020, sobre creación de una comisión bicameral de investigación de los delitos cometidos por el Estado durante la cuarentena.

          Vivimos en el apogeo de la demagogia y el populismo, con un gobierno que permite una despedida de un millón de personas a un futbolista ‑muy respetable‑, pero en el mismo país donde no se le permitió al padre de Solange llegar hasta el lugar donde estaba su hija moribunda.

          Vivimos en un país donde el presidente de la República circula por todos lados, se saca selfies en los velorios, cena con Moyano y con Evo, pero el padre de Abigail tuvo que cruzar los límites de una provincia convertidos en una frontera infranqueable con la hija a cuestas, padeciendo una grave enfermedad. Vivimos en un país donde por un año estuvieron agitando una falsa desaparición, pero no dijeron nada cuando Luis Espinosa desapareció a manos de la policía y apareció muerto.

          Señor presidente: son las mayores violaciones de los derechos humanos en la historia de la democracia. Es una vergüenza que el secretario de Derechos Humanos se dedique mientras tanto a denunciar a las autoridades del gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Al que tiene que denunciar es al gobernador Gildo Insfrán, que tiene a miles de ciudadanos de su provincia varados; al que tiene que denunciar es al señor Zamora, que es responsable de lo que pasó con Abigail, como él mismo lo reconoció.

          Hemos pasado de un país, que tenía varados en el exterior, a uno que tiene hoy miles de varados dentro de sus propias fronteras. Se enojan cuando les digo medievales. Es un régimen medieval y la cuarentena que han aplicado con nulos resultados en lo sanitario es un sistema medieval.

          Por eso, pido que se vote este apartamiento del reglamento para que se trate la creación de la comisión bicameral de investigación de los delitos cometidos por el Estado durante la cuarentena ‑por el estado, insisto‑, porque los crímenes del Estado son crímenes de Estado, ya sea que gobiernen los unos o los otros.

          Ojalá tengan el valor de votarlo a favor los diputados del oficialismo, a menos que tengan algo que apañar, a menos que tengan algo que encubrir, porque no veo en qué sentido una investigación y una clarificación de todo lo que pasó puede perjudicar al Estado de derecho.

          Señor presidente: los derechos humanos son hoy, los derechos humanos son aquí y ahora. Ojalá que quienes no estuvieron en la Conadep se reivindiquen y hoy voten a favor de esta iniciativa por la que se crea en el ámbito del Congreso de la Nación la Comisión Nacional Bicameral de Investigación de Delitos cometidos por el Estado durante la cuarentena. Necesitamos investigar los delitos cometidos por el Estado durante la cuarentena, en primer lugar, para que no se sigan cometiendo, y para que no vuelvan a cometerse nunca más.

 

Sr. Presidente (Massa).- Si bien el señor diputado no lo aclaró, y entendiendo que el deseo es que nos tomemos todo el tiempo del mundo para la sesión de hoy, se va a votar en forma nominal la moción de apartamiento del reglamento solicitada por el señor diputado Iglesias.

-   Mientras se practica la votación nominal:

Sr. Presidente (Massa).- Se tomará de viva voz el voto nominal a los señores diputados que no pudieron registrarse.

          Señor diputado Bárbaro: ¿puede expresar el sentido de su voto?

-   Luego de unos instantes:

Sr. Presidente (Massa).- Señor diputado Berhongaray: ¿puede expresar el sentido de su voto?

-   Luego de unos instantes:

Sr. Presidente (Massa).- Señor diputado Brizuela del Moral: ¿puede expresar el sentido de su voto?

 

Sr. Brizuela del Moral.- Mi voto es afirmativo, señor presidente.

 

Sr. Presidente (Massa).- Señor diputado Cacace, ¿puede expresar el sentido de su voto?

- Luego de unos instantes:

 

Sr. Presidente (Massa).- Señora diputada Crescimbeni: ¿puede expresar el sentido de su voto?

-   Luego de unos instantes:

Sr. Presidente (Massa).- Señor diputado De Lamadrid: ¿puede expresar el sentido de su voto?

 

Sr. De Lamadrid.- Voto por la afirmativa la investigación de las violaciones contra los derechos humanos.

 

Sr. Presidente (Massa).- Señor diputado De Marchi: ¿puede expresar el sentido de su voto?

-   Luego de unos instantes:

Sr. Presidente (Massa).- Señora diputada Delú: ¿puede expresar el sentido de su voto?

 

Sra. Delú.- Mi voto es negativo, señor presidente.

 

Sr. Presidente (Massa).- Señora diputada García: ¿puede expresar el sentido de su voto?

 

Sra. García.- Negativo, señor presidente.

 

Sr. Presidente (Massa).- Señor diputado Gioja: ¿puede expresar el sentido de su voto?

 

Sr. Gioja.- Negativo, señor presidente.

 

Sr. Presidente (Massa).- Señor diputado Álvaro González: ¿puede expresar el sentido de su voto?

 

Sr. González (A.G.).- Afirmativo.

 

Sr. Presidente (Massa).- Señor diputado Grande: ¿puede expresar el sentido de su voto?

-   Luego de unos instantes:

Sr. Presidente (Massa).- Señor diputado Juez: ¿puede expresar el sentido de su voto?

 

Sr. Juez.- Afirmativo, señor presidente.

 

Sr. Presidente (Massa).- Señora diputada Lehmann: ¿puede expresar el sentido de su voto?

-   Luego de unos instantes:

Sr. Presidente (Massa).- Señora diputada Macha: ¿puede expresar el sentido de su voto?

-   Luego de unos instantes:

Sr. Presidente (Massa).- Señora diputada Marziotta: ¿puede expresar el sentido de su voto?

-   Luego de unos instantes:

Sr. Presidente (Massa).- Señor diputado Medina: ¿puede expresar el sentido de su voto?

 

Sr. Medina.- Afirmativo, señor presidente.

 

Sr. Presidente (Massa).- Señor diputado Petri: ¿puede expresar el sentido de su voto?

 

Sr. Petri.- Afirmativo, señor presidente.

 

Sr. Presidente (Massa).- Señora diputada Rey: ¿puede expresar el sentido de su voto?

 

Sra. Rey.- Afirmativo, presidente.

 

Sr. Presidente (Massa).- Señor diputado Ritondo: ¿puede expresar el sentido de su voto?

-   Luego de unos instantes:

Sr. Presidente (Massa).- Señor diputado Ruiz Aragón: ¿puede expresar el sentido de su voto?

-   Luego de unos instantes:

Sr. Presidente (Massa).- Señor diputado Suárez Lastra: ¿puede expresar el sentido de su voto?

-   Luego de unos instantes:

Sr. Presidente (Massa).- Señor diputado Torres: ¿puede expresar el sentido de su voto?

-   Luego de unos instantes:

Sr. Presidente (Massa).- Señor diputado Wolff: ¿puede expresar el sentido de su voto?

 

Sr. Wolff.- Afirmativo, señor presidente.

 

Sr. Presidente (Massa).- Señora diputada Zuvic: ¿puede expresar el sentido de su voto?

 

Sra. Zuvic.- Afirmativo, señor presidente.

 

Sr. Presidente (Massa).- Haré un último llamado.

          Señor diputado Bárbaro: ¿puede expresar el sentido de su voto?

-   Luego de unos instantes:

Sr. Bárbaro.- Negativo, señor presidente. ¿No se cansa el señor Iglesias de hacer pedidos?

 

Sr. Presidente (Massa).- Por favor, diputado; no haga comentarios.

          Señor diputado Berhongaray: ¿puede expresar el sentido de su voto?

-   Luego de unos instantes:

Sr. Presidente (Massa).- No habiéndose manifestado, se considera al diputado Berhongaray ausente a la hora de votar.

          Señor diputado Cacace: ¿puede expresar el sentido de su voto?

 

Sr. Cacace.- Mi voto es afirmativo, señor presidente.

         

Sr. Presidente (Massa).- Señora diputada Crescimbeni: ¿puede expresar el sentido de su voto?

 

Sra. Crescimbeni.- Afirmativo, señor presidente.

 

Sr. Presidente (Massa).- Señora diputada García: ¿puede expresar el sentido de su voto?

 

Sra. García.- Afirmativo, señor presidente.

 

Sr. Presidente (Massa).- Señor diputado Grande: ¿puede expresar el sentido de su voto?

-   Luego de unos instantes:

Sr. Presidente (Massa).- No habiéndose manifestado, se considera al diputado Grande ausente a la hora de votar.

          Señora diputada Lehmann: ¿puede expresar el sentido de su voto?

-   Luego de unos instantes:

Sr. Presidente (Massa).- No habiéndose manifestado, se considera a la diputada Lehmann ausente a la hora de votar.

          Señora diputada Macha: ¿puede expresar el sentido de su voto?

-   Luego de unos instantes:

Sr. Presidente (Massa).- No habiéndose manifestado, se considera a la señora diputada Macha ausente a la hora de votar.

          Señora diputada Marziotta: ¿puede expresar el sentido de su voto?

-   Luego de unos instantes:

Sra. Marziotta.- Negativo, señor presidente.

          Señor diputado Ruiz Aragón: ¿puede expresar el sentido de su voto?

-   Luego de unos instantes:

Sr. Presidente (Massa).- No habiéndose manifestado, se considera al señor diputado Ruiz Aragón ausente a la hora de votar.

          Señor diputado Suárez Lastra: ¿puede expresar el sentido de su voto?

-   Luego de unos instantes:

Sr. Presidente (Massa).- No habiéndose manifestado, se considera al señor diputado Suárez Lastra ausente a la hora de votar.

          Señor diputado Torres: ¿puede expresar el sentido de su voto?

-   - Luego de unos instantes:

Sr. Presidente (Massa).- No habiéndose manifestado, se considera al señor diputado Torres ausente a la hora de votar.

          Se cierra la votación. Por Secretaría se dará lectura del resultado.

-   Finalizada la votación nominal, conforme al tablero electrónico, sobre 245 señores diputados presentes, 104 han votado por la afirmativa, 130 negativos y 3 abstenciones.

 

Sr. Secretario (Cergnul).- Se han registrado 104 votos por la afirmativa, 130 por la negativa y 3 abstenciones.[4]

 

Sr. Presidente (González).- Queda rechazada la moción.

                                                                                                                - 58 -          

MOCIÓN DE APARTAMIENTO DEL REGLAMENTO Y DE TRATAMIENTO SOBRE TABLAS

Sr. Presidente (Massa).- Para un apartamiento del reglamento, tiene la palabra la señora diputada Cornejo, por Salta.

 

Sra. Cornejo.- Señor presidente: pido un apartamiento del reglamento para considerar y votar nominalmente el expediente 6.245-D.-2020.

          Se trata de un proyecto que evidencia cuánto nos importa la gente en nuestro país. Quisiéramos ver qué resultado se obtiene en los hechos reales en estos temas.

          Queremos saber cuál es el motivo por el cual los vuelos de cabotaje no aterrizan en el aeropuerto “El Palomar”. Al menos, debieran hacerse una parte de los vuelos en un aeropuerto y otra en otro. Ya sabemos que el aeropuerto Jorge Newbery está cerrado.

          Digo esto porque me toca volar, señor presidente. Usted no sabe lo que es llegar a Ezeiza; hay colas interminables y no nos dejan ingresar a los espacios en los que tenemos que hacer el check-in. Pero, cuando vamos a entrar al avión, lo hacemos todos juntos a los empujones y, prácticamente, uno arriba del otro. ¿Qué nos está pasando a los argentinos? Hemos presentado muchos otros proyectos sobre este tema. Por ejemplo, ¿por qué no se han autorizado a los aeropuertos internacionales del resto de nuestro país, como el de la provincia de Salta -que lleva el nombre de Martín Miguel de Güemes-, a recibir vuelos de países vecinos? Quisiéramos saber qué es lo que está pasando con ese tema.

          No encontramos respuestas respecto de lo que le sucede a nuestro sistema aerocomercial. Vemos que se ha cercenado la conectividad y la interconectividad. Hasta la semana pasada no podíamos acceder ni siquiera a un vuelo a Córdoba. Teníamos que ir a Ezeiza para tomar el vuelo y de ahí a Córdoba. Y si vamos a Río Cuarto prácticamente teníamos que hacerlo a pie porque no estaba autorizada la circulación. Nos hacemos muchas preguntas.

          En el año 2019 el aeropuerto de Río Hondo recibió solamente 8.300 pasajeros y realizó 130 operaciones aéreas. En cambio, el aeropuerto de El Palomar recibió 1.689.000 pasajeros y llevó a cabo 11.800 operaciones aéreas. Hoy se encuentra cerrado. Entonces, solo podemos pensar que es un tema político. Y cuando digo político pienso en lo siguiente. En el año 2012 un aeropuerto que nos costó muchísimo dinero a los argentinos -como el de Río Hondo- fue inaugurado por Cristina. Ya sabemos a quién nos referimos cuando hablamos de Cristina. Y en el año 2018 el aeropuerto de El Palomar fue inaugurado por nuestro presidente Mauricio Macri. ¿Será esta la respuesta a lo que nos está sucediendo? La verdad, no entendemos de qué estamos hablando.

          En el mismo sentido hay otro proyecto. Me refiero al que está contenido en el expediente que lleva el número 5.753 que pide la presencia del señor ministro Meoni en nuestra Cámara. Queremos que venga el señor ministro para que nos explique estos temas a los que no le encontramos explicación. Sé de su amistad con el señor ministro y sería bueno poder escucharlo. Además, considero que es un deber constitucional que se tiene que cumplir. Los señores ministros tienen que venir a esta Cámara a darnos explicaciones de cuáles son sus políticas públicas y cuál es el sentido que le quieren dar al país en algo tan importante como lo que representa la política aerocomercial.

          El aeropuerto de El Palomar cumple con todos los requisitos solicitados por los organismos nacionales e internacionales para poder hacer circular a los aviones. Este aeropuerto es el emblema de las low cost. Asimismo, les ha dado la oportunidad a estudiantes, a los jubilados y a la población de menos recursos. Casi le diría que este es el aeropuerto del pueblo. No solamente ha dado oportunidad para viajar a cientos de pasajeros por primera vez, sino que ha llevado adelante la conectividad y la interconectividad con el objetivo de que allí funcionen las low cost. Como un dato ilustrativo le informo que las low cost cobran los pasajes un 40 por ciento menos.  Hoy, los pasajes de Aerolíneas Argentinas -que hacen la ruta Salta-Ezeiza y Ezeiza a Salta- nos pueden costar 40 mil pesos a lo que hay que agregarle el costo de lo que significa trasladarse hasta el centro de la ciudad, que varía entre 1.300 y 1.900 pesos.

          Señor presidente: le pido que sometamos este proyecto a votación. Busquemos soluciones para la gente que lo necesita. No estamos hablando de salir a pasear. Muchas veces hasta hablamos de recibir un tratamiento médico. Después nos horrorizamos cuando vemos casos como el de Abigail y su papá. Entonces, hagamos las cosas bien, y tratemos de encontrarle sentido a todo esto que estoy expresando y que lleva el acompañamiento de muchos otros señores diputados que desean saber qué está sucediendo.

 

Sr. Presidente (Massa).- Se va a votar en forma nominal, tal como lo pidiera la señora diputada, la moción de apartamiento del reglamento a fin de incluir en el temario de esta sesión el proyecto solicitado por la señora diputada Virginia Cornejo. Se requieren las tres cuartas partes de los votos que se emitan.

-   Mientras se practica la votación nominal:

 

Sr. Presidente (Massa).- Se tomará verbalmente el voto de los señores diputados que no pudieron consignarlo a través del sistema.

          Señor diputado Alume Sbodio: ¿puede indicar el sentido de su voto?

 

Sr. Alume Sbodio.- Señor presidente: mi voto es negativo.

 

Sr. Presidente (Massa).- Señor diputado Álvarez: ¿puede indicar el sentido de su voto?

 

-   Luego de unos instantes:

 

Sr. Presidente (Massa).- Señor diputado Angelini: ¿puede expresar el sentido de su voto?

 

Sr. Angelini.- Mi voto es positivo.

 

Sr. Presidente (Massa).- Señora diputada Ávila: ¿puede expresar el sentido de su voto?

 

-   Luego de unos instantes:

 

Sr. Presidente (Massa).- Señor diputado Berhongaray: ¿puede expresar el sentido de su voto?

 

-   Luego de unos instantes:

 

Sr. Presidente (Massa).- Señor diputado Bormioli: ¿puede expresar el sentido de su voto?

 

Sr. Bormioli.- Mi voto es negativo.

 

Sr. Presidente (Massa).- Señor diputado Cano: ¿puede expresar el sentido de su voto?

 

-   Luego de unos instantes:

 

Sr. Presidente (Massa).- Señor diputado Carambia: ¿puede expresar el sentido de su voto?

 

-   Luego de unos instantes:

 

Sr. Presidente (Massa).- Diputada Cerruti: ¿puede expresar el sentido de su voto?

 

Sra. Cerruti.- Mi voto es negativo.

 

Sr. Presidente (Massa).- Señor diputado Cipollini: ¿puede expresar el sentido de su voto?

-   Luego de unos instantes:

Sr. Presidente (Massa).- Señor diputado De Marchi: ¿puede expresar el sentido de su voto?

 

Sr. De Marchi.- Mi voto es positivo.

 

Sr. Presidente (Massa).- Diputado Del Cerro: ¿puede expresar el sentido de su voto?

-   Luego de unos instantes:

Sr. Presidente (Massa).- Señor diputado Ferreyra: ¿puede expresar el sentido de su voto?

-   Luego de unos instantes:

Sr. Presidente (Massa).- Señora diputada Figueroa: ¿puede expresar el sentido de su voto?

 

Sra. Figueroa.- Mi voto es negativo.

 

Sr. Presidente (Massa).- Señor diputado García: ¿puede expresar el sentido de su voto?

 

Sr. García.- Mi voto es afirmativo.

 

Sr. Presidente (Massa).- Señor diputado Guevara: ¿puede indicar el sentido de su voto?

 

Sr. Guevara.- Mi voto es negativo.

 

Sr. Presidente (Massa).- Señor diputado Iglesias: ¿puede indicar el sentido de su voto?

-   Luego de unos instantes:

Sr. Presidente (Massa).- Señora diputada Lampreabe: ¿puede indicar el sentido de su voto?

 

Sra. Lampreabe.- Mi voto es negativo.

 

Sr. Presidente (Massa).- Señor diputado López: ¿puede indicar el sentido de su voto?

 

Sr. López.- Mi voto es afirmativo.

 

Sr. Presidente (Massa).- Señora diputada Dolores Martínez: ¿puede indicar el sentido de su voto?

 

Sra. Martínez (D.).- Mi voto es afirmativo.

 

Sr. Presidente (Massa).- Señor diputado Medina: ¿puede indicar el sentido de su voto?

 

-   Luego de unos instantes:

Sr. Presidente (Massa).- Señora diputada Mounier: ¿puede expresar el sentido de su voto?

 

Sra. Mounier.- Mi voto es negativo.

 

Sr. Presidente (Massa).- Señora diputada Penacca: ¿puede expresar el sentido de su voto?

 

Sra. Penacca.- Mi voto es negativo.

 

Sr. Presidente (Massa).- Señora diputada Piccolomini: ¿puede indicar el sentido de su voto?

 

-   Luego de unos instantes:

Sr. Presidente (Massa).- Señor diputado Ruiz Aragón: ¿puede indicar el sentido de su voto?

 

-   Luego de unos instantes:

Sr. Presidente (Massa).- Señor diputado Sánchez: ¿puede expresar el sentido de su voto?

 

-   Luego de unos instantes:

Sr. Presidente (Massa).- Señor diputado Selva: ¿puede expresar el sentido de su voto?

 

Sr. Selva.- Mi voto es negativo.

 

Sr. Presidente (Massa).- Señora diputada Stilman: ¿puede expresar el sentido de su voto?

 

Sra. Stilman.- Mi voto es afirmativo.

 

Sr. Presidente (Massa).- Señor diputado Suárez Lastra: ¿puede indicar el sentido de su voto?

 

Sr. Suárez Lastra.- Mi voto es afirmativo.

 

Sr. Presidente (Massa).- Señor diputado Tailhade: ¿puede indicar el sentido de su voto?

-   Luego de unos instantes:

Sr. Presidente (Massa).- Señora diputada Uceda: ¿puede indicar el sentido de su voto?

 

Sra. Uceda.- Mi voto es negativo.

 

Sr. Presidente (Massa).- Señor diputado Zottos: ¿puede expresar el sentido de su voto?

-   Luego de unos instantes:

Sr. Presidente (Massa).- Señor diputado Álvarez: ¿puede indicar el sentido de su voto?

-   Luego de unos instantes:

Sr. Presidente (Massa).- No habiéndose manifestado, se considera al diputado Álvarez ausente a la hora de votar.

          Señora diputada Ávila: ¿puede indicar el sentido de su voto?

-   Luego de unos instantes:

Sr. Presidente (Massa).- No habiéndose manifestado, se considera a la diputada Ávila ausente a la hora de votar.

          Señor diputado Berhongaray: ¿puede indicar el sentido de su voto?

-   Luego de unos instantes:

Sr. Presidente (Massa).- No habiéndose manifestado, se considera al diputado Berhongaray ausente a la hora de votar.

          Señor diputado Cano: ¿puede indicar el sentido de su voto?

-   Luego de unos instantes:

Sr. Presidente (Massa).- No habiéndose manifestado, se considera al diputado Cano ausente a la hora de votar.

          Señor diputado Carambia: ¿puede indicar el sentido de su voto?

-   Luego de unos instantes:

Sr. Presidente (Massa).- No habiéndose manifestado, se considera al diputado Carambia ausente a la hora de votar.

          Señor diputado del Cerro: ¿puede indicar el sentido de su voto?

-   Luego de unos instantes:

Sr. Presidente (Massa).- No habiéndose manifestado, se considera al diputado del Cerro ausente a la hora de votar.

          Señor diputado Cipolini: ¿puede indicar el sentido de su voto?

-   Luego de unos instantes:

Sr. Presidente (Massa).- No habiéndose manifestado, se considera al diputado Cipolini ausente a la hora de votar.

          Señor diputado Ferreyra: ¿puede indicar el sentido de su voto?

 

Sr. Ferreyra.- Mi voto es negativo, señor presidente.

 

Sr. Presidente (Massa).- Señor diputado Iglesias: ¿puede indicar el sentido de su voto?

 

-   Luego de unos instantes:

Sr. Presidente (Massa).- No habiéndose manifestado, se considera al diputado Iglesias ausente a la hora de votar.

          Señor diputado Medina: ¿puede indicar el sentido de su voto?

-   Luego de unos instantes:

Sr. Presidente (Massa).- No habiéndose manifestado, se considera al diputado Medina ausente a la hora de votar.

          Señora diputada Piccolomini: ¿puede indicar el sentido de su voto?

 

Sra. Piccolomini.- Mi voto es afirmativo.

 

Sr. Presidente (Massa).- Señor diputado Ruiz Aragón: ¿puede indicar el sentido de su voto?

-   Luego de unos instantes:

Sr. Presidente (Massa).- No habiéndose manifestado, se considera al diputado Ruiz Aragón ausente a la hora de votar.

          Señor diputado Sánchez: ¿puede indicar el sentido de su voto?

-   Luego de unos instantes:

Sr. Presidente (Massa).- No habiéndose manifestado, se considera al diputado Sánchez ausente a la hora de votar.

          Señor diputado Tailhade: ¿puede indicar el sentido de su voto?

-   Luego de unos instantes:

Sr. Presidente (Massa).- No habiéndose manifestado, se considera al diputado Tailhade ausente a la hora de votar.

          Señor diputado Zottos: ¿puede indicar el sentido de su voto?

-   Luego de unos instantes:

Sr. Presidente (Massa).- No habiéndose manifestado, se considera al diputado Zottos ausente a la hora de votar.

          Se cierra la votación. Por Secretaría se dará lectura del resultado de la votación.

-   Finalizada la votación nominal, conforme al tablero electrónico, sobre 247 señores diputados presentes, se han registrado 104 votos afirmativos, 125 negativos y 4 abstenciones.

Sr. Secretario (Cergnul).- Hubo 104 votos por la afirmativa, 125 por la negativa y 4 abstenciones.[5]

 

Sr. Presidente (Massa).- Queda rechazada la moción.

 

                                                                                                          - 59 -       

moción de orden

Sr. Presidente (Massa).- Para una moción de apartamiento del reglamento, tiene la palabra el señor diputado Torello, por Buenos Aires.

 

Sr. Torello.- Señor presidente: en primer lugar, pido que volvamos a las sesiones presenciales lo antes posible, porque cada vez tenemos más problemas.

          Por otra parte, solicito que la Honorable Cámara se aparte de las prescripciones del reglamento a fin de que se trate el proyecto de ley contenido en el expediente 4.193-D.-2020, por el que se propone modificar el Código Penal y tipificar con claridad las nuevas modalidades delictivas que se están llevando a cabo contra el sector agropecuario.   

          Este proyecto fue presentado por el señor diputado Benedetti y ha sido acompañado por veintinueve diputados de nuestro interbloque. Se trata de una iniciativa cuya sanción necesitamos urgentemente.

          La sociedad entera está al tanto de los ataques que ha sufrido el sector agropecuario, sobre todo durante la primera parte del año, en plena cosecha. Más de doscientos silobolsas han sido atacados y destruidos, y la respuesta que reciben los productores es la inacción total por parte del gobierno. Más bien diría no solo por parte del gobierno, sino de los tres poderes del Estado, cada uno bajo su modalidad.

          Digo esto porque en el caso del Poder Judicial, a los pocos delincuentes que ha atrapado, los ha soltado inmediatamente, justamente porque no se trata este proyecto que eleva las penas.

          Por su parte, el Poder Ejecutivo nacional simula interés y crea comisiones. Como ya lo dijo algún político nuestro, si quieren que no pase nada, creen una comisión. El gobierno está siguiendo esto al pie de la letra, y este proyecto duerme el sueño de los justos.

-   Ocupa la Presidencia el señor presidente de la Comisión de Previsión y Seguridad Social, contador Marcelo Pablo Casaretto.

Sr. Torello.- Por último, en el Congreso Nacional -y esto es lo peor- se presentaron varios proyectos en este sentido, y es evidente que únicamente buscaron sacar alguna ventajita electoral o política, porque la verdad es que no se han tratado. Además, quienes tienen la responsabilidad de considerar este proyecto, ni siquiera lo enviaron a la Comisión de Legislación Penal.

          Indudablemente el propio gobierno, en una actitud desde mi punto de vista irracional e inentendible, espera desesperadamente la cosecha. Pero, mientras lo hace, no actúa en pos de cuidarla. Entonces, la verdad es que no se entiende esta situación. Ni siquiera sabemos qué es lo que hace este gobierno con un sector, que es el que trae los dólares, mantiene una enorme cantidad de puestos de trabajo, sostiene la producción y el país en gran medida, junto con otros sectores.

          Este sector ha sido declarado esencial. Además, sigue trabajando, invirtiendo y produciendo. A pesar de ello, no valoran el trabajo ni el esfuerzo de los productores. Yo no sé si eso es consecuencia de ese enfrentamiento que tuvimos en 2008 -yo soy productor-, en el que tan mal le fue al gobierno que hoy nuevamente está en el poder. Pero tienen que entender que no somos enemigos; somos socios.

          Para eso necesitamos leyes, y no solamente la norma contenida en este proyecto. En la Comisión de Agricultura y Ganadería también hemos pedido que se aprobara una serie de proyectos que son muy necesarios para la producción y para el país, referidos a fertilizantes, warrants y semillas.

          Lo cierto es que dichas iniciativas ni siquiera han sido puestas en tratamiento, pero sí se han considerado proyectos que el sector productivo no quiere, como el vinculado con el observatorio de agroquímicos, el cual significa una superposición de funciones, porque ya tenemos el SENASA, el INTA y el Conicet para ello. En ese sentido, nosotros creemos que no debería existir dicho observatorio.

          Por otra parte, tampoco se manifiesta la preocupación por la necesidad que tiene el sector de sentirse cuidado.

          Por último, para que también se vea el desinterés que existe hacia el sector, a pesar de que hablaron de la reparación a los pequeños productores, subieron las retenciones a todo el complejo productor de soja. Hicieron eso, cuando les iban a devolver 300 millones de dólares, que equivalen hoy a 24.000 millones de pesos, y les van a devolver 6.700, que son 82 millones de dólares, nada más. Le agradezco, señor presidente, y espero que puedan acompañar este proyecto que tanto se necesita para cuidar a nuestros productores.

          Solicito que la votación de la moción de apartamiento del reglamento se realice de manera nominal.

 

Sr. Presidente (Casaretto).- Se va a votar nominalmente la moción de apartamiento del reglamento formulada por el señor diputado por Buenos Aires para tratar el proyecto contenido en el expediente 4.193-D.-2020, sobre silobolsas. Se requieren las tres cuartas partes de los votos que se emitan.

-   Mientras se practica la votación nominal:

Sr. Presidente (Casaretto).- La Presidencia procederá a preguntar, de manera verbal, el voto a 41 señores diputados que el sistema no ha podido registrar.

          Señora diputada Aguirre: ¿puede expresar el sentido de su voto?

 

Sra. Aguirre.- Negativo.

 

Sr. Presidente (Casaretto).- Señor diputado Alderete: ¿puede expresar el sentido de su voto?

 

Sr. Alderete.- Negativo.

 

Sr. Presidente (Casaretto).- Señor diputado Álvarez: ¿puede expresar el sentido de su voto?

-   Luego de unos instantes:

Sr. Presidente (Casaretto).- Señor diputado Asseff: ¿puede expresar el sentido de su voto?

 

Sr. Asseff.- Positivo.

 

Sr. Presidente (Casaretto).- Señor diputado Cano: ¿puede expresar el sentido de su voto?

 

-   Luego de unos instantes:

 

Sr. Presidente (Casaretto).- Señor diputado Casas: ¿puede expresar el sentido de su voto?

 

Sr. Casas.- Negativo.

 

Sr. Presidente (Casaretto).- Señor diputado Cipolini: ¿puede expresar el sentido de su voto?

 

-   Luego de unos instantes:

 

Sr. Presidente (Casaretto).- Señor diputado De Marchi: ¿puede expresar el sentido de su voto?

 

Sr. De Marchi.- Afirmativo.

 

Sr. Presidente (Casaretto).- Señor diputado del Cerro: ¿puede expresar el sentido de su voto?

 

-   Luego de unos instantes:

 

Sr. Presidente (Casaretto).- Señor diputado Estévez: ¿puede expresar el sentido de su voto?

-   Luego de unos instantes:

Sr. Presidente (Casaretto).- Señor diputado Fernández Langan: ¿puede expresar el sentido de su voto?

 

Sr. Fernández Langan.- Afirmativo, señor presidente.

 

Sr. Presidente (Casaretto).- Señor diputado Ferreyra: ¿puede expresar el sentido de su voto?

 

Sr. Ferreyra.- Negativo.

 

Sr. Presidente (Casaretto).- Señora diputada Gaillard: ¿puede expresar el sentido de su voto?

-   Luego de unos instantes:

Sr. Presidente (Casaretto).- Señor diputado Álvaro González: ¿puede expresar el sentido de su voto?

 

Sr. González (A.G.).- Afirmativo.

 

Sr. Presidente (Casaretto).- Señor diputado Ramiro Gutiérrez: ¿puede expresar el sentido de su voto?

 

Sr. Gutiérrez (R.).- Afirmativo.

 

Sr. Presidente (Casaretto).- Señor diputado Iglesias: ¿puede expresar el sentido de su voto?

 

Sr. Iglesias.- Afirmativo.

 

Sr. Presidente (Casaretto).- Señor diputado Igon: ¿puede expresar el sentido de su voto?

 

Sr. Igon.- Negativo.

 

Sr. Presidente (Casaretto).- Señor diputado Juez: ¿puede expresar el sentido de su voto?

 

Sr. Juez.- Afirmativo.

 

Sr. Presidente (Casaretto).- Señora diputada Lampreabe: ¿puede expresar el sentido de su voto?

 

Sra. Lampreabe.- Negativo.

 

Sr. Presidente (Casaretto).- Señor diputado Leito: ¿puede expresar el sentido de su voto?

 

Sr. Leito.- Negativo, señor presidente.

 

Sr. Presidente (Casaretto).- Señora diputada Lospennato: ¿puede expresar el sentido de su voto?

 

Sra. Lospennato.- Afirmativo.

 

Sr. Presidente (Casaretto).- Señor diputado Moreau: ¿puede expresar el sentido de su voto?

 

Sr. Moreau.- Negativo.

 

Sr. Presidente (Casaretto).- Señor diputado Moyano: ¿puede expresar el sentido de su voto?

 

Sr. Moyano.- Afirmativo.

 

Sr. Presidente (Casaretto).- Señora diputada Ocaña: ¿puede expresar el sentido de su voto?

 

Sra. Ocaña.- Afirmativo.

 

Sr. Presidente (Casaretto).- Señor diputado Petri: ¿puede expresar el sentido de su voto?

 

Sr. Petri.- Afirmativo.

 

Sr. Presidente (Casaretto).- Señora diputada Piccolomini: ¿puede expresar el sentido de su voto?

 

Sra. Piccolomini.- Afirmativo.

 

Sr. Presidente (Casaretto).- Señor diputado Ponce: ¿puede expresar el sentido de su voto?

 

Sr. Ponce.- Negativo

 

Sr. Presidente (Casaretto).- Señor diputado Quetglas: ¿puede expresar el sentido de su voto?

-   Luego de unos instantes:

Sr. Presidente (Casaretto).- Señor diputado Ritondo, ¿puede indicar el sentido de su voto?

 

Sr. Ritondo.- Mi voto es afirmativo.

 

Sr. Presidente (Casaretto).- Señor diputado Rodríguez Saa: ¿puede indicar el sentido de su voto?

-   Luego de unos instantes:

Sr. Presidente (Casaretto).- Señora diputada Ruarte: ¿puede indicar el sentido de su voto?

 

Sra. Ruarte.- Mi voto es afirmativo.

 

Sr. Presidente (Casaretto).- Señor diputado Sánchez: ¿puede indicar el sentido de su voto?

-   Luego de unos instantes:

 

Sr. Presidente (Casaretto).- Señora diputada Siley: ¿puede indicar el sentido de su voto?

 

Sra. Siley.- Mi voto es negativo.

 

Sr. Presidente (Casaretto).- Señor diputado Soria: ¿puede indicar el sentido de su voto?

 

Sr. Soria.- Mi voto es negativo.

 

Sr. Presidente (Casaretto).- Señor diputado Suárez Lastra: ¿puede indicar el sentido de su voto?

 

Sr. Suárez Lastra.- Mi voto es afirmativo.

 

Sr. Presidente (Casaretto).- Señor diputado Torres: ¿puede indicar el sentido de su voto?

 

Sr. Moyano.- Señor presidente: quiero cambiar el sentido de mi voto, por favor.

 

Sr. Presidente (Casaretto).- Señor diputado: una vez concluida la votación, quien quiera cambiar el sentido de su voto podrá hacerlo.

 

Sr. Moyano.- Gracias, señor presidente.

 

Sr. Presidente (Casaretto).- Señor diputado Valdés: ¿puede indicar el sentido de su voto?

 

Sr. Valdés.- Mi voto es negativo.

 

Sr. Presidente (Casaretto).- Señor diputado Yacobitti: ¿puede indicar el sentido de su voto?

 

Sr. Yacobitti.- Mi voto es afirmativo.

 

Sr. Presidente (Casaretto).- Señor diputado Zottos: ¿puede indicar el sentido de su voto?

-   Luego de unos instantes:

Sr. Presidente (Casaretto).- En cumplimiento del protocolo, requeriré por segunda vez a aquellos diputados cuyos votos no se han registrado. Hasta el momento son trece señores diputados.

          Les reitero que es la segunda oportunidad para que expresen el sentido de su voto.

          Señor diputado Álvarez, ¿puede indicar el sentido de su voto?

-   Luego de unos instantes:

 

Sr. Presidente (Casaretto).- No habiéndose manifestado, el señor diputado Álvarez es considerado ausente a la hora de votar.

          Señor diputado Cano, ¿puede indicar el sentido de su voto?

-   Luego de unos instantes:

Sr. Presidente (Casaretto).- No habiéndose manifestado, el señor diputado Cano es considerado ausente a la hora de votar.

          Señor diputado Cipolini, ¿puede indicar el sentido de su voto?

-   Luego de unos instantes:

 

Sr. Presidente (Casaretto).- No habiéndose manifestado, el señor diputado Cipolini es considerado ausente a la hora de votar.

          Señor diputado del Cerro, ¿puede indicar el sentido de su voto?

-   Luego de unos instantes:

 

Sr. Presidente (Casaretto).- No habiéndose manifestado, el señor diputado del Cerro es considerado ausente a la hora de votar.

          Señor diputado Estévez, ¿puede indicar el sentido de su voto?

-   Luego de unos instantes:

 

Sr. Presidente (Casaretto).- No habiéndose manifestado, el señor diputado Estévez es considerado ausente a la hora de votar.

          Señora diputada Gaillard, ¿puede indicar el sentido de su voto?

-   Luego de unos instantes:

 

Sra. Gaillard.- Mi voto es negativo, señor presidente.

 

Sr. Presidente (Casaretto).-   Señor diputado Quetglas, ¿puede indicar el sentido de su voto?

 

-   Luego de unos instantes:

 

Sr. Presidente (Casaretto).- No habiéndose manifestado, el señor diputado Quetglas es considerado ausente a la hora de votar.

          Señor diputado Rodríguez Saá, ¿puede indicar el sentido de su voto?

-   Luego de unos instantes:

 

Sr. Presidente (Casaretto).- No habiéndose manifestado, el señor diputado Rodríguez Saá es considerado ausente a la hora de votar.

          Señor diputado Sánchez, ¿puede indicar el sentido de su voto?

-   Luego de unos instantes:

 

Sr. Presidente (Casaretto).- No habiéndose manifestado, el señor diputado Sánchez es considerado ausente a la hora de votar.

          Señor diputado Torres, ¿puede indicar el sentido de su voto?

-   Luego de unos instantes:

 

Sr. Presidente (Casaretto).- No habiéndose manifestado, el señor diputado Torres es considerado ausente a la hora de votar.

          Señor diputado Zottos, ¿puede indicar el sentido de su voto?

-   Luego de unos instantes:

Sr. Presidente (Casaretto).- No habiéndose manifestado, el señor diputado Zottos es considerado ausente a la hora de votar.

          Tiene la palabra el señor diputado Moyano para modificar el sentido de su voto.

 

Sr. Rodríguez Saá.- Señor presidente: pido disculpas por mis complicaciones con la tecnología.

 

Sr. Presidente (Casaretto).- Señor diputado: ¿cuál es el sentido de su voto?

 

Sr. Rodríguez Saá.- El sentido de mi voto es negativo, señor presidente. Le reitero mis disculpas.

 

Sr. Presidente (Casaretto).- Tiene la palabra el señor diputado Moyano.

 

Sr. Moyano.- Señor presidente: el sentido de mi voto también es negativo.

 

Sr. Presidente (Casaretto).- Así será computado, señor diputado.

          ¿Algún otro diputado desea cambiar el sentido de su voto?

 

Sr. Quetglas.- ¿Me nombró, señor presidente?

 

Sr. Presidente (Casaretto).- Sí, dos veces le pedimos que exprese el sentido de su voto. ¿Puede indicar cuál es?

 

Sr. Quetglas.- Afirmativo.

 

Sr. Presidente (Casaretto).- Se cierra la votación.

          Por Secretaría se dará lectura al resultado.

-    Finalizada la votación nominal, conforme al tablero electrónico, sobre 246 señores diputados presentes, 108 han votado por la afirmativa y 127, por la negativa, registrándose además una abstención.

 

Sr. Secretario (Cergnul).- Se registraron 108 votos afirmativos, 127 negativos y una abstención.[6]

 

Sr. Presidente (Casaretto).- Queda rechazada la moción.

 

                                                                                                          - 60 -       

moción de orden

Sr. Presidente (Casaretto).- Para una moción de apartamiento del reglamento, tiene la palabra el señor diputado Juan Aicega, por Buenos Aires.

 

Sr. Aicega.- Señor presidente: vengo a poner en consideración de este cuerpo una moción de orden en los términos del artículo 127 inciso 10, a fin de solicitar el apartamiento de las prescripciones del reglamento y tratar un proyecto por el que se propone la modificación del nombre del Centro Cultural Kirchner –CCK- para que pase a denominarse Centro Cultural Diego Armando Maradona.

          Este proyecto es muy breve -cuenta con un solo artículo y algunos comentarios- y se basa en dos cuestiones.

          En primer lugar, el centro cultural referido ha pasado a ser un lugar de convocatoria de todos los hechos, no solo de los de índole estrictamente cultural –como música, letras, arte y cine-, sino también de aquellas cuestiones que tienen que ver con la vida pública de la Argentina.

          Siempre me gustó definir a la cultura como todo hecho humano que modifica la realidad puesto que me parece que es la definición más amplia que podemos encontrar.

          En este momento tan triste –aprovecho también a saludar a la familia de nuestro querido Diego Maradona- se nos ocurrió que si alguien hoy representa a la cultura argentina, en el sentido amplio de la palabra, es Diego Armando Maradona.

          Este centro cultural es visitado por todas aquellas misiones diplomáticas que llegan a la Argentina ‑como, por ejemplo, se vio en el G20- y allí se realizan todos los acontecimientos culturales de distinta índole que tienen lugar en nuestro país; pasan por allí tanto los que vienen del interior como aquellos que vienen del exterior.

          No cabe duda de que si alguien es conocido en el mundo como un emblema de la Argentina, es Diego Maradona.

          Más temprano, los legisladores rindieron homenaje a Maradona y anoté algunas palabras y frases que me llamaron la atención. Por ejemplo, el diputado Leito dijo que Maradona le había puesto apellido a la Argentina. Eso me gustó mucho. Me parece que es algo muy simbólico.

          Cualquiera sea el rincón del mundo que uno camine ‑Oriente, Occidente, el lugar más recóndito en donde no se hable nuestro idioma ni se sepa dónde queda nuestro país-, al mencionar la palabra “Argentina” automáticamente te contestan “Maradona”.

          Entonces, nos parece que es una buena oportunidad para que el Centro Cultural sea un lugar donde todos los argentinos, sin distinciones ideológicas, religiosas, culturales ni de ningún tipo, se sientan en su casa cuando lo vayan a visitar o cuando un extranjero se encuentre en ese lugar.

          Sabemos que muchas veces es antipática una propuesta de cambio de nombre, pero la verdad es que estoy seguro de que el expresidente Néstor Carlos Kirchner estaría de acuerdo.

          Para no abundar más, porque los argumentos para fundamentar esta propuesta que hacemos son sencillos, solicito la votación nominal de la moción.

          Creo que para la Argentina va a ser un paso adelante, porque todo lo que se relacione con Diego Armando Maradona son buenos recuerdos, buenas experiencias, y vamos a tener un lugar de la cultura donde todos los argentinos, sin distinciones ni grietas, consideremos que es nuestra casa y nuestro hogar.

 

Sr. Presidente (Casaretto).- Se va a votar en forma nominal la moción de apartamiento del reglamento solicitada por el señor diputado Aicega, para incorporar al temario de la presente sesión el proyecto de ley sobre modificación del nombre del Centro Cultural Kirchner, expediente 6.466-D.-2020.

-   Mientras se practica la votación nominal:

Sr. Presidente (Casaretto).- Se ha registrado el voto de 198 diputados, y 39 diputados no han votado, por lo que procederemos a solicitarles el sentido de su voto.

          Señor diputado Álvarez, ¿puede expresar el sentido de su voto?

-   Luego de unos instantes:

Sr. Presidente (Casaretto).- Señor diputado Asseff, ¿puede expresar el sentido de su voto?

 

Sr. Asseff.- Mi voto es positivo.

 

 

Sr. Presidente (Casaretto).- Señora diputada Banfi, ¿puede expresar el sentido de su voto?

 

-   Luego de unos instantes:

 

Sr. Presidente (Casaretto).- Señor diputado Berhongaray, ¿puede expresar el sentido de su voto?

-   Luego de unos instantes:

 

Sr. Presidente (Casaretto).- Señora diputada Cáceres, ¿puede expresar el sentido de su voto?

-   Luego de unos instantes:

Sr. Presidente (Casaretto).- Señor diputado Cano, ¿puede expresar el sentido de su voto?

-   Luego de unos instantes:

Sr. Presidente (Casaretto).- Señor diputado Cipolini, ¿puede expresar el sentido de su voto?

 

-   Luego de unos instantes:

 

Sr. Presidente (Casaretto).- Señora diputada Cornejo, ¿puede expresar el sentido de su voto?

 

-   Luego de unos instantes:

 

Sr. Presidente (Casaretto).- Señor diputado De Marchi, ¿puede expresar el sentido de su voto?

 

Sr. De Marchi.- Mi voto es afirmativo.

 

Sr. Presidente (Casaretto).- Señor diputado del Cerro, ¿puede expresar el sentido de su voto?

-   Luego de unos instantes:

Sr. Presidente (Casaretto).- Señora diputada El Sukaria, ¿puede expresar el sentido de su voto?

 

Sra. El Sukaria.- Mi voto es afirmativo.

 

Sr. Presidente (Casaretto).- Señor diputado Enríquez, ¿puede expresar el sentido de su voto?

 

-   Luego de unos instantes:

 

Sr. Presidente (Casaretto).- Señor diputado Estévez, ¿puede expresar el sentido de su voto?

 

-   Luego de unos instantes:

 

Sr. Presidente (Casaretto).- Señor diputado Carlos Alberto Fernández, ¿puede expresar el sentido de su voto?

-   Luego de unos instantes:

Sr. Presidente (Casaretto).- Señor diputado Fernández Langan, ¿puede expresar el sentido de su voto?

 

Sr. Fernández Langan.- Señor presidente: había emitido mi voto por el sistema, pero no fue registrado. Mi voto es afirmativo.

 

Sr. Presidente (Casaretto).- Señor diputado García, ¿puede expresar el sentido de su voto?

 

-   Luego de unos instantes:

 

Sr. Presidente (Casaretto).- Señora diputada González, ¿puede expresar el sentido de su voto?

 

Sra. González.- Mi voto es negativo, señor presidente.

 

Sr. Presidente (Casaretto).- Señor diputado Ramiro Gutiérrez, ¿puede expresar el sentido de su voto?

 

-   Luego de unos instantes:

 

Sr. Presidente (Casaretto).- Señor diputado Iglesias, ¿puede expresar el sentido de su voto?

 

-   Luego de unos instantes:

 

Sr. Presidente (Casaretto).- Señora diputada Joury, ¿puede expresar el sentido de su voto?

 

-   Luego de unos instantes:

 

Sr. Presidente (Casaretto).- Señor diputado Kirchner, ¿puede expresar el sentido de su voto?

 

-   Luego de unos instantes:

 

Sr. Presidente (Casaretto).- Señor diputado López, ¿puede expresar el sentido de su voto?

 

-   Luego de unos instantes:

 

Sr. Presidente (Casaretto).- Señor diputado Martín, ¿puede expresar el sentido de su voto?

 

-   Luego de unos instantes:

 

Sr. Presidente (Casaretto).- Señor diputado Moyano, ¿puede expresar el sentido de su voto?

 

Sr. Moyano.- Señor presidente: mi voto es negativo.

 

Sr. Presidente (Casaretto).- Señor diputado Nanni, ¿puede expresar el sentido de su voto?

 

Sr. Nanni.- Mi voto es afirmativo, señor presidente.

 

Sr. Presidente (Casaretto).- Señora diputada Rey, ¿puede expresar el sentido de su voto?

 

-   Luego de unos instantes:

 

Sr. Presidente (Casaretto).- Señora diputada Rezinovsky, ¿puede expresar el sentido de su voto?

 

-   Luego de unos instantes:

 

Sr. Presidente (Casaretto).- Señor diputado Ritondo, ¿puede expresar el sentido de su voto?

 

-   Luego de unos instantes:

 

Sr. Presidente (Casaretto).- Señor diputado Rodríguez Saa, ¿puede expresar el sentido de su voto?

 

-   Luego de unos instantes:

 

Sr. Presidente (Casaretto).- Señora diputada Ruarte, ¿puede expresar el sentido de su voto?

 

Sra. Ruarte.- Mi voto es positivo, señor presidente.

 

Sr. Presidente (Casaretto).- Señor diputado Tonelli, ¿puede expresar el sentido de su voto?

 

-   Luego de unos instantes:

 

Sr. Presidente (Casaretto).- Señor diputado Torres, ¿puede expresar el sentido de su voto?

 

Sr. Torres.- Mi voto es positivo, señor presidente.

 

Sr. Presidente (Casaretto).- Señor diputado Valdés, ¿puede expresar el sentido de su voto?

 

-   Luego de unos instantes:

 

Sr. Presidente (Casaretto).- Señora diputada Vallejos, ¿puede expresar el sentido de su voto?

 

Sra. Vallejos.- Mi voto es negativo, señor presidente.

 

Sr. Presidente (Casaretto).- Señora diputada Vigo, ¿puede expresar el sentido de su voto?

 

Sra. Vigo.- Señor presidente: mi voto es negativo.

 

 

Sr. Presidente (Casaretto).- Diputado Yacobitti: ¿puede indicar el sentido de su voto.

 

-   Luego de unos instantes:

 

Sr. Yacobitti.- Mi voto es negativo.

 

Sr. Presidente (Casaretto).- Diputada Zuvic: ¿puede indicar el sentido de su voto?

-   Luego de unos instantes:

Sr. Presidente (Casaretto).- Terminamos la primera ronda de llamados y hay 27 señores diputados sin identificar.

 

Sr. Quetglas.- Señor presidente: quiero cambiar el sentido de mi voto.

 

Sr. Presidente (Casaretto).- Espere al final, señor diputado.

          Comenzaré con la segunda vuelta de llamados, de acuerdo con el protocolo y, si no obtenemos respuesta, se considerará como ausente a la hora de votar.

          Tiene la palabra el diputado Álvarez para expresar el sentido de su voto.

 

-   Luego de unos instantes:

Sr. Presidente (Casaretto).- No habiéndose manifestado, se lo declara ausente a la hora de votar.

          Tiene la palabra la diputada Banfi para expresar el sentido de su voto.

 

-   Luego de unos instantes:

Sr. Presidente (Casaretto).- Ausente a la hora de votar.

          Tiene la palabra el diputado Berhongaray para expresar el sentido de su voto.

 

-   Luego de unos instantes:

Sr. Presidente (Casaretto).- Ausente a la hora de votar.

          Tiene la palabra la diputada Cáceres para expresar el sentido de su voto.

 

-   Luego de unos instantes:

Sr. Presidente (Casaretto).- Ausente a la hora de votar.

          Tiene la palabra el señor diputado Cano para expresar el sentido de su voto.

-   Luego de unos instantes:

Sr. Presidente (Casaretto).- Ausente a la hora de votar.

          Tiene la palabra el señor diputado Cipolini.

 

-   Luego de unos instantes:

Sr. Presidente (Casaretto).- Ausente a la hora de votar.

          Tiene la palabra la señora diputada Cornejo para expresar el sentido de su voto.

 

Sra. Cornejo.- Mi voto es afirmativo, señor presidente.

 

Sr. Presidente (Casaretto).- Tiene la palabra el diputado del Cerro para expresar el sentido de su voto.

 

-   Luego de unos instantes:

 

Sr. Presidente (Casaretto).- Ausente a la hora de votar.

          Tiene la palabra el señor diputado Enriquez para expresar el sentido de su voto.

-   Luego de unos instantes:

Sr. Presidente (Casaretto).- Ausente a la hora de votar.

          Tiene la palabra el señor diputado Estévez.

-   Luego de unos instantes:

Sr. Presidente (Casaretto).- Ausente a la hora de votar.

          Tiene la palabra el diputado Carlos Alberto Fernández para expresar el sentido de su voto.

-   Luego de unos instantes:

Sr. Presidente (Casaretto).- Ausente a la hora de votar.

          Tiene la palabra el señor diputado García para expresar el sentido de su voto.

-   Luego de unos instantes:

Sr. Presidente (Casaretto).- Ausente a la hora de votar.

          Tiene la palabra la diputada Ramiro Gutiérrez para expresar el sentido de su voto.

-   Luego de unos instantes:

Sr. Presidente (Casaretto).- Ausente a la hora de votar.

          Tiene la palabra el señor diputado Iglesias para expresar el sentido de su voto.

-   Luego de unos instantes:

Sr. Presidente (Casaretto).- Ausente a la hora de votar.

          Tiene la palabra la señora diputada Joury.

-   Luego de unos instantes:

Sr. Presidente (Casaretto).- Ausente a la hora de votar.

          Tiene la palabra el señor diputado López para expresar el sentido de su voto.

-   Luego de unos instantes:

Sr. Presidente (Casaretto).- Ausente a la hora de votar.

          Tiene la palabra el señor diputado Martín para expresar el sentido de su voto.

 

-   Luego de unos instantes:

 

Sr. Presidente (Casaretto).- Ausente a la hora de votar.

          Tiene la palabra la señora diputada Rey para expresar el sentido de su voto.

-   Luego de unos instantes:

Sr. Presidente (Casaretto).- Ausente a la hora de votar.

          Tiene la palabra la diputada Rezinovsky para expresar el sentido de su voto.

 

Sra. Rezinovsky.- Mi voto es afirmativo, señor presidente.

 

 

Sr. Presidente (Casaretto).- Tiene la palabra el señor diputado Ritondo para expresar el sentido de su voto.

 

Sr. Ritondo.- Mi voto es afirmativo, señor presidente.

 

Sr. Presidente (Casaretto).- Tiene la palabra el señor diputado Rodríguez Saá para expresar el sentido de su voto.

-   Luego de unos instantes:

Sr. Presidente (Casaretto).- Ausente a la hora de votar.

          Tiene la palabra el diputado Tonelli para expresar el sentido de su voto.

-   Luego de unos instantes:

Sr. Presidente (Casaretto).- Ausente a la hora de votar.

          Tiene la palabra el diputado Valdés para expresar el sentido de su voto.

Sr. Valdés.- Mi voto es negativo, señor presidente.

Sr. Presidente (Casaretto).- Tiene la palabra la diputada Zuvic para expresar el sentido de su voto.

 

-   Luego de unos instantes:

Sr. Presidente (Casaretto).- Ausente a la hora de votar.

          El señor diputado Quetglas había solicitado el uso de la palabra para modificar el sentido de su voto.

 

Sr. Quetglas.- Señor presidente: me abstengo de votar.

 

Sr. Presidente (Casaretto).- Así se consigna, señor diputado.

          Se cierra la votación.

          Por Secretaría se dará lectura del resultado.

 

-   Finalizada la votación nominal, conforme al tablero electrónico, sobre 237 señores diputados presentes, 57 han votado por la afirmativa, 134 han votado por la negativa y se han registrado 23 abstenciones.

Sr. Secretario (Cergnul).- Se han registrado 57 votos afirmativos, 134 negativos y 23 abstenciones.[7]

 

Sr. Presidente (Casaretto).- Queda rechazada la moción.

 

                                                                                                           - 61 -